Select Menu

Municipios

Latinoamerica

Sociedad

.

.

Argentina

Deportes

Internacionales

Cultura y Educación

» » Liberaron a los presos de la represión tras la marcha por Santiago Maldonado

(04/09/17 - Gestión Macri, Represión)-.Finamente fueron liberados 30 de los 31 detenidos durante la feroz represión policial en Plaza de Mayo tras la marcha que reclamó la aparición con vida de Santiago Maldonado.

Quienes fueron privados de su libertad debieron antes ser trasladados desde los tribunales de Comodoro Py a la Dirección de Investigaciones para ser liberados por orden del juez Marcelo Martínez de Georgi.

A los detenidos los “soltaron” en tandas de 5 personas.

Antes de que se concretaran las liberaciones, los abogados que intervinieron en la causa dijeron que los jóvenes apresados denunciaron que fueron maltratados oral y físicamente durante su estancia en Comodoro Py. Además, revelaron que no los dejaron ir al baño o tener contacto con sus familias.

Además, el letrado Ismael Jalil remarcó en la puerta de la Dirección de Investigaciones que recién a las 4.30 de este lunes comenzó a ejecutarse la excarcelación de los apresados.

El único detenido que continúa encerrado es el turista venezolano que ni siquiera había llegado a participar de la movilización.

Acusaciones que hacen agua
Muchos de los detenidos en la marcha por la aparición con vida de Santiago Maldonado tienen pruebas de que no estaban en los disturbios donde la policía de la Ciudad dice que los detuvo, ni fueron arrestados a la hora en que la policía dice que los arrestó. Del docente José Morales, por ejemplo, el acta de detención asegura que lo agarraron en la Plaza de Mayo, frente de la Casa Rosada, cuando estaba tirando botellas y piedras “y quemando carros de basura”. 

Morales, sin embargo, tiene el ticket de la pizzería donde, después de participar en la marcha, fue a comer, a siete cuadras de donde se supone que estaba tirando piedras y el verdadero lugar donde fue arrestado. De otros dos detenidos la policía sostuvo que los detuvo también en la plaza de Mayo, a las 20:18 horas, y que estaban empujando las vallas que rodean la casa de gobierno; sin embargo, sus abogados señalan que hay filmaciones que los muestran dos horas más tarde en la esquina de Avenida de Mayo y San José. Para los defensores no hay dudas de que detrás de los arrestos del viernes a la noche hubo un armado.

La secuencia puede contarse así: los incidentes comenzaron una hora y media después de que terminara la movilización por Santiago Maldonado; una vez que comenzaron, la policía salió a reprimir y detuvo al por mayor, a cualquiera, acusándolo de haber participado en los disturbios.

Los detenidos fueron indagados durante toda la tarde de ayer. “Escuché las indagatorias, y puedo decir que ninguno tuvo que ver con los incidentes. Hubo 31 personas que la policía se llevó arbitrariamente, sólo para que algunos diarios tuvieran el sábado una tapa centrada en los disturbios y no en el reclamo masivo por la aparición de Maldonado”, resumió María del Carmen Verdú, abogada de la Correpi.

Por la noche, el juez federal Marcelo Martínez Di Giorgi dispuso la libertad de todos.

Algunas Muestras de las Arbitrariedades
“José Morales había ido a la marcha. Ahí se encontró con dos compañeros,docentes como él. Al terminar la movilización decidieron ir los tres a comer algo. Entraron a pizzería de Bernardo de Irigoyen al 90, pidieron una pizza y una bebida. Estaban comiendo cuando irrumpe policía motorizada y empieza a correr a unos chicos que estaban haciendo una batucada en la vereda. Él se acercó porque le pareció una situación super injusta, y uno de los policías, medio a traición, de espalda, les tira gas pimienta. Entonces Morales empieza a increparlos por la situación, lo aplaude por el gas pimienta en forma irónica, y ahí ya lo derriban, lo tiran al piso. Le llenan la cara de gas pimienta, dejan tres horas sin poder abrir los ojos. Lo detienen , lo precintan y lo meten adentro del celular”, contó Verónica Quinteros, abogada de Liberpueblo.

La defensora remarca la torpeza del armado policial: “el acta de detención dice que lo apresan frente a Casa Rosada y él fue detenido en otro lugar. Además está el pago de la comida, y dos personas de testigo. No coincide tampoco el horario. O sea: nada que ver con los hechos que se imputan en el acta. Ni los hechos, ni el lugar de detención ni el horario de detención”.

Otros de los detenidos fueron dos periodistas de la Red Nacional de Medios Alternativos, Juan Mourenza y Ezequiel Medone, que estaban cubriendo la movilización. La abogada María del Carmen Verdú advirtió que las actas dicen que “los detuvieron a las ocho de la noche porque tiraron el vallado de la Casa de gobierno, cuando los tenemos filmados, dos horas más tarde, en la esquina de Avenida de Mayo y San José”.

También está antedatada la detención de otra persona, que puede mostrar que a la hora en que la policía dice que la arrestó, estaba mandando mensajes con su teléfono celular.

Detenciones Dibujadas
Los familiares de los detenidos, acompañados por organizaciones sociales e integrantes de organismos de derechos humanos, se juntaron el sábado en las comisarías donde habían trasladado a los presos para tratar de verlos y reclamar por su liberación. En principio los 31 iban a ser llevados ante el juez recién hoy, pero la presión logró acelerar los tiempos y pudieron ser indagados ayer.

