Select Menu

Municipios

Latinoamerica

Sociedad

.

.

Argentina

Deportes

Internacionales

Cultura y Educación

» » Sobrevivientes hicieron reconocimiento del CCD que funcionó en la IV Brigada Aérea de Mendoza

(26/08/17 - Lesa Humanidad)-.Víctimas y testigos de detenciones ilegales realizaron hoy una inspección judicial en un ex centro clandestino al que recordaron como "un gran campo de concentración", que funcionó en la Compañía de Comunicaciones ubicada en la IV Brigada Aérea de Mendoza. 

El trámite fue parte del sexto juicio por crímenes de lesa humanidad que se sigue en esta provincia y que tiene como imputados al genocida Luciano Benjamín Menéndez y a otros 27 acusados, que cometieron delitos de lesa humanidad que afectaron a 86 personas. 

De la inspección participaron sobrevivientes que estuvieron detenidos en ese lugar: Oscar Guidone, Mario Gaitán y Ricardo Allendes, quienes recorrieron los espacios que ellos recordaron como lugar de su detención, informaron fuentes judiciales.

"Ese lugar es uno de los tantos sitios que se investigan en este juicio y es particular porque tenia cierta fisonomía que todos los recuerdan como `un gran campo de concentración ´ por las torturas y los barracones rodeados de alambres de púa y personal con ametralladoras que había apostado lindando esos alambres", dijo esta noche a Télam el fiscal Daniel Rodríguez.

Los integrantes del Tribunal Oral 1 en lo Criminal Federal de Mendoza, se constituyeron en el lugar acompañados por las partes y realizaron una inspección ocular en el marco del sexto juicio por crímenes de lesa humanidad que tiene a 27 acusados entre los cuales se encuentra el represor Luciano Benjamín Menéndez. 

Este juicio comenzó en octubre de 2016 y durante algunas audiencias se escucharon duros testimonios por parte de sobrevivientes de torturas y a familiares de desaparecidos entre los años 1975, 1976,1977 y 1981.

En este sentido declararon los testigos Luis Gabriel Ocaña, Arturo Galván, Horacio Víctor Lucero, y los de Roberto Marmolejo y familiares de los estudiantes universitarios desaparecidos y asesinados Mario Jorge Susso y Susana Inés Bermejillo, entre otros.
Ocaña, Galván y Lucero eran empleados y miembros de la Comisión Gremial del ex Banco Previsión Social de Mendoza, ubicado en la capital provincial, al momento de su desaparición y posterior tortura.

Por su parte Marmolejo era estudiante y dirigente político de la Tupac (agrupación estudiantil de Vanguardia Comunista) en la UTN, en tanto que Susso y Bermejillo al momento de su desaparición eran militantes del Partido Comunista en la UTN de Mendoza y en la Universidad Nacional de Cuyo (UnCuyo) respectivamente.

Susso y Bermejillo fueron secuestrados en la madrugada del 20 de marzo de 1976 en sus respectivos domicilios, horas más tarde los cuerpos fueron encontrados baleados y con signos de torturas en la intersección de las calles Pescadores y Costanera, en el departamento mendocino de Las Heras. 

El relato más duro de esa quinta audiencia fue el de Luis Ocaña quien contó al Tribunal lo vivido desde su detención clandestina en octubre de 1975 cerca de su domicilio en la localidad mendocina de San José y sus posteriores interrogatorios y torturas en diferentes lugares.

"Me agarraron una cuadra antes de llegar a mi casa y me metieron al baúl de un auto, no sé si vendada la cabeza - no lo recordaba muy bien- y me llevaron a un lugar, me tuvieron tres días y luego me trasladaron a otro que después descubrí que era el "D2", dijo Ocaña y agregó: "allí me preguntaron por mi actividad gremial a los golpes" y recordó: "quienes estaban ahí decían ser policías".

Los sitios indicados por Ocaña fueron el ex Centro Clandestino de Detención conocido como el "D2" (Departamento de informaciones de la Policía de Mendoza); luego en la Penitenciaria provincial y continúo en la Unidad 9 de La Plata y en la cárcel de Caseros hasta su libertad a fines de 1981.

Ocaña en su testimonio contó además cuando los trasladaron en un avión Hércules desde Mendoza, el 27 de setiembre de 1976, a la Unidad 9 de La Plata: "Durante el vuelo, nos caminaban por arriba y la recepción fue terrible porque nos torturaron mucho", concluyó.

Concluida la inspección, que fue la única actividad de hoy, el Tribunal dispuso un cuarto intermedio hasta el 7 de septiembre a las 9.30, cuando se espera la declaración de otros testigos.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Previo
Entrada antigua