Select Menu

Municipios

Latinoamerica

Sociedad

.

.

Argentina

Deportes

Internacionales

Cultura y Educación

» » Mapuches de Cushamen atestiguaron en el juzgado que se lo llevó la Gendarmería

(07/09/17 - Gestión Macri, Desaparición Forzada de Personas)-.A 35 días de la desaparición de Santiago Maldonado, tres miembros de la comunidad mapuche del poblado que ellos llaman Pu Lof en Resistencia de Cusahmen, a la vera de la ruta nacional 40 y cerca de El Maitén, declararon en el juzgado a cargo de Luis Otranto que les constaba que aquel había sido capturado por efectivos de Gendarmería y que entonces estaba en la zona el jefe de Gabinete del Ministerio de Seguridad, Pablo Noceti. 

Estas declaraciones testimoniales causaron gran conmoción, y una de sus repercusiones fue que a una reunión ya programada del presidente Mauricio Macri con la ministra de Seguridad se sumaran entre otros, además de Noceti, el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano; su subordinado el secretario de Derechos Humanos y Pluralidad Cultural, Claudio Avruj, y quienes encabezan la Comisión Bicameral de Seguridad.

Al termino de esa reunión, el secretario de Inteligencia. Gustavo Arribas, habría visitado a su amigo, el Presidente.

Además de estas dos noticias centrales, hubo varias novedades a partir de que se levantó el secreto de sumario, siendo quizá las más relevantes que el gobierno de Chubut por un lado exculpó totalmente a su policía, de la que dijo que nada había tenido que ver con el hecho, como que –a través de su Subsecretaría de Derechos Humanos- le pidió al juez ser tenida como querellante.

Miembros de la comunidad mapuche “Lof en Resistencia Cushamen” dijeron hoy en una rueda de prensa que a Maldonado “lo llevó Gendarmería” y le pidieron a los medios de comunicación de todo el país que “dejen de mentir”.

“Los gendarmes entraron a la comunidad tratando de cazar a un mapuhe. No somos terroristas ni delincuentes, nos persiguen hace mucho”, dijo Matías Santana (foto) que definió a Maldonado como “un compañero pacifista, anarquista, que estaba en el territorio y defendió nuestros ideales hasta lo último”.    

"Dejen de mentir”, reclamó luego de anunciar que el juez Otranto había levantado el secreto de sumario” que instruye por la "desaparición forzada" de Maldonado.

Matías Santana narró que 1 de agosto por la mañana los gendarmes irrumpieron en la comunidad "con una “balacera”; que muchos mapuches corrieron hacia el río Chubut para evitar ser atrapados y que Maldonado “se metió en el río pero volvió y se quedó escondido”.

“Escuché gritos y vi a tres gendarmes que arrastraron a alguien y lo empezaron a golpear en el piso. Me di cuenta de que era Santiago porque tenía la campera celeste que yo le presté esa mañana”, relató.

Dijo que después Maldonado fue arrastrado hasta un camión Unimog de Gendarmería que “había entrado" a la comunidad y con el que lo sacaron hasta la ruta nacional 40, de donde lo pasaron a una camioneta “tratando de taparlo con una pantalla” de gendarmes.

“Todos sufrimos la represión y después nos juntamos y vimos que el único que faltaba era él”, siguió diciendo Santana.

Los miembros de la comunidad perdieron el miedo y se presentaron a declarar gracias al apoyo que recibieron de organizaciones sociales y de derechos humanos, explicó al tiempo que aseguró que “la Gendarmería, el Gobierno y la Justicia ocultan muchas cosas”.

“No hay forma de equivocarse” 
Nelly Garay, que fue detenida por Gendarmería junto a otros miembros de la comunidad en la ruta nacional 40 y demorada varias horas mientras se revisaba el auto en el que viajaban, dijo que al mando del operativo estaba Pablo Noceti.

“Hable con él, le pregunté quién era, y me dijo su nombre y que estaba a cargo. Entonces le pedí explicaciones de por qué nos tenían demoradas desde las 11, por qué nos retenían la documentación, pero no me las dio y se fue”.

La mujer dijo que la Gendarmería los retuvo (en calidad de “demorados”) hasta las 18.30 "sin dar explicaciones", mientras lo sacaban las butacas a su automóvil.
Fue al volver a la comunidad, dijo, cuando le contaron que se “habían llevado a Maldonado”.

“Yo no conocía su nombre pero lo había visto desde que se acercó y charlamos mucho, a cara descubierta. Esa mañana había estado tomando mate con él. No hay forma de equivocarse: era él, con el cabello largo, las rastas y la barba”, respondió a una pregunta.
Nelly Garay dijo que había dicho todo esto en el juzgado a cargo de Guido Otranto cuando se denunció la desaparición de Maldonado.

Soraya Maicoño, que viajaba con Nelly Garay, precisó que la conversación con Noceti fue entre las 14 y las 14,30, cuando según otros testimonios Maldonado ya había sido apresado. Y agregó que también había conocido al joven desaparecido hacía varios días y había estado charlando con él esa misma mañana, antes de la intervención de Gendarmería.

Julio Saquero, representante regional de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH), destacó que con estos testimonios ponen a los mapuche en situación de igualdad con los demás ciudadanos argentinos y criticó ácidamente tanto al juez Otranto como a la fiscal Silvina Ávila por ser responsables de “haber perdido un tiempo muy valioso al ponerse a seguir la hipótesis del apuñalado”. 

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Previo
Entrada antigua