Select Menu

Municipios

Latinoamerica

Sociedad

.

.

Argentina

Deportes

Internacionales

Cultura y Educación

» » En Cambiemos todo queda en familia

(03/02/18 - Castelli)-.En medio de un vergonzoso desborde de nombramiento de familiares que ubica al gobierno como un claro nepotismo, Cambiemos sigue sumando escarnios a su gestión que ha significado un cambio, pero en el sentido involutivo.

En este caso se trata del caso de un edil de la UCR de Castelli que ya afrontó denuncias por el robo de durmientes del ferrocarril en 2015, año en que fue candidato a intendente por la alianza neoliberal-conservador representando a su partido (foto) y que ahora ha gestionado en forma directa con el gobierno de María Eugenia Vidal la construcción de dos puentes para beneficio de propiedades familiares en desmedro de las necesidades de la sociedad de obras similares en sectores céntricos.


Martín Céspedes, concejal de Cambiemos, podría ser destituido luego de que saliera a la luz un pedido de construcción de obra por parte del Estado provincial que lo benefician, la construcción de dos puentes valuados en unos nueve millones de pesos que favorecen directamente a campos de la propiedad de su familia
  
El concejal de Cambiemos en Castelli Martín Céspedes volvió esta semana a ser el centro del escándalo. Es que, luego de haber sido denunciado en 2015 por el robo de durmientes del ferrocarril, sumó ahora un caso de utilización de influencia política para beneficiarse con obras del Estado de la provincia de Buenos Aires.

Ante esto, dos ex intendentes de la ciudad, el radical Ricardo Riva y el peronista Ricardo Orono, evalúan hacer una presentación en el Concejo Deliberante para pedir su destitución, por lo que no se descarta que la noticia tome trascendencia en las primeras sesiones ordinarias.

La denuncia tiene que ver con que Céspedes gestionó de manera personal en el Gobierno bonaerense la construcción de dos puentes valuados en unos nueve millones de pesos que beneficiarían directamente a campos de la propiedad de su familia.

De acuerdo a fuentes locales, se trata de los puentes Linch y Cortejarena, dos conexiones poco transitadas y que no figuran como prioridad, ya que existen otros puentes pendientes de refacción que son “altamente transitados” por estar en caminos troncales y que son claves para la producción.

De hecho la obra, que está en su etapa inicial, según dio cuenta el portal Esquina al Campo, se encuentra a unos 50 kilómetros de distancia del casco histórico de Castelli. 

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Previo
Entrada antigua