Select Menu

Municipios

Latinoamerica

Sociedad

.

.

Argentina

Deportes

Internacionales

Cultura y Educación

» » De la derecha vienen...

(29/12/17 - Gestión Macri, Seleccionado de Transilvania)-... y a la derecha van podríamos decir parafraseando el salmo bíblico refiriéndonos al viaje circular de Darío Giustozzi en la política, que acaba lastimosamente escondido en una embajada latinoamericana.

Muy atrás quedaron sus desplantes en el Frente para la Victoria, las fotos de algún vendedor de ventiladores por toda la provincia haciéndole prensa y la altisonante huida al Frente Renovador con los cargos del FpV.

Un poco menos atrás quedó su abandono del Frente Renovador, también con una banca del frente tigrense, su vuelta al FpV, la paliza propinada por Mariano Cascallares en las internas brownianas cuando quiso volver a ser intendente y el remedo de armado de una pata sindical PRO junto al Momo Venegas.

Giustozzi paso sin pena ni gloria por el congreso nacional, terminó regalándole su voto al PRO y ahora que se ha quedado sin mandato y afronta juicios millonarios por sus 'desprolijidades' en la intendencia browniana escondido detrás de un globo amarillo parece condenado al nada glamoroso destino de embajador en Ecuador de Cambiemos.

Como una suerte de destello viene a la memoria de este cronista una anécdota  un poco vieja que ubicaba a DG en un espectro ideológico que aún no se vislumbraba.

Un intendente a la derecha
Ocurrió una noche en plena etapa electoral cuando era intendente, recibió a Daniel Scioli en la Sociedad Italiana y casi sin testigos, quizás con la sola presencia de este cronista y algún secretario, Giustozzi se vanagloriaba de tener los postes de luz y las paredes de la ciudad limpia ante el gobernador.

Qué fuerte habrá sido aquella anecdota casi intrascendente que aún hoy permanece fresca. ¿Y por qué? Es que quien esto escribe no pudo evitar recordar con bastante desprecio a los militantes de la UPAU (la fuerza universitaria de Álvaro Alzogaray) que en sus años de estudiante se quejaban de que la facultad tenía "las paredes sucias con carteles políticos".

Aquella noche recuerdo haber preguntado a algunos conocidos de confianza si efectivamente DG provenía de militancia en la JUP como decía, sin que nadie lo pusiera en duda y quedó como una anécdota más en el tiempo, mezclada a su por entonces proverbial adicción a los maquillajes que llevaba a sus secretarias a pedirle bases a compañeras periodistas cuando algún miembro del séquito del jefe comunal se las olvidaba.

Pasó el tiempo y el hombre que sentado a la diestra de Hernán Brienza confesó emocionado haber sido el autor de las canciones de la JP en los setentas comenzó a girar hacia la derecha como es de público conocimiento, pasando del Frente para la Victoria al PRO con escalas para terminar siendo propuesto como candidato a reemplazar en el Seleccionado de Transilvania que nos gobierno candidato a reemplazar a Luis Juez en Ecuador, de donde el cordobés tuvo que irse por sus expresiones xenófobas.

Del polvo vienes... dice la biblia y Darío Giustozzi terminó en el PRO.

HD
Fotografía: Hugo Delgado, Archivo Reporte Sur

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Previo
Entrada antigua