Select Menu

Municipios

Latinoamerica

Sociedad

.

.

Argentina

Deportes

Internacionales

Cultura y Educación

» » Ciudad Evita pide justicia para Camila

(29/05/17 - Femicidio)-.Camila Stefaní Cabrera tenía 20 años y dos hijos: una nena de 4 años, Abril, y Nazareno de 1 año. El 9 de febrero de este año fue asesinada por la pareja de su hermana Noelia. 

Fue apuñalada y falleció mientras era trasladada al Hospital Balestrini. Ese día había ido hasta la casa de su hermana, que vivía enfrente, a ayudarla porque estaba siendo golpeada por su pareja, Víctor Federico Ilia, quien al intervenir Camila en la discusión la apuñaló salvajemente. El homicida ya había amenazado con hacer eso cuando alguien de la familia interviniera a defender a Noelia, y lo cumplió.

Sofía, la otra hermana de Camila, relata que este hombre era violento y que anteriormente había golpeada a su pareja estando borracho. Ella ese día quería retirar sus cosas para dejar la casa y recurrió a Camila para que la ayudara. Noelia, la pareja del femicida, ha desaparecido por temor porque fue amenazada por la familia de él, que la hace responsable de los hechos ocurridos.  

Sofía relata que la familia esta devastada por el drama ya que al hijo más chico de Camila, Nazareno, de 1 año, se lo llevó el padre y no le permite ningún contacto con la familia de la joven asesinada.

En el hecho intervino la comisaria distrital 3ª Este de Ciudad Evita. La causa se encuentra en la UFI de Homicidios con el N° 005912/17, caratulada como homicidio de una mujer por un hombre mediante violencia de genero/agravado por el vínculo. La familia dice que no les han brindado ninguna información sobre la causa y que desde la fiscalía les informaron que no precisaban un abogado cuando preguntaron si podían acceder a alguno: “quien lo precisa es el detenido”. Tampoco le ofrecieron un defensor público.

Hace dos años otro femicidio conmovió al barrio. El caso  de Karen Arias, una joven de 16 años asesinada por su novio, Facundo Sebastián Rodríguez, el 21 de abril de 2015 con un disparo en el rostro. El caso fue a juicio y el Tribunal Oral en lo Criminal N°3 de San Justo lo condenó a 24 años de prisión.

“Nunca imaginé que me iba a pasar a mí”
Magnolia Saldivar, madre de Camila, es una mujer paraguaya de origen humilde que se encontraba en su país; a partir de la tragedia tuvo que abandonar todo y venir a hacerse cargo de la situación y de su pequeña nieta, deambulando por comisarías y organismos judiciales pidiendo justicia para su hija, reclamando la tutoría de su nieta y luchando para tener contacto con su otro nieto alejado por el padre. 

Atravesada por el dolor, sin poder contener las lágrimas, dice: “Yo miraba por la tele estos casos y decía pobre gente  y nunca me imaginé que me iba a pasar a mí. Cuando te pasa, quedas shockeada. Además de perder a mi hija, no puedo tener la tutoría de mi nieta porque en el certificado de defunción escribieron mal el DNI de Camila y me hicieron problemas con eso”.

Sofía, hermana de  Camila, afirma: “las mujeres están abandonadas a su suerte, en estos barrios hay mucha violencia, drogas y hemos tenido varios casos de femicidio. Necesitamos ayuda, un número donde llamar, un lugar donde ir si tenemos que abandonar la casa cuando existen hechos de violencia, necesitamos que le presten atención a las denuncias para evitar estos crímenes de mujeres, no es cuestión de que se llegue cuando sucede lo irreparable”. 

También agradece  a la secretaría de la Mujer de SUTEBA Matanza que ha tomado el caso y las viene ayudando, y finaliza diciendo: “el próximo 3 de junio vamos a participar en la marcha a Plaza de Mayo de #Niunamenos, vamos a salir con micros con  familiares, amigos de mi hermana y vecinos, tenemos que estar en la calle todos para parar los femicidios. El gobierno tiene que escuchar y hacer algo”.

Cada 18 horas es asesinada una mujer
El 3 de junio de 2015 cientos de miles de mujeres, acompañadas por muchos hombres se volcaron a las calles conmovidas por el asesinato de la joven marplatense Chiara López, bajo la consigna #Niunamenos. 

A  dos años de ese grito nacional de las mujeres para que se terminen los femicidios, solo ha cambiado el ritmo con que se va la vida de una mujer en la Argentina. Las últimas estadísticas revelan que cada 18 horas es asesinada una mujer.

El próximo 3 de junio a dos años de esa fecha, las mujeres argentinas estarán de nuevo en las calles de todo el país, bajo la consigna “Vivas nos queremos. Ni una menos”, para exigir entre otros reclamos:

*Declaración de la emergencia nacional en violencia hacia las mujeres.

*Refugios y promotoras en prevención de violencia en todo el país.

*Extensión de la licencia por maternidad a seis meses.

*Jardines maternales en barrios, lugares de trabajo y estudio.

*Desmantelamiento de las redes de trata.

*Cárcel efectiva a los violadores.

*Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal seguro y gratuito para no morir.

*Por Emilio González Larrea, ANDAR

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Previo
Entrada antigua