Select Menu

Municipios

Latinoamerica

Sociedad

.

.

Argentina

Deportes

Internacionales

Cultura y Educación

» » Mendoza: En el nuevo juicio oral reaparecen los relatos sobre detenciones ilegales y tormentos

(16/09/17 - Lesa Humanidad)-.Con el relato de testigos y víctimas de secuestros y torturas continuó hoy el sexto juicio por crímenes de lesa humanidad en Mendoza, que tiene como imputados al genocida Luciano Benjamín Menéndez y a otros 27 represores de la dictadura, por delitos de los que fueron víctimas 86 personas. 

En el debate de hoy, cuyo proceso oral comenzó en octubre de 2016, se escuchó a Ricardo Allendes (63) quien era empleado de Obras Sanitarias de la Nación al momento de ser detenido, secuestrado y torturado a partir del 27 de marzo hasta fines de junio de 1976 en la Comisaria 16 de Las Heras, en el Liceo Militar General Espejo y en la Compañía de Comunicación, estos últimos ubicados al oeste de la ciudad de Mendoza.

"Nos llevaron encapuchados desde mi casa a las 4 de la mañana, con mis padres y mi hermana a la Comisaria 16 de Las Heras, allí nos mantuvieron detenidos e incomunicados entre cuatro a seis días. Mi hermano mayor, quien no fue detenido, vivía en otra parte; él nos llevaba alimento hasta la seccional", dijo Allendes.

Y continuó: "De allí nos trasladaron en un camión del Ejercito hasta el Liceo Militar, en ese lugar nos interrogaron, torturaron y amenazaron de muerte. Luego de un tiempo -no recordaba cuánto- nos llevaron caminando hasta la Compañía de Comunicaciones, que estaba ubicado a pocos metros del lugar en que estábamos detenidos".

Allendes también participó el 24 de agosto de una inspección junto a los testigos y víctimas Oscar Guidone y Mario Gaitán. Recorrieron los espacios de la Compañía de Comunicaciones que recordaron como lugar de detención. Fueron acompañados por el Tribunal que preside el bonaerense Daniel Cisneros y que integran también los jueces Alejandro Piña y Gretel Diamante (de San Luis).

El testigo-victima recordó, además, que los días en que estuvo detenido junto a su padre estaba con ellos uno de los hijos del ex gobernador de Mendoza Alberto Martínez Baca, quien fue destituido en junio de 1974, al ser intervenida la provincia por el PEN. También señaló que su madre y hermana estaban detenidas junto a otras 20 o 25 mujeres en el casino de suboficiales.

El fiscal Daniel Rodríguez en una de sus intervenciones le preguntó si recordaba a quienes estaban a cargo cuando estuvo detenido en los citados CCD, a lo que Allendes respondió en forma segura: "El que daba las órdenes en la Comisaria 16, el personal policial lo llamaban "El perro Rodríguez", este vivía a la vuelta de mi casa, yo lo conocía como Oficial Iturrieta, esta persona yo la recuerdo muy bien, en varias ocasiones dijo que iba a matarnos a todos, incluso a los más chicos porque llevan el germen dentro".

Una vez finalizada el relato de Allendes, el Tribunal dispuso un cuarto intermedio hasta el viernes 15 de setiembre a las 9.30, cuando se espera la declaración de otros testigos.

En la audiencia anterior, se escuchó el duro relato de Oscar Guidone (68), al que se le sumó el de Mario Gaitán (64), quien era militante del Peronismo de Base (PB) en ese entonces. El fiscal Rodríguez le consultó sobre hechos específicos ocurridos a Graciela Leda, Noemí Arito y Liliana Tognetti, entre otros, en el centro clandestino de detención conocido como D2 (Departamento de Informaciones de la Policía de Mendoza).

"Recuerdo bien a Leda, mi celda estaba enfrente de la suya, y nos mirábamos por la mirilla de la puerta, ella lloraba, y yo le conté donde estábamos y cuáles eran las guardias que pegaban, también la interrogaron, siempre volvía en muy mal estado, y en ciertas guardias algunos policías ingresaban a su celda con intención de abusar de ella y de la mayoría de las compañeras que estaban en el D2", dijo Gaitán.

El otro hecho que mencionó fue el de Liliana Tognetti, que estaba al lado de la celda de Leda y recordó cuando ella le pidió algodón a un guardia para su menstruación y este le dijo que se las arreglará como pudiera. 

Gaitán y Arito fueron detenidos en la casa del primero el 27 de abril de 1976 hasta el 15 de junio que fueron trasladados a la Compañía de Comunicaciones y el Casino de Suboficiales respectivamente.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Previo
Entrada antigua