Select Menu

Municipios

Latinoamerica

Sociedad

.

.

Argentina

Deportes

Internacionales

Cultura y Educación

» » ¡ASESINOS!

(22/03/17 - Almirante Brown)-.Alrededor de una treintena de familiares de adultos mayores muertos en la Clínica Colón se manifestaron en horas del mediodía de hoy para reclamar justicia para sus seres queridos muertos y el cierre de la Clínica Colón.

Con gravísimas acusaciones, y al grito de ¡asesinos! familiares de jubilados tratados por su obra social, el PAMI, en la Clínica Colón de Rafael Calzada reclamaron justicia e hicieron escuchar sus reclamos.

Del otro lado: nada.

El más absoluto de los silencios fue la respuesta de la clínica ante las gravísimas acusaciones de los familiares de los ancianos fallecidos que iban desde la falta de enfermeros, hasta el maltrato, las amenazas y los estudios facturados y no realizados por parte del nosocomio.

Cuando desde Reporte Sur quisimos hablar con alguna autoridad del lugar, de muy mal modo se nos dijo que el director solo atendía previa solicitud de una entrevista y cuando requerimos el horario de sus tareas se nos informó que "el viene cuando quiere porque es el dueño".

Cuando explicamos al personal que, además del dueño dice ser el director y seguramente alguna función debe cumplir como tal, se nos volvió a responder el no tiene horario y va a la clínica cuando quiere.

En la calle, y también en la vereda de la Clínica Colón, que ya cuenta con el lamentable antecedente de haber sido cerrada por motivos similares años atrás, los familiares desplegaban sabanas con el nombre de las víctimas escrito y su reclamo de justicia.

¡Asesinos!

La palabra resonaba en el aire y uno imaginaba en la puerta la angustia de los familiares, pero también la preocupación de los pacientes allí internados que escuchaban todo esto a la espera de ser tratados.

Los familiares de los muertos denunciaron, por ejemplo, una persona a la que por error no le realizaron la biopsia que los médicos decían esperar para avanzar con el tratamiento; maltrato y amenazas a las personas internadas y absoluto desdén por la salud de las personas internadas.

Tal el caso de Noelia Brizuela, que denuncia que su abuelo Nicolás Olivera murió luego de que médicos de la clínica, donde estaba internado, se negaran a hacerle estudios aduciendo que lo que tenía eran gases.

Lo que preocupa en este caso es que desde la entidad que debe velar por la salud de nuestros mayores, el PAMI, no se haya tomado debida cuenta de que estas cosas están sucediendo, y si bien desde algún lugar se puede decir que pueden no enterarse, no menos cierto es que debería llamarles la atención el volumen de ancianos fallecidos.

Seguramente en los próximos días habrá más información sobre este tema que adquiere una inusitada gravedad, dado que se han comenzado a sumar denuncias de la clínica que atiende jubilados en Burzaco y no sería de extrañar que se extiendan a Claypole y San José.

Informe y Fotografía: Hugo Delgado

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Previo
Entrada antigua