Select Menu

Municipios

Latinoamerica

Sociedad

.

.

Argentina

Deportes

Internacionales

Cultura y Educación

» » La CPM junto organismos de DDHH de Mar del Plata marcharán contra la prisión domiciliaria a Etchecolatz

(05/01/18 - Memoria Verdad y Justicia)-.Frente a la impunidad del ya concretado cambio de régimen de detención del genocida Miguel Osvaldo Etchecolatz –que deberá cumplir sus condenas por crímenes de lesa humanidad en su vivienda de la ciudad balnearia- la Comisión Provincial por la Memoria junto a organismos de derechos humanos locales realizarán una marcha de repudio bajo la consigna “La única casa de los genocidas es la cárcel”.

El próximo sábado 6 de enero desde las 18 se llevará a cabo una marcha contra la prisión domiciliaria que ya se hizo efectiva en beneficio del genocida Miguel Etchecolatz, el exdirector de Investigaciones de la Policía Bonaerense que tuvo a su cargo al menos 21 centros clandestinos de detención y fue condenado en 4 ocasiones a la pena de reclusión perpetua en los juicios “Circuito Camps”, “La Cacha”, “Favero Álvarez” y “Etchecolatz”, además de otra condena por la apropiación de un menor.

La marcha contra la impunidad comenzará frente al Tribunal Oral Federal de Mar del Plata –Luro y Santiago del Estero- para dirigirsde luego hacia la rambla de la ciudad balnearia. Para la CPM, Estas medidas otorgadas a  Etchecolatz y a un número creciente de genocidas responsables de crímenes de lesa humanidad, se inscriben en un escenario de regresión en el proceso de justicia.

“Esto se materializó en las resoluciones de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, en los fallos en la causa Muiña, que aplicó el régimen 2×1 a una persona condenada por crímenes de lesa humanidad y habilitó otros reclamos basados en esta nueva jurisprudencia; Villamil, que dictó la prescripción de acciones civiles contra el Estado en juicios de lesa humanidad; y Fontevecchia, que sostiene que la Corte Interamericana de Derechos Humanos no puede revocar sentencias del Tribunal superior, desconociendo la responsabilidades constitucionales del Estado argentino con el sistema interamericano de derechos humanos”, manifestó el organismo días atrás mediante un comunicado.

Asimismo, advirtió que los imputados por delitos de lesa humanidad han tenido un justo y debido proceso, y el trato dispensado por la justicia ha sido preferencial: de los 2.971 represores imputados desde 2006 por crímenes aberrantes, 1.064 se encuentran detenidos: 533 se encuentran con arresto domiciliario y 531 con arresto en dependencias del Servicio Penitenciario Federal o de otra fuerza.

“Las prisiones domiciliarias son las nuevas modalidades de la impunidad, como lo son también la demora en los procesos y la menor intensidad judicial para investigar y juzgar. Porque, además, en reiterados casos se ha constatado que los inadecuados sistemas de control permiten a los represores circular tranquilamente por las calles y realizar distintas actividades o paseos. Los genocidas deben terminar sus días en la cárcel. Los juicios de lesa humanidad deben acelerarse y profundizarse. Instamos a los jueces y fiscales a que sigan el camino que nos honra como sociedad: verdad, justicia y memoria”, concluyó la CPM.

Cabe señalar que, además de las condenas firmes, Etchecolatz será juzgado también por otras causas que todavía esperan elevación a juicio. Entre ellas, la causa del Centro Clandestino de Detención “El Infierno”, que funcionó a instancias de la Brigada de Investigaciones de Lanús; la causa del “Caso barrio San José de Almirante Brown”, en la que también está procesado el exministro de Gobierno bonaerense, Jaime Lamont Smart; y las causas por el Pozo de Banfield, el Pozo de Quilmes y Brigada de San Justo.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Previo
Entrada antigua