Select Menu

Municipios

Latinoamerica

Sociedad

.

.

Argentina

Deportes

Internacionales

Cultura y Educación

» » "No hubo guerra sucia, acá hubo un ejército que avasalló todos los derechos humanos"

(01/05/17 - DD H)-.A cuarenta años de la primera vuelta en la plaza, una de sus fundadoras e incansable militante, Nora Cortiñas, apuntó contra los discursos que niegan el genocidio y enfatizó la lucha por los Derechos Humanos.
  
Ahora se quiere desdibujar la historia que vivimos. Acá no hubo guerra sucia, acá hubo un ejército que avasalló todos los derechos humanos.

Hoy las Madres de Plaza de Mayo cumplirán 40 años desde que dieron la primera vuelta en el lugar que las volvió un símbolo histórico de la lucha contra la dictadura militar y la memoria.

Una de ellas es Nora Cortiñas, perteneciente a la línea fundadora, quien desde la desaparición de su hijo Gustavo, se incorporó a la organización y no se detuvo hasta el día de hoy.

“Ahora se quiere desdibujar la historia que vivimos. Acá no hubo guerra sucia, acá hubo un ejército que avasalló todos los derechos humanos”, expresó en un programa de Radio Nacional.

“Norita” se incorporó semanas después de que el por entonces grupo de mujeres en busca de sus hijos desaparecidos, protagonizara la primera marcha en la Plaza de Mayo.
“Ahí empezó la historia, empezamos a ir a las comisarías, a hacer los habeas corpus”, recordó.

Su hijo Gustavo, de 24 años, comenzó la militancia de la mano del Padre Mugica, pero luego de ser asesinado por la Triple A, se incorporó decidido a la Juventud Peronista, la cual integró la organización política-guerrillera Montoneros.

“En el gobierno peronista hubo terrorismo de Estado”, opinó al respecto la presidenta de la línea fundadora. “María Estela de Perón algún día deberá comparecer en la justicia”, remarcó.

La última vez que vio a su hijo fue en el almuerzo de las pascuas de 1977. 
El mismo día en que fue secuestrado tomándose el tren para ir al trabajo, la familia de Gustavo sufrió un violento allanamiento en su casa.

Su incorporación a las Madres de Plaza de Mayo
Después de muchos días de extrema angustia que le produjo no tener información sobre su hijo, Nora se sumó a la organización de mujeres que pedían por sus hijos.

“Varias veces nos llevaron presas para que no volvamos a la plaza al jueves siguiente”, contó, admitiendo también que “antes de la desaparición de las madres, creíamos que éramos invulnerables”.

El plan sistemático de secuestro, tortura y desaparición de personas ocurrió en silencio y con muy poca certeza de lo que realmente estaban viviendo miles de personas en los centros clandestinos de detención. Sin embargo, al mismo tiempo el terror hacía crecer una expresión política inédita en la historia del país y también en el mundo entero. 

“Los militares no contaron que ese terrorismo de Estado iba a hacer florecer el amor de las madres”, manifestó Nora Coriñas.

“Siempre fue una tragedia la desaparición, porque nunca hubo una explicación de que pasó con esa persona. Eso no tiene perdón, no tiene olvido, aunque no queremos venganza. Queremos que se abran los archivos y que los jóvenes entregados recuperen su verdadera identidad”, expresó con voz calma.

Una madre activa
Con sus 87 años de lucha, Nora continúa acompañando muchas causas por los derechos humanos del presente, siendo actualmente una de las madres más activas.

Pese a sus diferencias con el sector de Madres que conduce Hebe de Bonafini, Coriñas no le esquiva a reconocer logros de la última década, en manos del kirchnerismo.

“Le reconozco más logros a Néstor. Por la bajada de cuadros, la derogación de leyes de impunidad y los juicios a los represores”, opinó.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Previo
Entrada antigua