Select Menu

Municipios

Latinoamerica

Sociedad

.

.

Argentina

Deportes

Internacionales

Cultura y Educación

» » “Uruguay en el contexto de Latinoamérica es el país más estable institucionalmente hablando”

(08/01/18 - Uruguay)-.La vicepresidenta Lucía Topolansky, dialogó con el programa República Radio que se emite por lacatorce 10, sobre su inesperada asunción de la vicepresidencia tras la renuncia de Raúl Sendic, el futuro comercial de Uruguay y el perfil de los posibles candidatos a la presidencia. Cabe destacar que la vicepresidenta fue invitada a un programa especial que se realizó desde el Mercado Agrícola de Montevideo (MAM).

¿Se destacó la situación de Raúl Sendic y su circunstancia al asumir la Vicepresidencia durante el cierre de año con sus compañeros?
El presidente de la República, Tabaré Vázquez, agradeció lo que se había hecho desde el Poder Legislativo y ratificó la idea de que no fue una crisis institucional, sino una crisis política. Cabe mencionar que la superamos por la voluntad del ex vicepresidente, de Raúl, quien al renunciar ayudó a pesar de que la situación jurídica de él no tiene resolución, pero tuvo la nobleza de igualmente dejar su cargo. 

Obviamente era muy difícil la situación, hay que ponerse en los zapatos de la persona. Sendic estaba siendo señalado por la prensa, a veces podía ser con alguna razón pero otras sin razones. Además, había acusaciones de los compañeros que estaban en el Parlamento, por lo que se le hacía muy difícil coordinar las tareas y la situación era muy tensa. Obviamente que cuando asumí el cargo de vicepresidenta la situación mejoró, pero no por mérito propio sino que por la circunstancia. 

Yo les decía a los Ministros que tuve algunas ventajas porque soy veterana en el Parlamento, conozco los bueyes con que aro y la mecánica, por eso tenía más experiencia que Raúl. Yo ya no soy competencia para nadie porque estoy conclusa a la jubilación legislativa, no de la política sino en la cuestión legislativa. No despierto ninguna suspicacia en nadie, eso es una ventaja, cuando aparece alguien competitivo se genera ruido.

¿Qué balance hace sobre la actuación del Parlamento durante este año?
Cuando ingresé al Parlamento era oposición y estando en el gobierno siempre estuve en ámbitos negociadores tanto para la constitución del Tribunal de Cuentas como para la Corte Electoral. Por tanto, tengo experiencia, lo que me ayudó a poder destrabar la situación. Hicimos un esfuerzo por sacar la mayor cantidad posible de proyectos y se tuvo un análisis de lo que estaba en las Comisiones. Hubo cosas que quedaron, me hubiera gustado haber saldado el tema de los tratados y el tema del impuesto a los militares retirados que ganan más de 45 mil pesos.

¿Cómo están las relaciones entre Uruguay y China?
Antes que nada, es importante mencionar que el 23 de enero va a llegar el Canciller Chino, lo cual es una visita importantísima porque Uruguay está siendo destacado por China. Por tanto, las relaciones entre Uruguay y China han sido muy buenas. Dicho país nos ve como el Estado más estable de toda la región y observa que tenemos disposición no sólo a la cuestión comercial – China ya es uno de nuestros principales compradores- sino que también a la inversión. 

Por tanto, esta visita es muy importante, y puede generar nuevos anuncios. Además, el año que entra se cumplen 30 años de la relación Uruguay-China y ellos le dan mucha importancia a esa fecha. Por esta razón en febrero va a viajar en representación del gobierno el presidente del Banco Central y la Ministra de Industria porque hay cuestiones comerciales y financieras necesarias para que la fluidez del intercambio entre los países sea eficaz, no hay que olvidar que ambos Estados son muy distintos.

¿Uruguay qué puede aportar en el crecimiento de China?
En primer lugar, Uruguay puede aportarle a China productos de calidad. Es más, ya les estamos vendiendo a China estos bienes. El hecho de que los gobiernos del Frente Amplio hayan implementado la trazabilidad en la carne hace que el producto cárnico uruguayo haya podido entrar en un montón de mercados del mundo imposibles hasta ahora. Además, nuestros productos son seguros: Uruguay está dentro de los únicos 4 países libres de aftosa por vacunación, por lo que tiene un gran potencial: cada pieza de carne uruguaya importada tiene un chip que uno puede ponerlo en la computadora y ve el origen de ese producto, cómo se crió el animal y si tuvo o no vacunas. 

