Select Menu

Municipios

Latinoamerica

Sociedad

.

.

Argentina

Deportes

Internacionales

Cultura y Educación

» » “Quieren desviar la atención y que no se discuta el brutal plan de ajuste que llevan adelante”

(05/11/17 - Gestión Macri)-.El dirigente de Unidad Ciudadana Oscar Parrilli afirmó en declaraciones radiales que la avanzada de algunos jueces contra dirigentes y ex funcionarios del anterior gobierno tiene por objeto desviar la atención respecto del brutal plan de ajuste que está llevando adelante el gobierno.

Oscar Parrilli afirmó que el gobierno de Mauricio Macri usa a algunos jueces federales para intentar perseguir a dirigentes opositores y ex funcionarios del anterior gobierno “para desviar la atención respecto del perverso y brutal plan de ajuste que está llevando adelante” y agregó que “quieren que estemos preocupados por las causas judiciales, por las detenciones, y que no alertemos de la baja de lo que va a suceder con las jubilaciones de nuestros adultos mayores, con la pérdida de horas extras, con la transferencia de ingresos de las clases bajas a las clases más altas, la baja de impuestos a las empresas multinacionales y en definitiva que nos llevan a una sociedad mucho más desigual”.

El titular del Instituto PATRIA calificó a estas acciones como “atrocidades jurídicas” ya que “para montar este show violan normas constitucionales, tratados internacionales y derechos vigentes”.

El gobierno nacional necesita poner en marcha estas acciones, explicó Parrilli, porque “un plan de ajuste de esta magnitud solo puede ser llevado adelante con dirigentes políticos obedientes. Hay dirigentes gremiales a los que se los nota asustados. El macrismo ha salido a apretar a los dirigentes sindicales por los medios como hizo con Hugo Moyano. A todos les están diciendo que si se oponen van a terminar presos o difamados, pasando por encima de la ausencia de pruebas en los expedientes” y señaló que “Lo que hicieron con la Procuradora Gils Carbó, a la que obligaron a renunciar, o lo que están haciendo con el Juez Arias, con Freiler o con los jueces laborales a los que denunciaron porque no les gustan sus fallos es claro. Se hace para que los dirigentes de todos los estamentos, políticos, sindicales, gremiales y la sociedad toda tenga miedo”.

El ex funcionario caracterizó este momento “En Argentina ha desaparecido el Estado de Derecho y la división de poderes. La Justicia debería respetar el derecho de defensa y el principio de inocencia” al tiempo que recordó que el mismo juez que determinó la detención de Amado Boudou “tiene la causa de Macri por la deuda de su familia con el Correo y está probada la estafa que quería hacer a la República Argentina para evitar pagar 70 mil millones de pesos. Lijo nunca se planteó poner a Macri preso aunque es público que ha entorpecido la actuación de la Justicia al separar al Procurador del Tesoro de la Nación (Carlos Balbín) porque realizó un dictamen que no convenía a la empresa SOCMA, y también a un directivo del Banco Nación porque no estaba de acuerdo con la actuación en la misma causa”.

Para Parrilli “Está muy claro que hay que sancionar cuando un ilícito está acreditado y probado. Lo del hermano del Presidente que blanqueó 35 millones de dólares lo aceptó el propio Presidente, no es una opinión mía. Y el dinero en negro puede provenir del narcotráfico, la corrupción, el terrorismo internacional, la trata de personas o la trata de armas. De ahí viene la plata en negro”.

“En Argentina no hay Justicia. Hay un sistema perverso de persecución judicial y mediática a los dirigentes del anterior gobierno, con la complicidad de medios y periodistas como Majul y Lanata, que han sido cómplices. Los necesitan para llevar adelante este plan, mientras meten preso a un chico por un tuit en el que menciona a Macri o reprimen una celebración de la comunidad boliviana por el día de los muertos”, concluyó.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Previo
Entrada antigua