En el primer contacto con los defensores –integrantes de los organismos de derechos humanos del Encuentro Memoria, Verdad y Justicia, como Correpi, el Ceprodh, Liberpueblo, Apel– pudieron hacer saber sobre los maltratos que recibieron. 

“En Comodoro Py (donde los trasladaron para las indagatorias) los tuvieron en celdas muy pequeñas, tres personas en una celda de 1 metro por 1 metro y medio. Tenían marcas en las muñecas por las esposas y los precintos. Una de las chicas es mamá de un bebé al que, por supuesto, no pudo amamantar. A otro compañero, que usa lentes de contacto y en la represión le habían tirado gas en los ojos, no le permitieron limpiar las lentes”, señaló Lilen Reyes.

Estos maltratos fueron puestos en conocimiento del juez, con el que los organismos, después de terminadas las indagatorias, pidieron reunirse.

“La reunión consistió en el reclamo por los tres días que llevaban detenidos y por las condiciones en las que se llevó a cabo la detención, porque algunos tienen heridas de balas de goma desde el mismo día de la represión y hay que tener en cuenta que se los está acusando de los delitos de intimidación pública, y atentado y resistencia a la autoridad”, detalló Aufieri.

Como parte del armado que denuncian, los abogados señalan que ven un patrón, una especie de esquema previo, por el que la policía “puso” a los arrestados como si hubieran participado de una serie de grupos: “grupo bombas molotov”, o “plaza de mayo”. “Agarraron un listado de gente y los pusieron en diez hechos. No hay imputaciones concretas, del tipo ‘tal persona rompió este vidrio”, sino que presentaron imputaciones generales, ‘tal grupo tiró piedras y quemó un contenedor’, y en cada grupo meten a varias personas. Esto es lo que nos genera sospechas”, explicóQuintero.

En el expediente hay 600 fojas con imágenes de los disturbios y detenciones que, junto con lo que dicen los sumarios policiales, constituyen la prueba contra los detenidos. Las falsedades introducidas en las actas de detención quedaron rápidamente al descubierto; corroborar si lo que muestran las imágenes respalda las acusaciones va a llevar más tiempo. 

Lo que ya está claro es que los “errores” por los que hubo detenidos falsamente acusados no fueron uno o dos, ni cinco o seis. Las pruebas muestran que fueron arrestados en un lugar distinto al que dicen los efectivos, a otra hora, y metidos con fórceps en el escenario de los disturbios. Si esto se comprueba, la pregunta que quedará planteada es si un manejo de este orden pudo haber sido hecho por la policía de la Ciudad por cuenta propia.

Diputados del FPV-PJ denunciaron “represión provocada” en Plaza de Mayo
El bloque de diputados y diputadas nacionales del FPV-PJ, que preside Héctor Recalde, denunció una “represión injustificada, insólita y provocada” durante los incidentes registrados tras la marcha a Plaza de Mayo para pedir por la aparición de Santiago Maldonado.

“Lamentamos que una jornada de reclamo en paz por la aparición con vida de Santiago Maldonado, en la que cientos de miles de argentinos y argentinas expresaron en Plaza de Mayo, haya terminado en un clásico de manual en el gobierno del presidente Macri”, sostuvieron los legisladores en un comunicado.

“Cae de maduro que la maniobra del gobierno es que no se hable de la contundente manifestación popular en Plaza de Mayo y en distintos puntos del país, sino de una supuesta agresión de un grupo indescifrable y sin identificación que justificó luego la barbarie represiva característica de este gobierno”, agregaron.

“Este bloque también lamenta que el gobierno nacional haya difundido con especial esmero que, mientras las imagines de la represión policial recorría el país y el mundo, Mauricio Macri degustaba un helado en la provincia de Tucumán. Es una muestra más de la constante provocación y desprecio hacia la oposición”, concluye el comunicado.

La Ciudad será querellante en la causa por los destrozos del viernes
Si bien no queda claro si la querella de la Ciudad será contra los policías de civil que generaron los disturbios, al menos dos de ellos ya han sido identificados, lo cierto es que en sintonía con el gobierno nacional Horacio Rodríguez Larreta anunció que se presentarán como tales por los destrozos.

La ciudad se presentará como querellante en la causa por los destrozos provocados en las inmediaciones de la Plaza de Mayo, al término de la marcha realizada el viernes para pedir por la aparición de Santiago Maldonado.

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, anunció este lunes que la ciudad de Buenos Aires "se presentará como querellante" en la causa por los destrozos cometidos por vándalos en inmediaciones de la Plaza de Mayo al terminar la marcha del viernes para reclamar la aparición de Santiago Maldonado.

"Ahora vamos a mandarle a la Justicia todo el material fílmico para ir a fondo con la investigación sobre quiénes fueron los violentos", puntualizó en declaraciones a radio Mitre después de visitar la Plaza de Mayo, donde unos 100 voluntarios comenzaron a ayudar a reparar los daños. Subrayó además que los que causaron los destrozos "fueron entre 100 y 200 vándalos que no tuvieron nada que ver con el resto de la gente" que asistió a la marcha.

Rodríguez Larreta señaló que los trabajos de reparación demandarán un gasto por unos seis millones de pesos. "La Ciudad se presentará como querellante", anunció luego de señalar que hubo cerca de 20 policías hospitalizados, en su mayoría con cortes en la cabeza y la cara, producto de ataques "con piedras y palos. Pocas veces se ha visto un nivel de violencia semejante", subrayó.


El jefe del Gobierno porteño se solidarizó con la familia Maldonado y destacó que la marcha se había realizado en paz hasta que comenzó la desconcentración.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Previo
Entrada antigua