Select Menu

Municipios

Latinoamerica

Sociedad

.

.

Argentina

Deportes

Internacionales

Cultura y Educación

» » Lugo fue electo jefe del Senado por la misma alianza que lo sacó de la presidencia

(15/06/17 - Paraguay)-.De los cuarenta y cinco integrantes del Senado, veinticuatro votaron por Lugo, aunque el titular del Congreso, el liberal Roberto Avecedo, ya había levantado la sesión. 

De hecho, diarios de Asunción hablaron de una “sesión mau”, un adjetivo que en el país se usa para mencionar el carácter secreto o clandestino de un hecho, y que tiene origen en el accionar de la sociedad secreta keniata Mau-Mau, en la década de 1940.

Oficialistas colorados enrolados con el presidente Horacio Cartes y una parte de los liberales, sumados a los propios legisladores del Frente Guasú que encabeza Lugo, votaron la designación del ex obispo.

Antes, la oposición se había retirado de la sala y el presidente saliente, el liberal Acevedo, había dado por cerrada la sesión. El vicepresidente segundo del cuerpo, Carlos Filizolla, asumió entonces la titularidad ocasional, pasando por encima del vicepresidente primero Eduardo Petta, y decidió abrir una sesión extraordinaria. 

Petta, del opositor centrista Partido Encuentro Nacional (PEN) denunció que la sesión en la que se eligió a Lugo es "totalmente ilegal", aunque no precisó si su partido impulsará alguna medida para intentar revocarla. 

Las nuevas autoridades del Congreso asumirán el 1 de julio hasta completar el actual período legislativo, a mediados de 2018, dos meses después de las elecciones nacionales que se harán en abril. 

Lugo fue presidente de Paraguay desde agosto de 2008 a junio de 2012, cuando fue destituido mediante un controvertido juicio político impulsado por el Partido Colorado y los liberales del PLRA, poco después de la llamada "masacre de Curuguaty", que enfrentó a policías y campesinos sin tierra en un predio rural con el saldo de 17 muertos. 

Su elección hoy fue a propuesta del senador Sixto Pereira y acompañada por los aliados, en medio de una alterada sesión extraordinaria en la que se registraron fuertes discusiones y agresiones verbales.

La discusión, en verdad, se había iniciado antes, por la aprobación de los oficialistas y aliados del acta de la reunión del 31 de marzo, cuando se aprobó el proyecto de reelección.

Fue el senador oficialista Juan Darío Monges el que pidió que se aprobaran las actas de la sesión del 31 de marzo, aunque ese paso solo otorgaba un manto de legalidad simbólica a aquel debate, porque Cartes declinó sus aspiraciones de buscar un nuevo mandato.

En aquel momento, la bancada de Lugo votó en favor de la iniciativa que habilitaba la reelección presidencial -vetada en la Constitución paraguaya- que beneficiaba a Cartes, aunque también a él mismo, que podría entonces volver a ser candidato.

Desde el oficialismo se argumenta que la Asociación Nacional Republicana (ANR), el nombre oficial del coloradismo, se busca gobernabilidad para el último año de gestión de Cartes como presidente, y por eso se negociaron cargos con los aliados a partir de una agenda legislativa en común.

Un dato saliente de la designación es que el ex obispo queda en la línea de sucesión del mandatario, que, si es electo senador en las próximas elecciones generales, podría renunciar antes de culminar su mandato.

Los senadores que sean electos asumirán el cargo el 30 de junio del próximo año, mientras que el periodo presidencial culmina recién en agosto, reseñó la agencia DPA.

También puede darse que el jefe de Estado decida no renunciar y jurar como legislador recién una vez que deje la titularidad del Ejecutivo, pero corre el riesgo de que no lo dejen, como sucedió con Nicanor Duarte Frutos en el 2011.

Lugo abandonó sus hábitos religiosos como obispo para dedicarse a la política y, con una alianza con el PLRA, logró una histórica victoria en las elecciones generales del 2008, que dejó a los colorados fuera del poder por primera vez en 60 años. Tras su salida del cargo, en el 2013 fue elegido senador.

En la sesión de hoy, además, Jorge Oviedo Matto, de la Unión Nacional de Ciudadanos Éticos (Unace) -el partido del fallecido Lino Oviedo- fue electo vicepresidente primero y el liberal Blas Llano vice segundo.

Los 25 legisladores que hoy se quedaron en el recinto son los mismos que aprobaron la reelección en marzo, aunque esta vez la colorada Mirtha Gusinky se abstuvo.

En tanto, en Diputados, se dio una réplica exacta de esa alianza legislativa: colorados cartistas, parte de los liberales, Encuentro Nacional y el Frente Guasu eligieron con 44 votos, al titular del Partido Colorado, Pedro Alliana, como nuevo jefe de la Cámara, en reemplazo de Hugo Velázquez desde el próximo 1 de julio.

El cambio se dio en ausencia del propio Velázquez, quien se negó a convocar a la sesión extraordinaria porque no hubo antes sesión preparatoria, y por eso dio por levantada la sesión. Pero el titular de la Comisión de Legislación, Ramón Romero Roa, tomó su lugar y avanzó con la designación de las nuevas autoridades.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Previo
Entrada antigua