Select Menu

Municipios

Latinoamerica

Sociedad

.

.

Argentina

Deportes

Internacionales

Cultura y Educación

» » La Plata: Hijos de víctimas de la CNU describieron los tiempos en que campeaba el terror

(31/05/17 - Lesa Humanidad)-.La hermana de un joven peronista asesinado por la CNU en 1976 recordó hoy que ese grupo parapolicial de ultraderecha acribillaba a balazos a sus víctimas después de secuestrarlas en la ciudad de La Plata o en las vecinas Berisso y Ensenada, al sudeste del Gran Buenos Aires. 

Graciela Rayson señaló que su hermano Daniel fue fusilado a mansalva con 19 disparos por la espalda, al declarar en el juicio que se desarrolla en la capital bonaerense contra Carlos "el Indio" Castillo y Juan José "Pipi" Pomares (foto), integrantes de la mencionada CNU al momento de producirse los hechos.

Daniel Rayson era estudiante de derecho y trabajaba en la fábrica Propulsora Siderúrgica de Berisso cuando fue secuestrado el 19 de febrero de 1976 en su domicilio de la calle 171 entre 16 y 17 de esa localidad por un grupo armado que utilizaba uniformes y cascos. 

Su cadáver fue encontrado tiempo después junto al de un trabajador del Astillero Río Santiago, Alcides Méndez Paz, en la localidad bonaerense de Coronel Brandsen y la policía mostró a Graciela una foto de su hermano asesinado.

"En la foto mi hermano estaba boca abajo junto a otro chico sobre una zanja, con 19 balazos en su espalda. En otra imagen, además, se veía que en sus redondos ojos verdes tenía un gran hematoma. Cuando pregunté qué era eso, me dijeron que había sido el tiro de gracia que le dieron, por si había quedado vivo", relató.

"Vengo hoy acá a ver si el señor Castillo me da explicaciones. Vine a declarar para encontrar mi paz. No entiendo por qué lo mataron. Nada justifica la muerte, mi hermano no era militante. Era peronista pero nada más", expresó.

El Tribunal Oral Federal 1 de La Plata juzga a Castillo y Pomares por secuestros y homicidios cometidos por la CNU antes y después del golpe cívico militar del 24 de marzo de 1976.

Durante la audiencia de hoy, prestó también declaración Ariel Alberto Suárez, el hijo de Luisa Marta Córica, actriz y delegada sindical del Hipódromo de La Plata, militante de la tendencia revolucionaria del peronismo, asesinada por la CNU. Córica fue secuestrada por un grupo de tareas del grupo parapolicial el 6 de abril de 1975 en la estación de trenes de La Plata y asesinada a balazos un día después en un paraje de Los Talas, en Berisso

"Soy el hijo de una militante que, como tantos otros, fueron asesinados antes y después del golpe", relató Suárez, quien tenía 10 años cuando su madre fue secuestrada y apuntó esta mañana que, al igual que sus hermanos, estaba "muy al tanto de las actividades" de la madre "y muy pendiente de lo que pudiera pasar". 

Contó que miembros de la CNU comenzaron a hostigarla, que vivían en en una casa en 16 y 37 de La Plata y que, antes de que fuera secuestrada, una noche encontró a la mamá "espantada en la cama. Me pidió que me quedara quieto y callado, y advertí que con ella había un hombre fumando que, tras amenazarla, se retiró".

"Recuerdo que una vez le pregunté a mi mamá qué hacíamos si él (Castillo) la mataba y no pudo responder nada. Ese día creo que ella se dio cuenta de lo que mis hermanos y yo estábamos sufriendo". evocó.

Corica fue secuestrada en la terminal de tren de La Plata por seis hombres, cuando iba a su trabajo. Su cuerpo apareció tiempo después con las manos atadas con alambre y varios impactos de bala, entre otras heridas, dijo Ariel Suárez y concluyó: "Hace 42 años que espero un poco de justicia".

Si bien los casos de Corica y Rayson no son objeto de este juicio, los testimonios de sus familiares fueron pedidos para conocer mejor el contexto en el que actuaba la CNU y los efectos que provocó.

Castillo está acusado por el secuestro y homicidio de Carlos Antonio Domínguez y el secuestro de Roberto Fiandor, perpetrados el 12 de febrero de 1976, y por el secuestro y homicidio de Leonardo Guillermo Miceli, el 19 de abril del mismo año, en ambos casos con robo y violación de los domicilios de las víctimas. También por el secuestro y homicidio de Hugo Dinotto y Graciela Martini y el secuestro de Adelaida Barón y Daniel Pastorino, entre el 3 y 4 de abril de 1976. En el caso de "Pipi" Pomares, llegó al juicio oral y público acusado por su participación en el caso que abarca a estas últimas cuatro víctimas, de las cuales Barón y Pastorino sobrevivieron.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Previo
Entrada antigua