Select Menu

Municipios

Latinoamerica

Sociedad

.

.

Argentina

Deportes

Internacionales

Cultura y Educación

» » Los Qom: Mentiras y verdades de una guerra mediática

(17/01/18 - Pueblos originarios)-.Frente a la campaña mediática de Félix Díaz, conversamos en exclusiva con el diputado nacional formoseño por el Frente para la Victoria, Juan Carlos Díaz Roig (foto), consultamos documentos del Instituto de Comunidades Aborígenes e indagamos en la postura del Estado provincial frente al reclamo territorial que encabeza este grupo.

La Provincia de Formosa es una provincia diversa. Constituye un mosaico cultural en la cual habitan los Pueblos Toba (Qom), Pilagá, y Wichí. Los dos primeros pertenecen al grupo lingüístico guaycurú y el tercero al mataco-mataguayo y, desde ese punto de vista, la diversidad es aún mayor, puesto que se hablan en el territorio provincial 17 variantes dialectales.

El primer reclamo de Félix Díaz, presentado en los medios de comunicación como un representante de toda la comunidad Qom, es el derecho a la tierra.

Pero el Estado Provincial sostiene que esta garantía ya está asegurada. Desde 1984 se impulsaron procesos de innovación legislativa, incluyendo reformas constitucionales, trascendentes en el contenido de sus textos en orden al reconocimiento de los derechos de los pueblos indígenas; contando con una importante participación de los propios indígenas en la formulación de propuestas inclusivas, para lograr la plena participación en igualdad de condiciones con el conjunto de la sociedad.

Desde 1984, entonces, el Gobierno reconoce los derechos de los pueblos originarios sobre sus territorios ocupados, otorgándoles la propiedad comunitaria de aquellos. Se les entregó, a las tres etnias, mas de 300.000 hectáreas de la provincia. En ese sentido, Díaz Roig afirma que “Formosa es pionera en política aborigen”.

La profundización de los derechos aborígenes expresada en la legislación del ’84 continuó con la reforma constitucional del año 1991. “Allí establecemos los derechos de los pueblos originarios en función de un texto que fue aprobado por un Congreso de más de mil dirigentes aborígenes que se realizó en Las Lomitas, y que fue dirigido por el padre Nazar y quien les habla. Yo fui el autor de la constitución de Formosa y me comprometí -y así fue- a llevar íntegramente el texto de los derechos de la comunidad aborigen, tal como se sancionó en ese lugar” relata el diputado y aclara: “Si alguno tuviera dudas, yo le pediría que mire la Constitucion Nacional, en los articulos referentes a sus derechos, y verá que se advierte claramente que la única fuente que tiene es la de la Constitución formoseña. No existía en el país, a nivel del derecho público constitucional, provincial y nacional, ningún antecedente similar a este”. Es por esto que, desde el año 1984 hasta la aparición de Félix Díaz en 2008, no hubo ningún conflicto del Estado nacional ni provincial con las comunidades aborígenes.

“Ahora se reclama lo que la provincia reconoció en la reforma de 1991 y anteriormente a traves de la ley del ’84” sintetiza, y advierte sobre “la falta de información” de la sociedad y de los comunicadores al respecto.

5.187 son las hectáreas que fueron otorgadas a la Comunidad de la Primavera, uno de los grupos más pequeños de la provincia. De los cuales, unas cien personas son los que lo acompañan y hoy, son representados por Félix Díaz; el reclamo territorial exige aproximadamente 500 hectáreas más, ocupadas por una familia vecina desde 1930. Además, la comunidad pide 5000 hectáreas perteneciente a Parques Nacionales.

“Lo novedoso es que Félix Díaz plantea algo que se llama el derecho ancestral. Pasaron a reclamar, amén de las 5 mil hectareas, todo el Parque Nacional Pilcomayo, llevando al extremo esta teoría. Parece que deberíamos despojar toda la provincia para darle una solución a la problemática” cuestiona Díaz Roig y se refiere al líder Qom como “un personaje montado desde la publicidad, que no se refleja en la realidad, ni siquiera, de su comunidad” y que “no propone soluciones factibles, prácticas o legales”.

