Select Menu

Municipios

Latinoamerica

Sociedad

.

.

Argentina

Deportes

Internacionales

Cultura y Educación

» » La Mandela Argentina cumple hoy dos años de prisión

(16/01/18 - Gestión Macri, Pres@s Polític@s)-.Se cumplen hoy dos años de injusta privación de la libertad de la legisladora del Parlasur y dirigenta política y social jujeña Milagro Sala, en medio de la indignación nacional e internacional por la manipulación de la justicia, que ha quebrado el Estado de Derecho en la Argentina.

No es casual que organismos nacionales e internacionales hayan reclamado su liberación dado que no existen motivos verdaderos ni para juzgarla, ni para dictarle la prisión preventiva.

Es importante recordar que fue considerada culpable por la justicia partidaria jujeña de ser autora intelectual del arrojo de tres huevos al actual gobernador cuando era legislador y que el único testigo fue un empleado del propio Morales.

Tampoco hay que olvidar que la justicia de la UCR jujeña (recordemos que tres de los nuevos miembros de la corte partidaria de Morales son dos ex legisladores de la UCR y la ex presidenta del comité provincial) también acusó y encarceló a Sala por acampar en una plaza, es decir que en la justicia jujeña la protesta pacífica es un delito punible de cárcel.

Mientras tanto, se la llenó de otras causas, algunas tan ridículas como 'intimidar a policías' que debieron ser desestimadas hasta por esa propia justicia tan parcial.

A la par que se mantenía su privación de la libertad, el ministerio público fiscal mandaba la policía a destruir sus propiedades y las de la organización. Quien esto escribe ha visto los daños en paredes y techos de edificios de la Tupac donde la policía sospechaba 'existía dinero tabicado', que por supuesto no encontraron.

El resto, vergüenza y oprobio para la democracia argentina. Dirigentes radicales, como Ernesto Sanz justificando su privación de la libertad basada en que "si estuviera libre Morales no podría gobernar" (huelgan los comentarios sobre la capacidad de gobernar de Morales a criterio de Sanz) algo solo visto en los negros períodos dictatoriales que vivió nuestro país.  

Mientras tanto, con la sola y arbitraria consideración que "no puede haber un estado paralelo" Morales cooptó y/o destruyó la inmensa, formidable obra de la Organización Barrial Tupac Amaru sin reemplazarla.

Por ejemplo, de la veintena de piletas construidas por Milagro con la ganancia de las cooperativas de la Tupac, sumidas en el abandono y el vandalismo por el estado provincial, una fue recuperada en estos días y reinaugurada por el dictadorzuelo jujeño que no construyó ni siquiera un lavapiés en sus dos primeros años de gestión.

Por otro lado a las más de ocho mil viviendas realizadas por la Tupac, se contrapusieron un par de centenares del gobierno radical-PRO pero con un costo más de tres veces superior, y acá cabe preguntarse ¿quién debería estar preso?

Pero ¿Por qué decir que Milagro Sala es la Mandela Argentina?

Es que en Argentina existen en la actualidad más de veinte pres@s Polític@s, sin embargo ninguno como ella se ha convertido en estandarte de la resistencia popular al gobierno antipueblo y antipatria de la alianza neoliberal consevardora Cambiemos. 

No es casual que a lo largo y ancho del país se hayan multiplicado por cientos los comités por su liberación.

No es casual que sus dedos en V o su puño en alto llenen de esperanza a quienes a diario son castigados como ella por ser negros, pobres, trabajadores, indios o cualquiera de los otros motivos que Cambiemos encuentra para perjudicar y marginar de la sociedad.

No es casual que miles, decenas de miles de argentinos hayan viajado desde cada rincón de la Patria hasta San Salvador a visitarla en la cárcel, a llevarle un chocolate, un libro, una sonrisa, un abrazo.

Nada de eso es casual, porque pese a la injusticia, al avasallamiento, a la humillación pretendida por la (in)justicia jujeña su vos se ha alzado invicta, entera y aún en sus peores momentos ha gritado y levantado bien alto su rebeldía como un estandarte, un estandarte que han tomado como propios millones de argentinos.

Milagro Sala, una dirigente social de una pobre y pequeña provincia del norte argentino, casi desconocida para la mayoría, se ha convertido en símbolo de la resistencia al atropello neoliberal conservador y su obra ha trascendido esa provincia con ella y llegado a todo el país como un símbolo de que el Pueblo puede organizarse.

Por eso, justamente por eso, Milagro Sala es hoy la Mandela Argentina, porque es un sínbolo, es el símbolo de todos aquellos que resistimos de una u otra forma a la destrucción de la Patria que nos propone el neoliberalismo conservador.

¡Salud Milagro!

H. D.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Previo
Entrada antigua