Select Menu

Municipios

Latinoamerica

Sociedad

.

.

Argentina

Deportes

Internacionales

Cultura y Educación

» » Santiago / Megacausa 3: Separan a un represor por no hallarse en condiciones físicas ni psíquicas

(09/06/17 - Lesa Humanidad)-.El Tribunal Oral Federal de Santiago del Estero (TOF) resolvió hoy separar del juicio al policía retirado Eduardo Bautista Baudano (foto) por no hallarlo en condiciones físicas y psíquicas para afrontar el juicio por la denominada "Megacausa 3", donde un ex fiscal federal, militares y policías retirados y un civil son juzgados por delitos de lesa humanidad cometidos antes y durante la última dictadura militar. 

Tras evaluarse distintos exámenes médicos, a cargo de médicos forenses de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, el tribunal separó del proceso judicial a Baudano, de 84 años, por interpretar que "no se encuentra en condiciones físicas de ejercer su derecho a defensa en juicio".

La medida fue aceptada por la fiscal federal Indiana Garzón, no así por los abogados querellantes del Instituto de la Memoria por la Verdad y la Justicia de Santiago del Estero, que hicieron reserva del recurso de casación, en desacuerdo con el dictamen, toda vez que sugirieron la posibilidad que el represor pudiera seguir el desarrollo del juicio a través de un sistema de video conferencia.

En tanto y ante una serie de planteos formulados por los abogados defensores, el TOF integrado por Carlos Lascano, Domingo Batule y Abel Fleming, resolvió "no incorporar" los testimonios recibidos en el anterior y frustrado juicio en el que la Sala IV de la Cámara de Casación decidió reemplazar a los camaristas Juan Ramos Padilla, Alicia Noli y José María Pérez Villalobo.

Asimismo, fueron autorizados a seguir el debate oral desde una sala contigua al recinto principal del Juzgado Federal de Santiago del Estero, a los ex represores Antonio Musa Azar, Tomás Miguel Garbi y Ramiro López Velloso, que durante la última dictadura militar dirigieron la Dirección de Informaciones Policiales (DIP).

En la misma audiencia de hoy, el tribunal inició la ronda de declaraciones de las 160 personas, en su mayoría víctimas de delitos de lesa humanidad, que prestarán su testimonio n las sucesivas audiencias de los días jueves por la "Megacausa 3".

El primer testigo, Mario Alberto Bravo, recordó que fue detenido el 15 de enero de 1975, cuando junto a sus entonces compañeros de la Escuela Industrial, Guillermo Molinillo y Dante Barraza, se encontraban dialogando en un banco de la plaza Libertad, principal paseo público de la capital santiagueña.

"En esa circunstancia fuimos abordados por Juan Bustamante y Raúl Silva, que tras solicitarnos los documentos de identidad, nos trasladaron a la Jefatura de Policía, escoltados por dos policías uniformados y más tarde a la SIDE", precisó.

En su relato, Bravo expresó que junto a Barraza "permanecimos dos días y medio detenidos, no así Molinillo que recién recuperó su libertad siete meses más tarde". "Mientras estuve detenido, fui víctima de golpes, torturas y en mi caso, amenazado que iban a violar a mi madre y hermana en mi presencia, además de hacernos escuchar por handy cuando allanaron mi casa", añadió.

En otro pasaje de su declaración, el ex preso político reconoció a Bustamante como el represor que le mostraba y dejaba arriba de un escritorio un arma de fuego o le indicaba que correr y saltar una cerca perimetral en la que había tres perros, ubicada en los fondos del centro clandestino de detención en la capital santiagueña.

También reconoció a Musa Azar, Garbi, López Velloso, "Loli" García, José "Pepe" Brao, Mario Leiva, Roberto "Sifón" Díaz y a un ex policía apodado "Lagarto Juancho" como los represores encargados de las amenazas y torturas a los detenidos en la denominada "Gestapo Santiagueña".

Ante preguntas del abogado defensor Francisco Cavallotti, el testigo aseguró que "al momento de ser trasladados al interior de la Jefatura de Policía y de ser golpeados y torturados en la DIP "no vio a "Jashulo" Silva".

Una versión que fue confirmada por el represor Bustamante, que declaró que "nunca conocí ni tuve relación alguna con Silva, porque no era policía ni informante" y negó su presencia en la (llamada) SIDE (santiagueña) "porque estuve afectado a la Unidad Regional 1 y tras el golpe militar como custodio del gobernador César Fermín Ochoa".

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Previo
Entrada antigua