Según el Instituto de Comunidades Aborígenes, el accionar de este grupo comenzó en octubre de 2008, cuando un grupo de aborígenes ingresó a las tierras de la familia Celia, realizando una “demarcación”, lo cuál dio lugar a una denuncia por parte de su titular. A partir de allí, se originó un sumario de prevención (N° 141/08) de la Comisaría de Laguna Blanca. En ese marco, se celebró una reunión entre el juez de Instrucción Santos Gabriel, el Presidente del ICA junto a un asesor letrado, la asesora del equipo nacional ENDEPA, y el señor Félix Díaz, labrándose un acta y dejándose constancia que en presencia de las partes se exhibió el plano de mensura que se corresponde con el título de propiedad del terreno en cuestión. Félix Díaz se dio por enterado que la tierra que pretendía ocupar como propia no correspondía a la Colonia Aborigen, manifestando que desistían de sus acciones de inmediato.

A pesar de ello, este episodio se repitió dos veces más, hasta que en noviembre de 2010 se incorporó como método de reclamo el corte de la ruta N°86, que terminó con el desencadenamiento de un trágico episodio que finalizó con la pérdida de dos vidas: un miembro de la comunidad aborigen y un miembro de la policía de la provincia. “Esta es la realidad de la historia que está documentada y está en juicio. A partir de allí, esto tomó una notoriedad muy grande” ratifica Díaz Roig.

La Comunidad de la Primavera, es la única sobre el total de 192 comunidades existentes que mantiene un reclamo territorial. Sin embargo, antes de la campaña activa, el grupo liderado por Félix Díaz había tenido otras mediaciones para llegar a un acuerdo con distintos organismos nacionales y provinciales.

Con respecto al territorio perteneciente al Parque Nacional “Pilcomayo”, se realizaron reuniones conciliatorias donde se exhibieron los planos de mensuras y los títulos de propiedad. Al norte de la legua A, existe una fracción de Dominio fiscal que también es reclamada por Félix Díaz. No obstante, el Estado provincial les mostró la documentación que confirma que esas tierras fueron cedidas para la construcción de una sede de la Universidad Nacional de Formosa.

En lo que concierne a las tierras de la familia Celia por la cual se produjeron los incidentes, también se realizaron encuentros previos a las movilizaciones. Allí se acordó con la Comunidad de la Primavera cesar el reclamo de esa fracción que perteneció a la familia por más de 70 años, a cambio de compensarlos con otra porción de tierra. Por eso, las 5 mil hectáreas que fueron cedidas originalmente para este grupo, pasaron a ser 5.187, a través de una escritura traslativa.

Finalmente, resulta habitual que algunos miembros realicen contratos de arrendamiento de tierras (lo cual está prohibido por el artículo 12 de la ley 426, por tratarse de territorio comunitario) a particulares, con objeto de explotación agrícola o ganadera, lo cual genera quejas y reclamos por parte de otros miembros de la comunidad. De esta situación se desprenden conflictos internos que se entremezclan con lo antes mencionado.

Si en definitiva se decidiera que la solución fuera ampliarles la titularidad de mas tierras, quedaría como precedente la obtención de las mismas a través de los métodos violentos que utilizó este pequeño grupo, de menos de 100 personas.

En conclusión, a pesar de tener la legislación más innovadora y transgresora en derecho aborígen, el gobierno provincial ha atendido cada uno de los reclamos territoriales de este grupo; los cuales fueron tratados, discutidos y acordados con todas las partes implicadas; escuchando todas las voces y garantizando que el grupo tenga la asistencia legal correspondiente.

