Select Menu

Municipios

Latinoamerica

Sociedad

.

.

Argentina

Deportes

Internacionales

Cultura y Educación

» » La Plata: Procesan a un represor condenado, por amenazar con degollar a un juez que visitó el penal

(24/08/17 - Lesa Humanidad)-.La Cámara Federal de La Plata confirmó el procesamiento del agente penitenciario retirado, condenado por delitos de lesa humanidad, Héctor Raúl “El Oso” Acuña (foto), por amenazar con degollar al juez federal César Álvarez, durante una visita que el magistrado concretó al Complejo Penitenciario Federal de Ezeiza en su rol de subrogante del Tribunal Oral en lo Criminal Federal N°1. 

Según consignó el sitio Fiscales, dependiente de la Procuración General de la Nación, la causa se inició con la denuncia realizada por el magistrado ante la Unidad Fiscal Federal de Derechos Humanos.

Los camaristas Julio Víctor Reboredo, Carlos Román Compaired y Roberto Agustín Lemos Arias convalidaron el procesamiento dictado por el juez de instrucción Ernesto Kreplak, que encontró a Acuña, en principio, como autor penalmente del delito de amenazas, previsto y reprimido en la primera parte del artículo 149 del Código Penal. 

Los jueces no hicieron lugar al planteo de la defensa del imputado, que sostuvo que la conducta no era una amenaza sino “una bravuconada propia de una persona en evidente situación de vulnerabilidad por su condición de detenido”, y que por ese motivo “resultaría imposible que lleve a cabo sus presuntos dichos”.

Al formular la denuncia, el juez narró que el motivo original de la visita del 12 de junio de este año era controlar el estado de salud de Miguel Osvaldo Etchecolatz -condenado junto a Acuña, entre otros, por los crímenes cometidos durante el terrorismo de Estado en el centro clandestino de detención “La Cacha”. 

Álvarez aprovechó la ocasión para mantener una entrevista con todos los detenidos de lesa humanidad allí alojados y que estuvieran a disposición del Tribunal Oral en cuestión.

Al momento de conversar con Acuña, Álvarez le recordó que se conocían del juicio de "La Cacha" donde “le había dicho algo así como ‘qué miras pelado’”, pero el represor le habría respondido que “en realidad lo que le había dicho era que ‘lo iba a degollar’”. 

“Ante este cuadro de situación, el doctor Álvarez atinó a solicitarle que ratificara sus dichos, y Acuña volvió a insistir en que, efectivamente, lo quería degollar, para luego proseguir diciendo que sólo respetaba a los que podían matarlo o enfrentarlo y que le proponía tener un mano a mano a modo de lucha física”, reseñaron los camaristas en su resolución.

Para la Cámara Federal, “contrariamente a lo sostenido por la defensa, no se requiere que las amenazas, para ser típicamente relevantes, deban ser ‘graves, serias y posibles’. 

En esa línea, los jueces del Tribunal observaron que la concreción del mal anunciado “era ciertamente posible, en cuanto el denunciante y (Acuña) se encontraban a solas en un recinto, sin que existieran obstáculos que pudieran impedir una eventual agresión física por parte del detenido”.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Previo
Entrada antigua