Select Menu

Municipios

Latinoamerica

Sociedad

.

.

Argentina

Deportes

Internacionales

Cultura y Educación

» » "¡Negros de Mierda, Villeros, Mogólicos!"

Champa durante la agresión que protagonizó contra trabajadores 
(16/06/17 - Gestión Macri, Seleccionado de Transilvania)-.La noticia debiera ser el reclamo laboral de trabajadores de maestranza del Ministerio de Justicia, en conflicto hace tres meses, al Ministro Garavano, que reclamaban una reestructuracion salarial, pero se transformó en una muestra más del racismo, el odio y la intolerancia que estereotipan al militante PRO promedio.

En medio del reclamo, una funcionaria PRO se acercó a los trabajadores y empezó a increparlos, reclamándoles callarse, pretendiendo establecer niveles de conducta afines a su criterio y luego mandándolos "a trabajar". 

El reclamo, que en todo caso debería haber sido recibido por el Ministro, pero muy por el contrario, tanto Garavano, como sus funcionarios presentes, agredieron, insultaron y provocaron a los trabajadores, sacándolos a empujones.

Los trabajadores reclamaban que con su sueldo, de diez mil pesos, no les alcanza para vivir, a lo que el ministro, ya así, en minúscula como su estatura política, respondió con empujones y gritos junto a un grupo de acompañantes musculosos que lo rodeaban, empujando a mujeres y hombres, pero esencialmente, y esto es lo grave, a mujeres que reclamaban.



Allí fue cuando entró en escena Flavia Champa, secretaria de Sergio Kuchevatsky, Secretario Ejecutivo del Archivo Nacional de la Memoria, una morocha tuneada que pretendía que los trabajadores se fueran a trabajar y ante la respuesta de los trabajadores y trabajadoras a su planteo intolerante comenzó a denigrarlos con todo tipo de expresiones racistas, discriminatorias y sobre todo claramente connotadas con un profundo odio de clase.

"¡Negros de Mierda!" mordió Champa con profundo odio que se veía en sus gestos irritados, a lo que siguió una catarata de nuevas denostaciones que incluyeron "mogólicos" y "villeros".


Champa según ella misma en Pinterest
Champa, que no es precisamente una afrikaaner, demuestra claramente con sus palabras el accionar de los planes de gobierno PRO-Cambiemos, que con una postura lombrosiana manda a su policía a perseguir "pibes morochos" porque los considera "sospechosos" y considera que tener una enfermedad como el síndrome de down, la mala suerte de haber sido marginados por el sistema y vivir en una villa o simplemente ser morochos (negros de mierda) son parte de una argentina que debe conformarse con tener o no trabajo y en caso de tenerlo conformarse con ello aunque no le alcance para vivir.

Esta grieta, como diría el mercenario mediático Jorge Lanata, en realidad no es una grieta, esta es la clara expresión del odio de clase que tantas veces atemoriza enunciar con la claridad necesaria, un odio de clase que, por más que se haga lo que se haga nunca va a cesar, porque del mismo modo que hace dos mil años odiaban a los esclavos hoy odian a los trabajadores y son justamente estos, los trabajadores, las mayorías que integran el campo popular quienes deben tener muy claro que votando a los esclavistas de ayer o a los neoliberales de hoy no van a terminar con ese odio, sino que por el contrario les van a dar vía libre para ejercerlo.

Otra clara demostración del desprecio y temor que sienten los funcionarios PRO-Cambiemos ante la proximidad de quienes trabajan o reclaman derechos por ellos arrebatados, es este video al que Reporte Sur ha accedido en exclusiva que muestra rubias funcionarias PRO-Cambiemos saliendo por la ventana de la oficina en que trabajan para no cruzarse con la protesta.



«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Previo
Entrada antigua