Aún así, a partir del 2008, el líder Qom, Félix Díaz, decidió desconocer el avance de los últimos treinta años en materia de reconocimiento, cuestionando la gestión provincial ante las cámaras de televisión y sosteniendo consignas que, más allá del fogoneo mediático y político por parte de los espacios opositores, no tienen ningún tipo de sustento en la realidad.

En la segunda parte del informe: la funcionalidad de Félix Díaz al Grupo Clarín, el trasfondo político que enmarca el conflicto y la realidad de los Qom en materia de educación, salud y vivienda.

Los Qom: la otra cara de la historia (Segunda Parte)
En esta segunda parte del informe, indagamos sobre la realidad de los Qom en materia de vivienda, salud y educación, desenmascarando las operaciones políticas del Grupo Clarín con la complicidad de Félix Díaz.

En la primera parte de nuestro informe Los Qom: la otra cara de la historia, abordamos el reclamo territorial que lleva adelante la Comunidad de la Primavera liderada por Félix Díaz.

Allí quedó explicitado cómo se repartieron las tierras de acuerdo a la legislación de 1984, la reforma constitucional de 1991, y los posteriores acuerdos y tratos realizados en diálogo y trabajo conjunto con todas las etnias de la provincia de Formosa. Quedó demostrado que el planteo no sólo no tiene respaldo legal y jurídico, sino que tampoco tiene asilo en la realidad.

En esta segunda parte, abordamos el trato de los medios de comunicación a la problemática Qom y cuál es la realidad de las comunidades indígenas de la provincia, donde las cámaras de televisión no quisieron apuntar.

El programa de bandera del Grupo Clarín, “Periodismo para todos”, conducido por el periodista Jorge Lanata, realizó un primer informe audiovisual que pretendió mostrar “cómo viven los Qom” y la “falta de gestión” del gobierno provincial encabezado por Gildo Insfrán, realizando un primer plano a un único hogar, visiblemente precario e insalubre. Según el programa, éste era el modelo de casa que habitaban todos los integrantes de la comunidad.

“El multimedio tiene un profundo desprecio por nuestra provincia; Lanata dijo ‘estamos en Formosa, en el culo del mundo’, porque así nos ve. Fue un show todo lo que hizo” denuncia Juan Carlos Díaz Roig, el diputado nacional justicialista, especialista en derecho aborígen, autor de la constitución formoseña y coordinador del Congreso realizado en Las Lomitas

Los programas satélite del grupo replicaron la “investigación”; especialmente TN, donde Gabriel Levinas cumplió el mismo rol que Lanata. Sin embargo, aunque el monopolio mediático no lo mostró, hubo una contra-respuesta a ese informe.

El periodista formoseño Alejandro Crivisqui, fue al mismo lugar que las cámaras de Clarín, pero amplió el plano, y mostró la verdadera realidad: un centro de salud de última generación, institutos educativos, hogares modernos, red de cloacas y agua potable.

Aunque Lanata tildó a Crivisqui de “pelotudo”, las imágenes contaron la verdad, evidenciando cómo opera este sector, cómo se recorta y distorsiona la realidad, y cuán poco representa Félix Díaz al resto de los originarios de Formosa.

El periodista formoseño Alejandro Crivisqui, fue al mismo lugar que las cámaras de Clarín, pero amplió el plano, y mostró la verdadera realidad: un centro de salud de última generación, institutos educativos, hogares modernos, red de cloacas y agua potable.

“Es el problema de la deformación mediática de Clarín y todo el grupo monopólico que conocemos, que aplica a rajatabla el ‘miente, que algo quedará’ y han conseguido crear un personaje (Félix Díaz) que en Formosa no existe, sólo lo hace en los medios de la capital” explica Díaz Roig. “No subestimen a los aborígenes, ¿ustedes creen que podría Gildo Insfrán ganar con el 70,80 por ciento de los votos en todas las escuelas si no estuviera haciendo una gran tarea que responde a las expectativas de los pueblos? Es subestimar a los formoseños” considera.

