Select Menu

Municipios

Latinoamerica

Sociedad

.

.

Argentina

Deportes

Internacionales

Cultura y Educación

» » El papa Francisco y la violencia yihadista

(15/04/17 - Ciudad del Vaticano)-.El pontífice viajará a Egipto el 28 y 29 de abril, un país en el que la minoría cristiana copta sufre la saña asesina del fundamentalismo islámico que reinvidicó los atentados del domingo pasado en dos iglesias.

No se puede comprender el viaje que realizará el papa Francisco a Egipto, previsto para el 28 y 29 de abril, sin entender la saña asesina que sufre la minoría cristiana copta a manos del fundamentalismo islámico. 

Esta colectividad, retratada junto a otras comunidades en las novelas "El cuarteto de Alejandría", del escritor británico Lawrence Durrell, sufrió el domingo pasado dos atentados suicidas -en iglesias de Tanta y Alejandría- que dejaron por lo menos 46 muertos y más de un centenar de heridos.

Los ataques fueron reivindicados por el grupo islamista radical Estado Islámico (EI) que se ha hecho fuerte en esa zona de la península del Sinaí.

Antentados a Iglesias coptas en Egipto
Los coptos y su papa, Teodoro II, junto a otros religiosos egipcios apoyaron el golpe de Estado encabezado el 16 de julio de 2013 por el mariscal Abdel Fatah al Sisi contra Mohamed Mursi, un dirigente de los Hermanos Musulmanes convertido en el primer presidente elegido en comicios libres de Egipto.

Durante el gobierno de Mursi más de 40 iglesias sufrieron ataques en todo el país, y la comunidad cristiana egipcia, junto con los coptos, fueron uno de los blancos preferidos por los yihadistas.

Si bien la presidencia de Al Sisi fue respaldada luego en las urnas, la relación entre el gobierno egipcio y los coptos se fue deteriorando drásticamente junto con la situación económica. En diciembre de 2016, al menos 23 coptos fueron asesinados en un atentado en la Catedral de San Marcos.

No es nueva la discriminación que sufren los coptos en Egipto, ya que durante siglos esta comunidad fue marginada en un país de mayoría musulmana. En febrero pasado, los yihadistas amenazaron a los coptos y les dijeron que "lo peor" estaba por venir. 

A pesar de la violencia, que está recrudeciendo en Medio Oriente, el Vaticano confirmó el viaje de Francisco y dijo que el papa está muy bien informado sobre lo que ocurre en Egipto, un país de mayoría musulmana donde los coptos constituyen el 10% de la población de 95 millones de habitantes. 

Marginados del Estado y utilizados a veces como chivos expiatorios, muchos coptos se identifican con su origen árabe, aunque no creen que pertenezcan históricamente a esta raza. 

Los coptos son reconocidos como la civilización descendiente de los faraones egipcios. Y se han extendido a otros países vecinos como Libia y Sudán. En Australia hay unos 30.000 coptos, la más grande colectividad después de Egipto, según el sitio web de ABC News. 

Los recientes atentados ocurridos durante el llamado "Domingo de Ramos" provocaron "perturbación y gran sufrimiento", pero de ninguna manera pueden impedir la visita del Papa, reconoció el sustituto de la Secretaría de Estado del Vaticano, Angelo Becciu.

Para este funcionario, los ataques yihadistas buscan impedir el diálogo y una mayor amplitud que, a su juicio, gozan en la actualidad los cristianos coptos.

Cuando se lo consulta sobre el fundamentalismo islámico, el papa Francisco se niega a asociar al islam con el extremismo.

"Ninguna religión es terrorista. El terrorismo cristiano no existe, el terrorismo judío no existe y no existe el terrorismo musulmán... son generalizaciones intolerantes que los fortalecen, basado en el odio y la xenofobia", dijo Jorge Bergoglio, durante la visita que realizo a California, entre el 16 y 18 de febrero pasado. 

Recientemente, la Iglesia católica fue criticada por la presencia del arzobispo de Bolonia, Matteo Zuppi, durante la entrega de armas que hizo la organización separatista vasca ETA en Bayona, Francia, el pasado 7 de abril.

*Por Alberto Galeano, Telam

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Previo
Entrada antigua