Select Menu

Municipios

Latinoamerica

Sociedad

.

.

Argentina

Deportes

Internacionales

Cultura y Educación

» » La Corte de Israel decidirá si le quita o no la nacionalidad a un represor prófugo

(04/12/17 - Lesa Humanidad)-.La Corte Suprema de Justicia de Israel decidirá el 10 de diciembre si se le quita la ciudadanía israelí a Teodoro Aníbal Gauto (foto), quien estando prófugo de la justicia argentina por delitos de lesa humanidad se radicó en ese país y consiguió que le dieran la nacionalidad, recordó hoy el familiar de una víctima asesinada en el ccd platense conocido como "La Cacha". 

El periodista Shlomo Slutzky, de origen argentino, explicó a Télam que "ese día la Corte decidirá si hace lugar a la posición del gobierno o de los familiares, aunque la medida no entre en vigencia inmediatamente". Las autoridades del Ejecutivo israelí consideran que no se le debe retirar porque no cometió ningún ilícito en Israel, aunque sí reconocieron que ingresó con una declaración jurada falsa.

Por su parte los familiares consideran que al haber ingresado bajo esta condición -expresó que no tenía problemas con la justicia argentina- su ciudadanía debe revocarse y ser extraditado.

Teodoro Aníbal Gauto está acusado de haber cometido delitos de lesa humanidad en la causa "Expte. Nº 16.419 Arias Duval, Alejandro Agustín; Di Pasquale, Jorge Héctor; Romero Pavón, Carlos María y otros s/homicidio, privación ilegal de la libertad, tormentos y sustracción de menores", y permanece radicado en Israel, donde adoptó la ciudadanía de ese país.

El denunciante es sobrino de Samuel Leonardo Slutzky, quien permanece en condición de desaparecido.

"A fines de octubre de 2014 concluyó el juicio La Cacha. Todos los responsables fueron condenados, salvo uno de los sospechosos, que quedó prófugo: Teodoro Aníbal Gauto, quien desde el 2012 se estableciera en Israel con el nombre de Yosef Carmel", agregó Slutzky, quien descubrió a Gauto en ese país.

Ante "la pasividad de las autoridades israelíes", apeló a la Suprema Corte local y reclamó el retiro de la ciudadanía para que se solicite, luego, "su expulsión de Israel y posterior juicio en Argentina".

Este trámite es necesario porque entre Israel y Argentina no existe acuerdo de extradición.

La Corte Suprema de ese país aceptó como prueba legal el documental transmitido en el Canal 1 de la TV israelí, el 19 de febrero de 2015, en el que Gauto (o Yosef Karmel según su identidad en Israel) admitió parte de los cargos en su contra ante la justicia argentina.

El prófugo, quien en un primer momento había accedido a una entrevista con Slutzky, autor del informe televisivo, se arrepintió y otorgó un diálogo telefónico.

En esa conversación dijo: "Mientras esté en Israel, y pueda jugar con el tema de que no hay extradición, seguiré acá. Si voy a Argentina me van a encerrar en un calabozo, y yo..., obviamente, no estoy preparado para eso".

Según Gauto, su trabajo durante la dictadura "era confeccionar fichas con nombres y apellidos de una lista que llegaba; en algunas decía comunista; en otras, marxista-leninista y todos los datos que podían tener estas personas".

Gauto -inicialmente- se había radicado en el norte de Israel, en Kiriat Bialik donde reside una importante colonia de argentinos. Al ser reconocido se mudó a la ciudad costera de Haifa, según fuentes consultadas por esta agencia.

En Argentina, organizaciones de la comunidad judía local se expresaron a favor de la extradición del prófugo.

El Llamamiento Argentino Judío solicitó, a través de una carta enviada al embajador israelí -Ilan Sztulman-, que transmita a su gobierno "y a la Suprema Corte nuestra firme convicción de que la ciudadanía israelí de Aníbal Gauto debe ser anulada, y él extraditado para ser juzgado por los crímenes de lesa humanidad".

La organización Meretz afirmó que "proteger a Gauto de acciones legales promovidas contra él tanto en Israel como en Argentina, nos afectan y agravian", concluyeron también en su nota a Sztulman.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Previo
Entrada antigua