Lanata apostó una vez más a la misma operación. “Va a California y trae una donación de 2 millones de dólares diciendo que le va a dar agua a todos los formoseños; va a un pueblo del interior, la hija de una candidata a concejal de la UCR dice “tengo hambre de agua” y él anuncia que va a perforar un pozo” recuerda el diputado. “A ver, acá hay miles de pozos y de profundidad, que están dándole agua a comunidades enteras. Él cava tres metros, y después ni siquiera calzan los pozos; lógicamente se caen y ahí denuncian que una patota los volteó. Entonces, se lleva los dos millones de dólares y se va. Ignoro si esa donación existió o qué hizo con esa plata, pero acá no volvió” ironiza.

Efectivamente, las cámaras de Crivisqui mostraron mucho más que la revelación del accionar de Clarín; evidenciaron el avance de los pueblos originarios formoseños en materia de salud, educación y vivienda.

La educación indígena en Formosa responde a la modalidad “Educación Intercultural Bilingüe –EIB-”, que busca promover una construcción colectiva al servicio de la vida y de la dinámica histórica de las comunidades originarias, en sintonía con la sustentabilidad de sus ambientes y el desarrollo de sus sistemas económico- productivos. Esta modalidad registra un funcionamiento orgánico e institucionalizado en los cuatro niveles del sistema educativo, a través de Leyes, Decretos y Resoluciones donde se fijan las líneas rectoras para las prácticas pedagógicas.

La Política Educativa Provincial toma impulso a partir de la sanción de la Ley Nº 426 y encuentra anclaje constitucional en el artículo 92 inc. 10).

Esa búsqueda de valoración identitaria se refleja, asimismo, en la propuesta de una formación de grado de docentes indígenas. Prueba de ello es la creación, en 2007, del Instituto de Educación Superior Docente y Técnica Intercultural Bilingüe de El Potrillo (Dpto. Ramón Lista), seguido de la aprobación de los Diseños Curriculares pertinentes, con lo que se autorizó la apertura de la carrera Profesor Intercultural Bilingüe en Educación Primaria en el Instituto Superior de Formación Docente de la localidad de El Potrillo y en el Instituto de Formación Docente y Técnica de Ing. Juárez (Dpto. Matacos).

Los números son claves. En 2005, las escuelas que responden a la modalidad bilingües eran 97. En el estudio realizado en el año 2013, se registraron 442 escuelas EIB sobre un total de 1200 construidas en la provincia en los últimos diez años; es decir, un aumento del 356%. En lo referente a la matrícula indígena, se observa un incremento total del 29%. En cuanto a los docentes indígenas, pasaron de ser 250 a 450, según el mismo estudio.

En 2005, las escuelas que responden a la modalidad bilingües eran 97. En el estudio realizado en el año 2013, se registraron 442 escuelas EIB sobre un total de 1200 construidas en los últimos diez años

En cuanto a la atención de salud, la red de prestadores de salud provincial se encuentra territorializada en Áreas Programáticas y Distritos, con asignación de población de responsabilidad para cada efector, integrándose 67 áreas programáticas en 12 distritos; para lo cual, los establecimientos asistenciales existentes en la provincia se categorizan, según su complejidad -baja, mediana y alta- en efectores de 1°, 2° y 3° nivel.

Las comunidades con población mayor a 700 habitantes cuentan con centros de salud u hospitales rurales con médicos, odontólogos y obstétricas permanentes, ambulancia y red de comunicación radial, así como agentes sanitarios indígenas, y en algunas comunidades parteras tradicionales y choferes indígenas. El resto de las comunidades reciben la visita médica del equipo de salud del establecimiento del área programática a la que pertenecen.

Cabe destacar, asimismo, la implementación del Seguro Provincial de Salud, como herramienta del Gobierno Provincial para brindar a la población una cobertura integral de la salud en todos sus niveles de complejidad con estudios y análisis de diagnóstico, tratamientos terapéuticos y provisión de medicamentos. Este seguro abarca a más del 90% de la población indígena.

