Select Menu

Municipios

Latinoamerica

Sociedad

.

.

Argentina

Deportes

Internacionales

Cultura y Educación

» » Estaba presa porque le habían encontrado fotos del Che y su abogado sugería que "se arrepintiera"

(02/09/17 - Lesa Humanidad)-.La ex presa política Aída Martínez Paz denunció hoy que un defensor oficial le sugirió "arrepentirse" cuando se encontraba detenida en la cárcel de Villa Devoto en Buenos Aires, al declarar en una nueva audiencia de la Megacausa 3 por crímenes de lesa humanidad cometidos en Santiago del Estero en los '70. 

"Cuando estuve detenida, el abogado defensor oficial (Constantino) Sogga me visitó y dijo que tenía que arrepentirme de lo que había hecho y yo le dije que no había hecho nada", recordó la testigo víctima, detenida en agosto de 1976 porque le encontraron fotos del Che Guevara durante una mudanza.

La mujer, que se desempeñaba en esa época como maestra del jardín de infantes "María Adela Agudo" de la localidad santiagueña de La Banda, explicó que antes de su traslado a prisión la "tuvieron en un sótano de la SIDE" (también "D2" o "Gestapo") provincial, como a "otros hombres y mujeres, a los que nos sometían a permanentes torturas". "Una vez (el ahora imputado Miguel Tomás) Garbi me desmayó de una trompada y me hicieron firmar una declaración bajo amenaza de desnudarme y entregarme a los presos", añadió.

En otro pasaje de sus declaraciones, interrumpidas por el llanto, recordó que mientras estuvo detenida en la "Side" santiagueña, a pesar de tener vendados los ojos, pudo reconocer y hablar con "Mario Giribaldi, Cecilio Kamenetzky y (Daniel) 'Chala' Dichiara", tres víctimas del terrorismo de Estado.

"Giribaldi y Kamenetzky, que se encontraban en estado deplorable, me dijeron que sabían que los iban a matar y que les dijera todo (a sus interrogadores) para evitar torturas, torturas que denuncié y declaraciones que intenté rectificar cuando estuve frente al juez federal Arturo Liendo Roca", magistrado que estaba imputado y falleció antes de la sentencia que condenó a prisión perpetua, hace un mes, a los también magistrados Otilio Romano, Luis Miret, Guillermo Petra Recabarren y Rolando Carrizo.

Por razones médicas no pudieron declarar hoy como testigos Adela Kamenetzky, hermana del asesinado estudiante universitario Cecilio, y Ana Díaz de Palavecino, testigo víctima en la última dictadura.

Ante la imposibilidad de asistir a la sala donde se desarrolla el juicio, los integrantes del Tribunal Oral Federal de Santiago del Estero resolvieron incorporar videos de declaraciones testimoniales que hicieron en juicios anteriores ambas mujeres.

En la Megacausa 3 se encuentran acusados los policías santiagueños Antonio Musa Azar, Garbi y Ramiro López -junto a otros represores, entre ellos militares retirados- por los delitos de "desaparición forzada de personas, privación ilegítima de la libertad, torturas y homicidios calificados, todos en concurso real" y como integrantes de una "asociación ilícita". 

En el mismo proceso judicial, también ocupa el banquillo de los acusados el ex fiscal Santiago Olmedo, procesado por "violación de los deberes de funcionario público, privación ilegítima de la libertad, tormentos y asociación ilícita", cometidos antes y durante la última dictadura, en la década del '70. 

En las últimas tres audiencias y autorizado por el TOF, estuvo ausente Musa Azar, ex jefe de la SIDE santiagueña, quien actualmente cumple cuatro condenadas a prisión perpetua, tres por delitos de lesa humanidad y una por los asesinatos de las jóvenes Leyla Nazar y Patricia Villalba en el denominado "doble crimen de La Dársena", cometido en 2003.

Las audiencias de la Megacausa 3 se reanudarán el 7 de septiembre próximo, con videos de personas que prestaron declaraciones testimoniales en juicios anteriores realizados también en el ámbito del Juzgado Federal de Santiago del Estero.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Previo
Entrada antigua