Select Menu

Municipios

Latinoamerica

Sociedad

.

.

Argentina

Deportes

Internacionales

Cultura y Educación

» » Amnistía Internacional denuncia el asesinato de cientos de rohingyas en Myanmar (ex Birmania)

(21/10/17 - Myanmar)-.Fuerzas de seguridad de Myanmar mataron a cientos de hombres, mujeres y niños durante una campaña sistemática para expulsar a musulmanes rohingyas, denunció ayer Amnistía Internacional (AI) en un informe en el que reclama un embargo de armas al país de Asia y el juzgamiento de los responsables. 

En Washington, en tanto, días antes de viajar al sudeste asiático, el secretario de Estado norteamericano, Rex Tillerson, condenó hoy las atrocidades contra los rohingyas que han sido denunciadas y dijo que los culpables, incluyendo a las Fuerzas Armadas del país, serán hechos responsables.

Más de 580.000 refugiados rohingyas han llegado a Bangladesh desde el 25 de agosto, cuando el Ejército de Myanmar, la ex Birmania, lanzó una operación de tierra arrasada contra localidades de esa minoría musulmana.

El gobierno birmano aseguró que la campaña respondió a una ola de ataques de insurgentes rohingyas que dejaron decenas de muertos, pero la ONU y organizaciones de derechos humanos han dicho que la reacción fue desproporcionada.

El éxodo se convirtió en una gran crisis humanitaria y desató condenas internacionales contra el gobierno de Myanmar, una nación mayoritariamente budista, encabezado por la premio Nobel de la Paz Aung San Suu Kyi, que sigue negando que se estén cometiendo abusos.

En base a entrevistas con más de 120 refugiados rohingyas, AI dijo que cientos de personas fueron asesinadas por fuerzas de seguridad birmanas que rodearon sus poblados, dispararon contra civiles que huían y prendieron fuego a casas, provocando la muerte de ancianos, enfermos y discapacitados.

En algunas aldeas, mujeres y niñas fueron violadas o sometidas a otras formas de violencia sexual, según el informe.

Matthew Wells, un investigador de AI que pasó varias semanas en la frontera entre Bangladesh y Myanmar, dijo que la organización difundirá otro informe en los meses venideros que examina la responsabilidad criminal de individuos específicos, incluyendo comandantes militares y otras personas posiblemente involucradas. Wells dijo que los cientos de muertos que AI estima que dejó la campaña corresponden sólo a cinco localidades del occidental estado (provincia) de Rakhine, donde habitan los rohingyas.

Agregó, en esta línea, que la cifra de muertos podría ser mucho mayor dado que los poblados atacados fueron varias decenas.

El investigador dijo que imágenes satelitales, corroboradas por testimonios de testigos, mostraron que viviendas y mezquitas rohingyas fueron quemados por completo en algunas localidades, mientras que zonas no rohingyas ubicadas a sólo 100 o 200 metros quedaron intactas.

“Esto habla de cuán organizada, cuán evidentemente bien planeada fue esta campaña de tierra abrasada del Ejército de Myanmar y cuán determinado fue el esfuerzo de echar del país a la población rohingya", dijo Wells en Bangkok, Tailandia, citado por la cadena CNN.

Entre una veintena de recomendaciones, AI llamó al Consejo de Seguridad de la ONU a imponer un embargo de armas a Myanmar y sanciones financieras contra funcionarios responsables de violaciones que según la organización cumplen con todos los criterios de los crímenes contra la humanidad.

Casi el 60% de los rohingyas refugiados en Bangladesh son niños. El organismo de la ONU para la infancia, Unicef, advirtió ayer que, sin financiamiento inmediato, no será capaz de suministrar ayuda y protección vital a los chicos rohingyas. Unicef dijo que sólo recibió un 7% de los 76 millones de dólares que necesita.

Desde 1982, el gobierno de Myanmar niega a los rohingyas el derecho a la ciudadanía, lo cual los transforma en apátridas. Además de no poder viajar, tampoco pueden ejercer la medicina ni la docencia. Perseguidos y discriminados, los birmanos budistas los llaman "bangladesíes", por considerarlos inmigrantes ilegales de Bangladesh, pese a que habitan Rakhine desde hace generaciones.

En Estados Unidos, a días de viajar al Sudeste de Asia, Tillerson dijo hoy que la información que llega sobre el sufrimiento de los rohingyas es desgarradora, y agregó que si los informes son ciertos, entonces "alguien va a pagar por esto”.

"Consideramos al liderazgo del Ejército responsable de los que está sucediendo. Lo más importante para nosotros es que el mundo no puede permanecer de brazos cruzados y ser testigo de atrocidades", dijo el jefe de la diplomacia estadounidense en un discurso en el instituto Center for Strategic and International Studies.

Tillerson exigió acceso a Rakhine para poder determinar las circunstancias de los sucesos denunciados y dijo que un par de diplomáticos norteamericanos fueron capaces de visitar la zona.

"Alentamos el acceso a los organismos de ayuda, la Cruz Roja, la Medialuna Roja, los organismos de la ONU, para que podamos al menos lidIar con algunas de las necesidades humanitarias más imperativas, pero sobre todo para lograr un entendimiento acabado de lo que está pasando", declaró Tillerson.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Previo
Entrada antigua