 Cabe destacar, asimismo, la implementación del Seguro Provincial de Salud, como herramienta del Gobierno Provincial para brindar a la población una cobertura integral de la salud

En el sistema de salud provincial hay 49 centros de salud donde trabajan 156 agentes sanitarios indígenas, y existen más de 20 estudiantes universitarios indígenas que se están formando en carreras ligadas a las ciencias de la salud.

Además, se implementó un programa denominado “Salud comunitaria” , llevado adelante por el Ministerio de Desarrollo Humano, que rescata los saberes de cada comunidad, sumando y potenciando sus conocimientos para dar respuestas concretas a los problemas de salud, contribuir a la prevención de enfermedades y aportar al cuidado integral de los ecosistemas locales.

“Nosotros hemos desarrollado lo que entendemos como modelo formoseño de proyecto provincial, adaptando el modelo nacional de Perón desde el retorno de la democracia y sobre todo desde que Insfran tomo la conducción del gobierno y del partido” afirma Díaz Roig.

Existe un importante apoyo por parte del Gobierno Provincial al desarrollo de emprendimientos productivos impulsados por las comunidades indígenas, tanto en acompañamiento técnico, capacitación como financiamiento. A través del Fondo de Apoyo a las Comunidades Aborígenes (FACA) el Ministerio de la Producción asistió en los últimos años a 16 proyectos por un monto cercano al millón de pesos, beneficiando a 1500 emprendedores indígenas. El Estado promueve la apicultura, la producción de artesanías y el autoconsumo indígena; para éste último se entregan semillas y combustibles a la totalidad de las comunidades aborígenes de la Provincia, en una cantidad suficiente para la siembre de media hectárea por familia.

“Este proyecto se potencio cuando llegó Néstor Kirchner al poder. Como era una provincia marginal, vino el segundo día de su gestión, donde firmó con Gildo el pacto de población histórica que abarca cinco ítems centrales: manejo de los recursos hídricos, energía, caminos, ferrocarriles y gasoductos. Tres están completos y ferrocarriles y gasoductos, en plena ejecución” explica Díaz Roig.

“Nosotros tenemos un problema geopolítico importante. Somos la provincia marginal y marginada que ha sido dejada de lado desde Peron hasta Néstor. En ese período nunca nos hicieron ni un kilómetro de ruta ni una escuela ni una obra importante” cuestiona. “Por eso nuestro proyecto es reactivar el proyecto del Norte Grande y el Eje de Capricornio; con la posibilidad de que seamos parte de un corredor bioceánico que comprenda 50 millones de personas de Brasil, Uruguay, Paraguay, Bolivia, el norte de Chile y el noreste y noroeste de Argentina para sacar nuestras producciones al pacífico” propone.

Además, afirma que las elecciones siguen siendo para el Frente para la Victoria porque el Grupo Clarín “no puede intervenir en el esclarecimiento de un pueblo que ha encontrado su rumbo” y la oposición “no tiene un proyecto alternativo ni dirigentes representativos”. En ese sentido, ejemplifica: “Cuando Naidenoff (senador nacional de la UCR) y Buryaile (diputado nacional de la UCR), por seguir la línea nacional nos votan en contra, votan en contra de un presupuesto, se oponen a 70/100 km de ruta, una nueva obra sanitaria, el ferrocarril, el gasoducto. Son aspiraciones de generaciones formoseñas siempre postergadas, que por fin encuentran un gobierno nacional que es proclive a entender y compartir este proyecto”

“Por eso atacan tanto a Gildo con cuestiones de segundo orden, porque en la práctica, tenemos una gran construcción. Obviamente tenemos errores y aún nos falta mucho; pero ni se imaginan lo que era Formosa treinta años atrás, sumida en la miseria y la indigencia más absoluta, y cuánto hemos avanzado” finaliza.

Fuente: Infobaires 24

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Previo
Entrada antigua