Select Menu

Municipios

Latinoamerica

Sociedad

.

.

Argentina

.

.

Deportes

Internacionales

Cultura y Educación

» » Argentina Delata

(16/02/17 - Gestión Macri, Opinión, *Por Hugo Delgado)-.El gobierno neoliberal conservador de Cambiemos, encabezado por el PRO de Mauricio Macri y sus partidos satélites (UCR, ARI, FE, GEN y otras fuerzas menores) jaqueado por sus políticas antipopulares y los excesivos actos de corrupción y ataque a valores propios de nuestro pueblo como los derechos humanos parece encaminado, cada vez más, a una bordaberrización o o a la huida.

Cada vez más repudiado por sectores tan diversos como el cuarenta y nueve por ciento que no lo votó, pero a la vez por una masa cada vez más creciente de jubilados, docentes, y el núcleo de trabajadores más beneficiados por el kirchnerismo que se creyó clase media y repudió sus medidas populares (como un amplio sector de camioneros, taxistas y colectiveros y conductores de FF CC) el gobierno busca golpes de efecto que le devuelvan el favor electoral.

En este sentido parece haber desarrollado una estrategia dual para intentar contener el creciente aumento de la inseguridad por un lado y de las protestas sociales por el otro.

Decidido a negar, a fuerza de enunciarlo, que el aumento de los hechos delictivos se deban pura y exclusivamente a la aplicación de sus políticas neoliberales y conservadoras, desde la gestión que encabeza Mauricio Macri, parecen empeñados en adjudicar el tema a la divina providencia, o a la maldad de los pobres o a cualquier otra cuestión social o de cualquier índole, menos a sus políticas de privilegios hacia el poder económico concentrado y a la alevosa gravosidad establecida sobre los sectores populares.

Así las cosas este tema fue utilizado para llenar el conurbano de gendarmes que dan a la zona un aspecto de territorio ocupado y que, a la vista de las acciones que realizan (esencialmente pedir licencias de conducir, seguro y papeles de propiedad de vehículos y motocicletas) parecen confirmar que su tarea no es perseguir delincuentes sino controlar a la población.

En paralelo a esto, la ministra más cuestionada del gabinete, la cada vez más afecta a disfrazarse con uniformes varios Patricia Bulrich, lanzó una suerte de Programa Argentina Delata, invitando a los ciudadanos a denunciar todo tipo de actividad sospechosa, desde aviones a personas.

Esta acción, supuestamente destinada a controlar la seguridad, en realidad pareciera destinada a modificar el paradigma de conducta social de los argentinos y establecer una sociedad delacionista que modifique el componente solidario natural de los argentinos y lo vuelque hacia el sálvese quien pueda del ideario neoconservador derechista del gobierno.

Quizás el afán disociador apunte a quebrar lo que serían las naturales protestas a la brutal transferencia de capitales que encara el gobierno vía tarifazos en los servicios públicos, quita de subsidios a los sectores de menores ingresos mientras mantiene e incluso agrega subsidios a los sectores de mayor poder adquisitivo, como a los autos de alta gama, champagne importado y alfombras.

Lo cierto es que, al menos hasta el momento, nada de esto parece haber dado buenos resultados a la gestión neoliberal de Mauricio Macri que cae de manera violenta en las encuestas que miden el favor popular, incluso en las mediones mandadas a realizar por el gobierno.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Previo
Entrada antigua