Select Menu

Municipios

Latinoamerica

Sociedad

.

.

Argentina

Deportes

Internacionales

Cultura y Educación

» » La grieta brasileña en Curitiba: pro Moro y pro Lula se manifiestan en la ciudad de Lava Jato

(10/05/17 -Brasil)-.Los movimientos sociales esperan alrededor de cincuenta mil personas para apoyar a Lula. Entre ellos, la ex presidenta Rousseff y el bloque de diputados y senadores del PT.

"Bienvenidos a la República de Curitiba-Todo el apoyo a Lava Jato", dice un cartel publicitario pagado por grupos que son fervorosos militantes del juez Sergio Moro en la Avenida Anita Garibaldi, por donde deberá pasar mañana el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva para declarar como procesado ante este magistrado.

Curitiba, capital del estado sureño de Paraná, considerada la más "europea" de las capitales brasileñas, es a partir de hoy el epicentro de la grieta brasileña, la polarización entre izquierda y derecha que gira en torno a la declaración indagatoria por el juicio por corrupción que está siendo presentada como un ring de boxeo entre Lula, el acusado y Moro, el juez..

Pese a que Moro pidió por Facebook a quienes lo apoyan que se abstengan de manifestarse para evitar la violencia, hoy el Movimiento Curitiba contra la Corrupción anunció para mañana un acto de apoyo a la Operación Lava Jato en el Museo Oscar Niemeyer, famoso mundialmente porque tiene forma de ojo.

"Para nosotros, la prisión de Lula significaría que nadie está por encima de la ley. Pese a lo que Moro pidió, haremos pacíficamente un acto ecuménico, con velas y camisetas blancas para apoyar al Poder Judicial", dijo a Télam el coordinador del Movimento Curitiba contra la Corrupción, Cristiano Rogeri, al anunciar el acto en esta capital.

La manifestación se hará en paralelo a otra en el centro de la ciudad que preparan el Frente Brasil Popular, que reúne a sindicatos, partidos políticos y movimientos sociales que respaldan a Lula y ven a la Operación Lava Jato como un instrumento de persecución y criminalización de las políticas de izquierda.

Así lo afirmó a Télam la presidenta de la Central Unica de Trabajadores (CUT) del estado de Paraná, Regina Cruz: "Nosotros convocamos a una jornada por la democracia, para denunciar que el golpe contra Dilma Rousseff instaló una agenda que retira derechos de los trabajadores y que judicialmente criminaliza al Partido de los Trabajadores (PT)".

Cruz dijo que los movimientos sociales esperan 50.000 personas para apoyar a Lula.

Entre ellos, la ex presidenta Rousseff y el bloque de diputados y senadores del PT.

"Nosotros no queremos problemas. Lula es el líder más querido de Brasil y venimos a apoyarlo y a denunciar que existe en Brasil un proceso de quitar derechos", dijo la dirigente sindical.

La conferencia de los pro-Moro se hizo en el salón de un hotel en el centro de esta ciudad, mientras que los movimientos pro-Lula se ubicaron en un terreno detrás de la estación central de trenes de Curitiba y al lado del estadio del Paraná Clube.

Familias de campesinos del Movimiento Sin Tierra (MST) montaron asentamientos y la logística para apoyar a Lula. La jornada comenzó con el corte de la ruta BR277 que une a Curitiba con Londrina, para hacer un homenaje a un campesino asesinado hace 10 años por la policía.

Pero ningún grupo podrá llegar cerca del edificio de la Justicia Federal ubicado en la Avenida Anita Garibaldi 888. Un operativo de seguridad de cierre de calles comenzó a ser implementado.

En las calles del exclusivo barrio Batel y en el centro histórico pueden observarse los automóviles con adhesivos con la cara de Moro y la frase "Yo apoyo a Lava Jato".

En frente a los tribunales donde trabaja Moro y que se convirtieron en el edificio que es eje de la agenda política del país desde 2014, hay una pequeña plaza tomada por simpatizantes del magistrado y el fiscal Deltan Dallagnol, el coordinador del grupo del Ministerio Público que investiga el Lava Jato.

La policía retiró a los militantes pro-Moro que acamparon anoche allí luego de que una jueza determinara la prohibición de este tipo de protestas, con multas de hasta 10.000 dólares por día.

Otros carteles, con un dibujo con Lula vestido de presidiario fueron pagados por los movimientos que se visten con la camiseta amarilla, también están diseminados por el trayecto que deberá hacer Lula para declarar. Pero fueron alterados con corazones rosas y la inscripción "Lula robó mi corazón". La batalla se da, también, en los carteles.

Curitiba, una capital cultural y ecológica, pionera mundial en transporte público de alta calidad y espacios verdes planificados, repetirá en las próximas horas el escenario de la polarización brasileña que acompaña en paralelo a la peor crisis de su historia.

*Por Pablo Giuliano, Telam

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Previo
Entrada antigua