Select Menu

Municipios

Latinoamerica

Sociedad

.

.

Argentina

Deportes

Internacionales

Cultura y Educación

» » ¡En Peligro!

(25/10/17 - Opinión, *Por Sandra Gulli)-.Hay muertes naturales, accidentales, culposas, dolosas, de género. TODA MUERTE ES DOLOROSA,  sobre todo si conllevan negligencia, violencia, saña. La muerte duele e impacta sobre los que quedan, sobre las familias, amigos, conocidos, vecinos y -algunas de las que trascienden-, a buena parte de la sociedad.   

 Y HAY MUERTES que además de doler e impactar, son peligrosas para los que quedamos vivos. Muertes, como la se Santiago, QUE NOS ADVIERTEN QUE ESTAMOS EN PELIGRO. Porque no murió de viejo, ni por una enfermedad, ni chocó con el auto, ni lo mataron para robarle el celular, o por ser varón. 

Lo de Santiago, es una desaparición, muerte y encubrimiento en manos de fuerzas de seguridad a las órdenes de un gobierno que controla el Estado; y con el apoyo incondicional de los medios de comunicación hegemónicos. 

LE ARRANCARON LA VIDA a Santiago en sus 27 años. Fue arrebatada su vida, porque unas fuerzas de seguridad, que deben proteger, persiguieron y violentaron; porque un gobierno que debe velar por el interés de todos los argentinos, defecó sobre los derechos de un pueblo, para defender intereses económicos de unos pocos; porque los recursos e instituciones del Estado, fueron usados por este gobierno para lograr esos objetivos y salir impune; porque la prensa canalla fue portavoz, usina y repetidora de todo tipo de versiones para depositar las responsabilidades sobre cualquiera -incluidos la propia víctima y su familia-, menos sobre los verdaderos responsables.    

De ahí que no sea una muerte cualquiera. Lo sucedido es la definición jurídica de desaparición forzada de persona, seguida de muerte, DELITO DE LESA HUMANIDAD.

Entonces, circular en un país, CIRCULAR HOY EN ARGENTINA dónde un gobierno desde el Estado, usa a las fuerzas de seguridad, -cualquiera sea su nombre o uniforme- para imponer sus intereses, dándoles rienda suelta para actuar con violencia e impunidad ES PELIGROSO, quiebra el estado de derecho, y nadie está a salvo. La protesta, la disidencia, el reclamo, la crítica, los pensamientos contrarios al poder, convierten en blanco móvil a cualquiera de nosotros. 

NO ES UNA HIPÓTESIS, ya ocurrió, ESTÁ OCURRIENDO.

La represión a trabajadores reclamando por despidos, movilizándose por conservar sus puestos de trabajo fue uno de los primeros actos de gobierno allá por diciembre de 2015; pregunten sino a los trabajadores de Cuesta Roja… 

De allí en adelante, los palos, la vigilancia, hostigamiento, emboscadas y detenciones arbitrarias siguieron creciendo en cantidad e intensidad. Docentes, jubilados, manifestantes por los derechos humanos, dirigentes políticos y sociales, trabajadores, feministas, comunidades resistiendo el robo de sus tierras, y la lista continúa…

Lo de Santiago, es la muestra extrema -por ahora- de lo que son capaces de hacer, con un agravante intolerable, como es el cinismo explícito de funcionarios y adeptos de este desgobierno.

La realidad es que NO SE ENTERA EL QUE NO QUIERE. El que no intenta escuchar y ver más allá de las mentiras y ocultamientos de los medios que elaboran, mastican y escupen sus relatos en todo lugar y todo momento; con la orden, aval o complacencia de los dueños de la argentina que hoy además, nos gobiernan. 

NADIE ESTÁ SEGURO, ni lo estará en este estado de cosas que va empeorando. Nadie está seguro, si logran imponer el miedo. 

Nadie estará seguro, si miles de argentinos no quieren enterarse, se mantienen en sus cómodas vidas, si hacen culto al maldito no te metas. 

Nadie está seguro, si miles de argentinos olvidaron que vivir en comunidad implica que la propia existencia -personal y familiar-  está atada a la suerte del conjunto, que tarde o temprano lo que afecta a unos, afecta a todos.

Nadie está seguro, si no podemos confiar en la justicia, ni en las instituciones.
Lo que sucedió con Maldonado no es un hecho aislado, es otro caso testigo con el peor de los finales. Es parte de una DECISIÓN POLÍTICA de usar el temor y la violencia como medio de control de la protesta.

Porque el ajuste; el endeudamiento; los tarifazos; la entrega de derechos para convertirlos en negocio privado como son la salud, educación, obra pública; la fiesta financiera y fugadora de capitales; la precarización laboral; el desfinanciamiento o eliminación de decenas de programas que mejoraron o ampliaron derechos; la destrucción de la industria; claro genera protestas! Es esperable la protesta.  Es lógica la protesta. Pero por sobre todas las cosas la protesta es un derecho.

Como contraparte hay una decisión política de IMPONER, A COMO SEA, TODAS ESTAS MEDIDAS ANTI PUEBLO: atropellando la constitución, el congreso, las leyes, y como queda claro, con violencia y muertos.

La profunda tristeza e impotencia que hoy sentimos, vamos a combatirlas con lo que tenemos: un pueblo con memoria, con historia de resistencia, con una juventud comprometida con su presente y su futuro. 

VAMOS A RESISTIR como sabemos hacerlo, PACÍFICAMENTE en las calles, en las agrupaciones, en las redes, en las aulas, en los hogares. Vamos a seguir luchando POR LA PATRIA que soñamos, que comenzábamos a consolidar y que nos arrebataron. Una Patria INCLUSIVA, LIBRE, JUSTA, SOBERANA Y LATINOAMERICANA. 

*Asesora legislativa concejal Angel Akike, Frente Transversal Nacional y Popular, Unidad Ciudadana

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Previo
Entrada antigua