Select Menu

Municipios

Latinoamerica

Sociedad

.

.

Argentina

Deportes

Internacionales

Cultura y Educación

» » Con la visita de Xi Jinping a Hong Kong, se profundiza la política “un país, dos sistemas”

(28/06/17 - China)-.El presidente chino realizará este jueves su primera visita oficial a Hong Kong, por el vigésimo aniversario de la devolución por parte del Reino Unido de la región administrativa a China.

Con la primera visita oficial del presidente chino Xi Jinping (foto) el próximo jueves a Hong Kong como parte del 20° aniversario de la devolución del Reino Unido de la región administrativa a China, se profundizan las relaciones con el amplio apoyo de Beijing a Carrie Lam, la jefa electa del Ejecutivo hongkonés y primera mujer en la historia que jurará su cargo el domingo.

“Los progresos ya conseguidos constituyen una buena base para Lam y el gobierno central ofrecerá un apoyo firme y eficiente, lo que se entiende como una garantía sólida para ella. Además, los avances económicos del país ofrecen suficiente espacio y oportunidades para el progreso de Hong Kong”, dijo en diálogo con Télam, el analista político chino, Xu Shaojun.

Lo trascendental de este aniversario es uno de los temas centrales para el gobierno de la República Popular China por estas horas. La histórica visita de Xi, que llega por primera vez desde que asumió en 2013, motoriza festejos con un gran dispositivo de seguridad, pero también hay protestas de grupos políticos opositores.

“Las peticiones y discrepancias políticas, la diferencia entre ricos y pobres, la débil recuperación de la economía internacional, todo pueden significar serios desafíos para el nuevo gobierno. Pero, se ve que los hongkongneses le tiene fe a Lam y esperamos que los pueda dirigir hacia un futuro mejor”, sostuvo Xu.

El lunes, el propio presidente sostuvo que durante los últimos 20 años la política de “un país, dos sistemas”, “ha probado que no sólo es la mejor solución para Hong Kong” sino que es “el mejor arreglo institucional a largo plazo para la prosperidad y la estabilidad desde su devolución”.

En diciembre de 1984, los gobiernos de China y Reino Unido firmaron una declaración para devolver Hong Kong a partir del 1 de julio de 1997.

La isla de Hong Kong, donde viven siete millones de personas, fue base de la irrupción europea y hoy enclave comercial entre China y el mundo, es producto del colonialismo británico y del tironeo y avasallamiento de occidente en la Guerra del Opio, en 1840.

En 1898, Gran Bretaña forzó a China a arrendarle sus nuevos territorios y 235 islas periféricas por 99 años. Recién en 1982 y, tras la visita de Margaret Thatcher a Beijing, se iniciaron las negociaciones de retorno a China y con las reformas del entonces presidente Deng Xiaoping, Hong Kong se consolidó como un socio clave para el comercial chino con el mundo.

En 1985, recordó el analista político, el entonces Secretario General de la ONU, Javier Pérez de Cuellar, comentó: “si había tantas tensiones y conflictos en otras regiones del mundo, era ejemplar la solución pacífica del conflicto heredado por la historia entre las dos potencias”.

El 1 de julio de 1997, China “recuperó el ejercicio total de la soberanía sobre Hong Kong y ésta se convirtió en una Región Administrativa Especial de China. A 20 años, sigue siendo, según las instituciones internacionales, “una de las economías más libres, competitivas y dinámicas”, dijo Xu.

El crecimiento económico anual es del 3,3%, con un PIB per cápita de 340 mil dólares, “lo que mantiene a Hong Kong entre las economías más desarrolladas” del mundo, remarcó. Allí, “el sistema de Derecho es de tipo común y sigue vigente. Una buena legalidad se entiende como la garantía básica de un comportamiento eficiente de la economía”, dijo.

Para él, la política de “un país, dos sistemas” fue “la llave para solucionar en forma pacífica el conflicto entre China y el Reino Unido y la base para los progresos socioeconómicos. Vale la pena festejar el vigésimo aniversario del retorno”, opinó.

En un ejercicio de la historia, Xu, especialista con base en Beijing y analista en la televisión pública china CGTN, contó que durante el periodo de la colonia, el gobernador “era directamente nombrado por el Reino Unido y los legisladores por el gobernador. Los hongkongneses desconocían la democracia”.

Luego del retorno y siguiendo las estipulaciones de la Ley Básica de la Región Administrativa Especial (RAE), Hong Kong avanzó “en un progreso gradual de la democracia, pues los hongkongneses son dueños de la región. Al inicio, eran 60 bancas en el consejo legislativo y una pequeña parte, nombrada por el jefe ejecutivo de la RAE. Ahora, hay 70 y todos electos, mitad en forma directa y mitad en forma indirecta”.

“El ejecutivo es electo en la región y nombrado por el gobierno central. La elección es a través de una comisión electoral que, estaba compuesta por 400 miembros, y hoy son 1.200. Hay una amplia envergadura de participación democrática”, sostuvo.

 Para él, el sistema “un país, dos sistemas” es “una innovación” y significa “el socialismo en la parte continental y el capitalismo en Hong Kong, mientras que las dos partes pertenecen a China”.

De acuerdo con esta política, aparte de la defensa nacional, la diplomacia y la decisión final del desarrollo del sistema político, que son reservados para el gobierno central, “todo compete al gobierno de la RAE. Tienen su propia moneda, la adjudicación final y la aduana independiente”, ilustró.

Con respecto a las protestas de muchos hongkoneses a la política central y la férrea oposición, el analista sostuvo que “como en todos los lugares del mundo, en Hong Kong hay grupos políticos de diferentes ideologías. Todos procuran progresos democráticos. Pero, la oposición pide más”.

Y explicó: “La Ley Básica establece un desarrollo gradual de la democracia mientras que la oposición quiere cambios radicales. De acuerdo a la ley, la comisión electoral puede transformarse en una comisión de nominación de candidatos al jefe ejecutivo y todos electores de Hong Kong, cada uno con su voto, los votan.”

En 2014, dijo Xu, “el Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional aprobó un proyecto al respecto y, lamentablemente, fue negado por la oposición. Si hubiera sido aprobado, los electores hubieran tenido la oportunidad de votar al nuevo jefe ejecutivo en 2017. Es una pena”.

Con la presencia de Xi en la ciudad, Carrie Lam, jurará a su cargo y en declaraciones a la prensa sostuvo que reducirá las divisiones en la ciudad y mejorará la relación entre el gobierno y la oposición.

*Por Leticia Pogoriles, Telam, desde Beijing

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Previo
Entrada antigua