Select Menu

Municipios

Latinoamerica

Sociedad

.

.

Argentina

Deportes

Internacionales

Cultura y Educación

» » La Plata: Piden que sea condenada una médica de la Bonaerense que intervino en una apropiación

(14/10/17 - Derecho a la Identidad)-.La fiscalía y la querella de Abuelas de Plaza de Mayo pidieron hoy la condena de la médica policial Nora Raquel Manacorda (foto) en el juicio por la apropiación de Silvia Cugura Casado, hija de una pareja secuestrada y asesinada durante la última dictadura, quien recuperó su identidad recién en agosto de 2008. 

Los fiscales Hernán Schapiro y Juan Martín Nogueira pidieron al Tribunal Oral Federal 1 de La Plata que se condene a Manacorda a la pena de 14 años de prisión tras considerarla responsable de la falsedad ideológica que permitió en 1978 la apropiación de la hija nacida en cautiverio de Olga Noemí Casado y Juan Oscar Cugura, militantes políticos secuestrados y asesinados durante la última dictadura.

Por su parte, el abogado Emanuel Lovelli, en representación de la querella de Abuelas de Plaza de Mayo, pidió la condena de la imputada a una pena de 15 años de prisión.

El Tribunal Oral Federal 1 de La Plata, dirigido por el juez Pablo Vega -quien actúa en forma unipersonal, conforme a la Ley 27307- dará a conocer su veredicto el próximo miércoles.

Manacorda llegó a este debate oral, que comenzó el pasado 29 de septiembre, acusada de falsear en 1978 una partida de nacimiento para que un militar de inteligencia y su esposa registraran como propia a la hija de Juan Oscar Cugura y Olga Noemí Casado, nacida en cautiverio. 

Esa falsificación de la médica -que formaba parte en la época de la Policía bonaerense- permitió que la beba fuera registrada como hija biológica por sus apropiadores y derivó en que durante 30 años ella no conociera su verdadera identidad.

El 19 de agosto de 2008, el Banco Nacional de Datos Genéticos confirmó la identidad de la joven y dos días más tarde la justicia le informó a Silvia que era hija de Juan y Olga. 

Entre 1978 y 2008, Manacorda "mantuvo su conducta delictiva, renovándola permanentemente, situación que solo cesó por una voluntad ajena que llevó a la realización de los estudios de ADN" que restituyeron su identidad a Silvia Cugura Casado, dijo hoy el fiscal Schapiro.

A partir de la prueba reunida, los fiscales refutaron la justificación esbozada por Manacorda respecto a que había actuado bajo presión, miedo y amenaza.

"Todos los instrumentos falsos, constatación de nacimiento, acta de nacimiento y DNI expedido en consecuencia, no son más que la concreción de una voluntad dirigida a la patentización documental de una identidad falsa que se impone haciéndola insertar ante el operador del Registro de las Personas”, señalaron.

Olga Casado era enfermera y estaba en pareja con Juan Oscar Cugura, ambos militantes de la organización Montoneros en La Plata. 

El 11 de octubre de 1977, Cugura fue asesinado por integrantes de la Policía Federal y tiempo después, durante su séptimo mes de embarazo, Casado fue secuestrada y trasladada con otras compañeras al centro clandestino de detención conocido como La Chacha, próximo a la cárcel de Olmos.

En enero de 1978, fue llevada al centro clandestino de detención Puesto Vasco, en Quilmes, donde al parecer dio a luz a su hija, para luego ser regresada a La Cacha. 

La beba fue inscripta el 2 de marzo de 1978 en La Plata, con la falsa partida de nacimiento extendida por Manacorda, como hija propia de Esteban Santillán (fallecido en 2010), un militar que revistaba entonces en el Batallón 601 de Inteligencia del Ejército, y su su esposa Celia Beatriz Ger, quien estuvo imputada en la causa pero murió antes de llegar al inicio del juicio.

Manacorda ya había sido condenada en un juicio anterior por el mismo delito pero cometido en perjuicio de otra víctima, en el caso del nieto restituido Sebastián Casado Tasca.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Previo
Entrada antigua