Select Menu

Municipios

Latinoamerica

Sociedad

.

.

Argentina

Deportes

Internacionales

Cultura y Educación

» » Una protesta antifascista impidió una concentración de supremacistas

(28/08/17 - USA)-.Cientos de estadounidenses opuestos a una reunión de ultraderechistas protestaron el sábado en San Francisco (oeste) contra la supremacía blanca y el fanatismo ante el anunció de una marcha racista, movimiento en auge luego de que Trump aplicara para ellos la teoría de los dos demonios.

Los manifestantes se reunieron en Alamo Square Park, pese a la cancelación de los ultraderechistas. Todo ello en medio de los temores ante el estallido de nuevos enfrentamientos, como los de Charlottesville.

El líder derechista Joey Gibson (del Patriot Prayer) canceló la llamada ‘Protesta por la libertad’, diciendo que el grupo en su lugar tendría una conferencia de prensa el sábado en Alamo Square Park.

Sin embargo, después de que la Policía rodeó el parque con unas vallas, antes de que llegase la multitud, con el fin de inspeccionar a los que entraban, Gibson dijo que el evento se llevaría a cabo en otro sitio.

Gibson y sus partidarios se dirigieron a Crissy Field, donde debía realizarse la manifestación en un principio, pero se vieron obligados a abandonar la zona después de enfrentarse a los contramanifestantes.

San Francisco en su conjunto, somos una ciudad liberal y este no es un lugar para el odio o cualquier tipo de intolerancia de ningún tipo”, dijo una manifestante, en relación con las recientes movilizaciones de supremacistas blancos.

Alrededor de Alamo Square Park, los manifestantes gritaron: “¿De quienes son estas calles? ¡Nuestras calles!”. Para muchos de ellos la retirada de los ultraderechistas fue una “victoria”.

“San Francisco en su conjunto, somos una ciudad liberal y este no es un lugar para el odio o cualquier tipo de intolerancia de ningún tipo”, dijo una manifestante, en relación con las recientes movilizaciones de supremacistas blancos en Estados Unidos.

El alcalde de ciudad, Ed Lee, defendió la respuesta de sus fuerzas a la derecha, recalcando que “si la gente quiere tener escena en San Francisco, mejor que tenga un mensaje que contribuya a la vida de las personas, en lugar de encontrar maneras de hacerles daño”.

El pasado 12 de agosto, una mujer murió durante las manifestaciones en Charlottesville (Virginia) después de que un supremacista atropellara con su coche la concentración antifascista, levantando así las discusiones sobre la profunda división en Estados Unidos.

Tras este incidente, el presidente estadounidense, Donald Trump, condenó lo ocurrido, aunque atribuyó “a ambos bandos” la responsabilidad del suceso, afirmación por la que el inquilino de la Casa Blanca fue blanco de una ola de críticas, por un lado, mientras que su actitud fue elogiada, por el otro, por los supremacistas blancos y los neonazis estadounidenses, que lo consideraron un ‘apoyo’ presidencial a sus actos.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Previo
Entrada antigua