Cabe mencionar que Uruguay no utiliza hormonas, cría a campo natural y brinda información sobre el establecimiento, lo cual es una seguridad para el consumidor. En términos generales, en China hay un importante. Hay también otros rubros como la soja y el vino que se han exportado. Sin embargo, no son  muchos porque no mueve mucho la aguja global del Uruguay pero si para las bodegas. Este año que cierra fue récord en exportación de vinos de calidad. Uruguay está teniendo vinos de mucha calidad, también lácteos, pero tenemos que profundizar todas esas corrientes porque nosotros somos productores de un bien que es preciado para ellos.

Hay un mundo que está mirando al Uruguay, ¿también es el caso de UPM? 
Uruguay en el contexto de Latinoamérica es el país más estable institucionalmente hablando y no ha habido los escándalos de corrupción que se han dado en otros escenarios y eso quien viene a invertir lo mira, es un país chico pero confiable y estamos ubicados geográficamente en un lugar que es el ingreso al corazón de América. 

Tenemos una costa donde es posible desarrollar algún puerto de aguas profundas y todos estos países que invierten están interesados en esas cosas, miran mucho más lejos de lo que lo hacemos nosotros, nadie va a venir a invertir si piensa que no nos va a ir bien, entonces eso habla bien de nuestro país. Las inversiones se han venido sucediendo en distintos gobiernos lo que habla también de una institucionalidad que no es común en la región. Hay una seriedad en los partidos políticos uruguayos.

El modo de hacer política en Uruguay no es el de Brasil ni el de Argentina, por lo que a los inversores les resultamos confiables. Necesitamos inversiones para tener fuente de trabajo para nuestra gente, porque hay algo que es elemental: el trabajo es la primera distribución de riqueza que podemos hacer. Todos tenemos que tener un salario digno.

¿Cree que ha habido un avance importante para la mujer en estos años de gobierno del Frente Amplio?
Sí, por supuesto. Es una lucha de muchos años, somos un país paradójico en eso, a principios del siglo XX, Uruguay fue el Estado más avanzado en relación al tema de la mujer gracias a José Batlle y Ordóñez. Fue el primero que tuvo el voto de la mujer mucho antes que Argentina y Brasil, para poner los dos emblemáticos del cono sur. Por ejemplo, hasta hace muy poco la posibilidad de que la mujer tuviera propiedades en Paraguay no era posible. 

En esa época también se aprobó el divorcio por la sola voluntad de la mujer. Batlle y Ordóñez se desesperaba para que las mujeres estudiaran, pero las familias no querían mandar a sus hijas a la Universidad, entonces dijo “si no las quieren mandar a estudiar a la Universidad, hagamos otra” e hizo la femenina, que funcionó un tiempo y luego se superó ese escalón. Hubo todo un avance pero en época de dictadura se congeló este proceso, luego se retoma con los movimientos femeninos en la dictadura con formas más fuertes. La igualdad es un tema por el que tenemos que estar atentos siempre. Tiene que haber un cambio cultural, las leyes, los decretos y las normas ayudan, pero el cambio tiene que ser cultural y siempre es más difícil y más largo.

De todos modos, creo que hemos avanzado. Si miramos el Poder Judicial, dentro de poco va a salir un movimiento de cuotas masculinas: el otro día nombramos 40 fiscales y había solo dos hombres. A nivel del Poder Legislativo hubo una ley que ahora se ratificó, en la que se estipula que un tercio de las dos cámaras tiene que ser destinado a la presencia femenina, pero soy de las que piensa que este tema no se arregla solo con leyes, tiene que haber voluntad política de los partidos. 

