Select Menu

Municipios

Latinoamerica

Sociedad

.

.

Argentina

Deportes

Internacionales

Cultura y Educación

» » "Quisiera poder decirles que no existe el odio de clase... Pero lamentablemente no puedo hacerlo"

(24/09/17 - Almirante Brown)-.Durante la última sesión del deliberativo browniano el concejal del Frente para la Victoria - PJ Ángel Akike recordó el golpe de estado de 1955 que derrocó el gobierno constitucional de Juan Domingo Perón.

El edil concatenó el hecho con otra jornada luctuosa para la democracia. como la acaecida el 16 de septiembre de 1976, conocida como La Noche de los Lápices, en la que miembros de la dictadura secuestraron a un grupo de estudiantes secundarios que luego fueron torturados y varios de ellos desaparecidos.

Durante su ponencia el edil finalizó reclamando libertad para la presa política del régimen jujeño de Gerardo Morales, Milagro Sala y la aparición con vida del joven artesano Santiago Maldonado, desaparecido hace casi dos meses durante el accionar represivo de Gendarmería Nacional en el Lof Cushamen.

A continuación la ponencia completa del concejal Akike:
Señor Presidente:
Voy a tomar unos minutos de esta sesión, para recordar dos hechos de nuestra historia, que hace un par de días cumplieron un nuevo aniversario: me refiero golpe de estado de septiembre de 1955, y al mal recordado como “La Noche de los Lápices” de 1976.

Entiendo que todos los presentes saben de qué hablo: un golpe de estado, que meses antes no dudo en bombardear para destituir  a Perón, y del secuestro, tortura y desaparición de jóvenes que luchaban por el derecho al boleto estudiantil.

No pretendo dar clases de historia, ni siquiera coincidir en el análisis de estos horrorosos capítulos de nuestra historia. 

Simplemente quiero honrar con la memoria, a las víctimas del odio, la violencia y el terrorismo de Estado.

Quisiera poder decirle a los que perdieron la vida como consecuencia de las bombas, y a los chicos torturados y asesinados por reclamar un derecho.
Que hemos aprendido.

Que los argentinos hemos aprendido a valorar la vida, a defender la democracia, a convivir pacíficamente, a poner el bien común y la patria por sobre cualquier diferencia.

Quisiera poder decirles que no existe el odio de clase, que no se persigue al oponente político, que no se reprime la protesta, que los uniformados ya no son un peligro para el pueblo, que nadie más perdió la vida por razones políticas, que hemos construido un modelo de país donde nadie queda afuera…

Pero lamentablemente no puedo hacerlo. La bendita grieta, la que divide dos claros modelos de país antagónicos, tan vieja como la misma argentinidad, sigue abierta y enorme.

Peor aún, se ensancha con cada medida económica que genera desempleo, pobreza, exclusión y endeudamiento; en cada represión a manifestantes que piden por sus derechos; en cada renunciamiento a las soberanías; con el impune atropello a los derechos humanos; se ensancha en el fogoneo constante del odio de argentinos contra argentinos…

Por ello, en este homenaje no hay orgullo, no hay satisfacción, porque todavía no aprendimos.

¡Libertad a Milagro Sala! ¡Aparición con vida de Santiago Maldonado!

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Previo
Entrada antigua