Select Menu

Municipios

Latinoamerica

Sociedad

.

.

Argentina

Deportes

Internacionales

Cultura y Educación

» » Por primera vez en democracia se incluye a dictadores, usupadores del poder popular, en una muestra

(27/01/18 - Memoria, Verdad y Justicia)-.Si algo nos queda claro a los argentinos es que, quienes se apoderaron por la fuerza del gobierno nacional y usurparon el poder popular no pueden ocupar espacios en el marco de la sociedad democrática. Eso es, al menos, lo que pensamos los argentinos democráticos.

No obstante, también queda claro que la derecha, que de mayor o menor grado simpatizó con esas dictaduras que justamente usurpaban el poder para llevar adelante las políticas económicas y sociales que ella impulsaba y no podía aplicar por falta de respaldo en las urnas de manera democrática.

Hoy, de la mano de la alianza neoliberal conservadora Cambiemos esa lógica ha variado y la derecha impone alegremente políticas represivas y que comprometen la soberanía nacional a futuro a través de una inmensa deuda externa acumulada, la destrucción de las leyes sociales y laborales e importantes sectores de la industria.

Ahora, luego de tener que ver un Falcon verde desfilando frente al palco presidencial, desde el mismo gobierno se ha pedido reconciliación con la dictadura y casi a la par se inaugura una muestra en homenaje al golpista Aramburu.

Luego de que el jefe de la bancada de Cambiemos en Diputados, Nicolás Massot, hablara sobre la necesidad de que el pueblo argentino se reconcilie con los genocidas de la última dictadura, el ex Museo del Bicentenario incorporó un sector dedicado especialmente a uno de los mayores golpistas de la historia argentina, el Museo del Bicentenario que funciona en Casa Rosada incorporó una muestra sobre uno de los mayores golpistas de la historia argentina, Pedro Eugenio Aramburu. 

"Con los años 70 hay que hacer como en Sudáfrica y llamar a la reconciliación", sostuvo Massot, declaraciones que fueron duramente rechazadas por organismos de Derechos Humanos. 

En esa misma línea, la Casa Rosada inauguró una vitrina del museo oficial dedicada especialmente al dictador que gobernó la Argentina entre 1955 y 1958. 

En el homenaje que realizó el gobierno de Macri, a Aramburu se puede ver que en una placa el dictador ejecutado por Montoneros figura como "presidente", sin diferenciarlo de quienes llegaron al poder por la vía constitucional.

En un espacio bautizado como La república condicionada se coloca una lista de quienes ejercieron la presidencia entre 1955 y 1983 y, en ese contexto, aparecen en una miusma línea mandatarios como Arturo Illia y Juan Domingo Perón (ambos ganadores de elecciones) en un mismo nivel que Jorge Rafael Videla, genocida y represor.


Lo más grave, es que en ningún apartado de la muestra figura el hecho de que los mandatarios de facto mencionados llevaron adelante dictaduras.

El director de Programas Culturales defendió la muestra en homenaje a Aramburu
El funcionario salió a respaldar la polémica muestra, en la que el golpista Pedro Eugenio Aramburu está identificado bajo la etiqueta de "presidente". Además, justificó que no se hable de la cifra de desaparecidos: "El Estado tiene información que son menos de 10 mil y los organismos dicen que son 30.000. Es una discusión que decidimos no meternos", argumentó.


El Gobierno salió a respaldar la muestra que fue readecuada por la actual gestión. "Los museos no hacen homenajes sino que exhiben un patrocinio del pasado bueno o malo", afirmó el Director de Programas Culturales, Luciano De Privitellio, en diálogo con BAE. Sin embargo, en la polémica muestra, el golpista Pedro Eugenio Aramburu está identificado bajo la etiqueta de "presidente".

Para actualizar la muestra, el Gobierno recurrió a dos asociaciones de historiadores: la Academia Nacional de Historia y la Asociación Argentina de de Investigadores en Historia (Asaih). Desde el Ejecutivo explicaron que Asaih fue "muy explícito" en decir que tenía que haber elementos de dictadores para que no haya críticas. Planteo con el que conincidió el Gobierno.

El contenido de los guiones, en especial sobre el período de la dictadura, también fue eje de discusión además de los objetos. El museo llama "República Condicionada" al período entre 1955-1983. "Calificamos a cada período con un adjetivo. Nos referimos a "condicional" que la república tuvo en ese momento por los golpes de Estado. Las que están condicionadas son las repúblicas y eso quiere mostrar el guión", justificaron.

Desde el Gobierno aclararon que decidieron no poner largos textos sino utilizar videos de siete minutos para explicar cada período histórico. "Los dictadores se llaman dictadores, las elecciones son elecciones y los golpes de Estado son golpes de Estado", argumentan.

Sin embargo, en los guiones jamás se menciona la cifra de los desaparecidos. Cabe recordar que el ex ministro de Cultura porteño, Darío Lopérfido, había dicho en 2016 que "no eran 30 mil los desaparecidos", lo que generó su renuncia al cargo ante el repudio de las organizaciones de Derechos Humanos."El Estado tiene información que son menos de 10 mil y los organismos dicen que son 30.000. Es una discusión que decidimos no meternos", destacó De Privitellio ante la consulta de BAE. "No decimos que no son. Es un tema álgido", agregó.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Previo
Entrada antigua