Esto se observa con nítida claridad si miramos la historia, el partido que ha tenido más voluntad de poner mujeres es el Frente Amplio, es el que tiene más legisladoras y es el único partido que ha tenido presidentas en la Cámara de Diputados. También es el único que tuvo una presidenta interina y Vicepresidenta de la República. Todo esto se logró por voluntad política, no fue por cupo ni por cuota. A nivel Ejecutivo también hay una voluntad política: tenemos un lote de ministras importante. Yo sé que hay que pelear por la no diferenciación salarial, después ha habido otras leyes que tienen que ver con poner sobre la mesa temas que no son de hoy, fueron de siempre pero estaban debajo de la mesa y no se veían como el de la violencia domestica, al estar sobre la mesa la virtud es que nos tenemos que hacer cargo.

¿Cómo ve la candidatura para el próximo año?
El año que viene es un año de programa, porque a la ciudadanía le debemos proponer ideas. Tenemos que decirles el país llegó hasta acá, ¿cómo seguimos? No podemos pensar más de lo mismo, las ideas tienen que contener componentes nuevos, de avance y la escalera de las ideas tiene que ser infinita. Esto es lo que van a hacer los partidos el año que viene. 

El Frente Amplio ya lanzó su comisión de programa y las propuestas tienen que recogerse de la sociedad uruguaya. Siempre digo que hay dos academias: la tangible, que nos forma a un ingeniero, un médico o un maestro, y después esta la academia de la vida, que es el ciudadano que aprende de su trabajo, de la convivencia, de su barrio y que tiene una enorme sabiduría, la cual muchas veces está dispersa y no la sabemos leer.

¿Cómo tendría que ser el posible candidato?
Una vez cerrado el programa hay que ver qué candidato o candidata lo puede representar mejor ese es el dilema, pero también esa persona tiene que tener feeling con la gente, tiene que tener llegada y generar confianza, porque la política es razón y es corazón, las emociones cuentan también. 

Puedo tener una persona totalmente capaz y racional pero fría, que no tenga ningún tipo de comunicación con la gente y que la sociedad desconfíe de ella. Con este tipo de persona no llegaríamos a buen puerto, la sociedad debe de confiar en sus candidatos.

¿Para usted quienes son los candidatos más emblemáticos?
Por otro lado, me parece bueno que el gobierno cambie cada 5 años porque garantiza un juego democrático interesante, todos se preguntan quién entrará en la rueda electoral. A nivel de mi partido político, tenemos 3 compañeros emblemáticos muy sólidos que son Tabaré, Danilo y Pepe. 

A Pepe no lo dejo, pero eso ya es un problema de mi familia. Creo que tiene que haber una candidatura de recambio. Creo que el Frente tiene una buena cartera de candidatos, pero siempre es la gente quien tiene que elegir en las elecciones internas. Soy partidaria de que en el escenario haya 4 o 5 compañeros o compañeras y que sea la gente quien decida en las elecciones internas, que defina cual representa mejor a nuestro programa y es capaz de llevarlo adelante.

¿Cómo fue ese cierre de año junto a sus compañeros jerarcas?
El Presidente nos había convocado al Consejo de Ministros, allí cerró el año planteando diversos temas. Primero hizo un balance de cómo había funcionado el Consejo de Ministros y destacó la importancia del trabajo en equipo. Después, el presidente planteó que el grupo de gobierno podía y debía rendir más, que siempre teníamos que mirarnos críticamente para mejorar la calidad de lo que hacemos. 

También afirmó que si había que tener más espacio de discusión política, había que asumirlo porque lo importante es que los temas del Consejo de Ministros tengan tiempo de discusión y de resolución. Es importante pensar que lo mejor del consenso es el tiempo de resolución, ya que todos tenemos que trabajar juntos, tratando de que eso sea una señal fuerte. Hizo mucho énfasis en el trabajo en equipo y es muy importante para mí, porque habla del pensamiento esencial de la diversidad y de la unidad. 

Luego nos planteó que en los últimos días de enero y principio de febrero va haber una jornada larga de uno o dos días para planificar el año, se trata de que cada ministerio ponga a punto la operativa del año porque el 2018 es el último año productivo, hay que destacar la importancia de la ultima Rendición de Cuentas, en la cual se excede el récord de Consejos de Salarios en la historia del país y la importancia de tener esa fluidez con esa realidad.

Fuente: La República

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Previo
Entrada antigua