Select Menu

Municipios

Latinoamerica

Sociedad

.

.

Argentina

Deportes

Internacionales

Cultura y Educación

» » Cambiemos protagonizó otro bochorno pero no pudo aprobar la ley antijubilados

(14/12/17 - Gestión Macri, Ajuste a los Jubilados)-.Finalmente en medio de una ciudad tomada por las armas el PRO y sus aliados no pudieron alcanzar el quorum para aprobar la ley que baja los ingresos de los jubilados.

En medio de piquetes de Gendarmería, Prefectura y PSA, sesionó hoy la cámara baja del Congreso Nacional con la intención por parte de la alianza neoliberal conservadora gobernante de sancionar la llamada reforma previsional, que no es otra cosa que ajustar a los jubilados a tono con el pedido del Fondo Monetario Internacional.

En ese marco Cambiemos no ahorró ningún tipo de herramienta, desde el apriete a los gobernadores e intendentes, e individualmente a legisladores, pasando por la agresión a legisladores (los diputados Darío Martínez y Mayra Mendoza debieron ser llevados a la enfermería de Congreso) hasta la instalación de dos diputruchos para alcanzar el quorum necesario, lo que fue abortado por la oposición que irrumpió en el recinto de sesiones.

En medio de ese clima enrarecido donde no faltaron conatos de agresión, pases de factura y hasta chicanas entre miembros de los distintos bloques, el macrismo logró finalmente unir a todos el arco opositor, desde el Frente Renovador y Libres del Sur, hasta el Movimiento Evita, el Frente de Izquierda y los Trabajadores y el Frente para la Victoria, para poner coto a la escalada de ajustes sobre los que menos tienen.

A la par que dentro del Congreso se vivían estos hechos de violencia, las fuerzas de seguridad protagonizaban otros hechos de violencia, también acordes con la modalidad PRO, reprimiendo violenta e injustificadamente a manifestantes pacíficos y trabajadores de prensa.

Entre estos pudo verse, solo como ejemplo, a una movilera de C5N golpeada por un chorro de agua de un camión hidrante, el que inutilizó por un par de horas la cámara del móvil, y un fotógrafo de Página doce al que un efectivo de Policía Federal descerrajó doce balazos de goma a menos de un metro de distancia.

Estos hechos generaron el caldo de cultivo suficiente para que un pequeño grupito de manifestantes, que no pasaban los cincuenta ni mucho menos, arremetiera con piedras contra las fuerzas represivas, lo que generó una verdadera batahola.

Mientras en la calle se libraba esta desigual batalla (que a este cronista le recordaba la situación que vive el Pueblo Palestino bajo la ocupación criminal israelí) fuera del Congreso, en el interior, y ante la evidente imposibilidad de sesionar el oficialismo decidió levantar la sesión que había comenzado con quorum trucho sin poner fecha a una próxima convocatoria.

en los alrededores del Congreso los manifestantes festejaron con aplausos la buena noticia y las fuerzas de seguridad lo hicieron con más chorros de pintura de los hidrantes y más balas de goma y gases lacrimógenos, propiciando que la represión continuara por interminables minutos, represión que continua hasta el momento de ser publicada esta noticia.

H. D.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Previo
Entrada antigua