Select Menu

Municipios

Latinoamerica

Sociedad

.

.

Argentina

Deportes

Internacionales

Cultura y Educación

» » Continúa la persecución a los Rohingya y niegan ingreso a experta en DDHH de la ONU

(24/12/17 - Myanmar)-.El gobierno de Myanmar negó hoy el ingreso al país a la relatora asignada por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU para supervisar la situación en este país, donde la minoría musulmana Rohingya es objeto de una persecución que provocó el éxodo de más de 620 mil personas a Bangladesh. 

La Oficina de Derechos Humanos de la ONU explicó en un comunicado que las autoridades birmanas informaron a la relatora especial Yanghee Lee (foto) que "se le niega cualquier acceso al país y cooperación mientras dure su mandato".

Lee mostró su decepción por la medida y dijo que la prohibición es "un fuerte indicio de que algo terrible está ocurriendo en Rakhine", el estado noroccidental donde 354 aldeas Rohingya fueron quemadas total o parcialmente desde el inicio de la ofensiva militar birmana el pasado 25 de agosto, según difundió hoy Human Rights Watch (HRW).

"Ellos siempre afirmaron que no tienen nada que esconder, pero su negativa a cooperar con mi mandato y con la misión investigadora indica lo contrario", añadió.

La relatora, que tenía previsto visitar Myanmar en enero próximo, señaló que había entablado "una relación de respeto mutuo" con las autoridades birmanas, pero que ahora el Gobierno la acusa de haber actuado con deslealtad y sin objetividad, luego del crítico informe que Lee realizó tras su visita de julio pasado, citó la agencia de noticias EFE.

Desde que asumió esta misión, Lee visitó la ex Birmania seis veces, aunque no siempre pudo desplazarse adonde deseaba debido a que el gobierno no se lo autorizaba, alegando problemas de seguridad.

Más de 620 mil Rohingya huyeron como refugiados al vecino Bangladesh debido a la violencia estatal en los últimos cuatro meses.

Según Médicos Sin Fronteras fueron asesinadas al menos 6.700 personas, incluidos 730 niños menores de cinco años, durante los primeros 30 días de crisis, que comenzó el pasado 25 de agosto.

Por su parte, Human Rights Watch denunció hoy la quema de otras 40 aldeas en el oeste birmano entre octubre y noviembre pasados, lo que eleva a 354 el número de aldeas incendiadas desde que el Ejército birmano inició una operación militar en Rakhine tras varios asaltos armados de un grupo insurgente contra las fuerzas de seguridad.

En un comunicado, HRW señaló que algunos de los casos detectados ocurrieron la misma semana en que los gobiernos de Bangladesh y Myanmar firmaron un memorando para la repatriación de los cientos de miles de refugiados que cruzaron la frontera.

El director para Asia de HRW, Brad Adams, aseguró que la continua destrucción de aldeas Rohingyas demuestra que el compromiso firmado para garantizar un regreso seguro de los refugiados es una "artimaña de relaciones públicas".

"Las imágenes de satélite muestran lo que el Ejército birmano niega: que las aldeas Rohingya siguen siendo destruidas. Las garantías del gobierno birmano sobre un regreso seguro no se pueden tomar en serio", concluyó Adams.

El Ejército birmano negó haber cometido abusos en esta ofensiva pese a que el Alto Comisionado de los Derechos Humanos de la ONU la calificó como una "limpieza étnica de manual".

Myanmar no reconoce la ciudadanía a los Rohingya, a los que considera inmigrantes bengalíes.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Previo
Entrada antigua