Select Menu

Municipios

Latinoamerica

Sociedad

.

.

Argentina

Deportes

Internacionales

Cultura y Educación

» » 'Estoy harto de que los peruanos vengan a curarse a los hospitales de la Ciudad'

(27/02/18 - Intelectualidad PRO)-.Más allá de que ahora quiera despegar del bochorno del gobierno de Cambiemos, Beatriz Sarlo fue, por acción y omisión, quizás la única intelectual merecedora de cierto respeto, fuera de los sectores ultramontanos, que acompañó a Mauricio Macri y Cambiemos en su campaña para llegar al poder.

Con un culto previo a cierta independencia de izquierda, displicente hacia los movimientos populares, quizás resulte más sencillo definirla a través de una expresión actual: una progrecheta, Beatriz Sarlo contaba con cierto grado de aceptación por sus pares que, masivamente se había volcado hacia una opción popular de gobierno.

Sin embargo a esos mismos pares les resultará difícil explicar y digerir la anécdota que Sarlo comentó, casi risueñamente en una entrevista con Jorge Novaresio.

Por acción, he escrito, y no se puede dejar de entender que quien limó persistente al gobierno de CFK durante varios años hizo de una u otra manera campaña por Cambiemos, como no se puede dejar de decir que quienes hoy tiran piedras y ayer decían que eran lo mismo también lo hicieron.

Y por omisión, desde luego, ya que la anécdota que reproducimos a continuación es previa a la asunción de Macri como presidente, de hecho está enmarcada en su gestión al frente del gobierno de CABA.

En ella, y es importante prestar atención a este detalle, casi riéndose Sarlo dice que uno de los comensales casi se desmaya al escuchar los dichos xenófobos de Macri, pero deja muy en claro que no era ella. Es decir que ella no tuvo ningún inconveniente en seguir comiendo con Macri y desde luego elogiar sus modales que "mejoran cualquier cuestión".

Y quizás sea ese el problema de la intelectualidad tilinga, pacata y vendepatria de nuestro país, podrán darle un sorete, que si se lo dan bien presentado y con buenos modales les va a agradar, pero ni hablar de buenas gestiones de gobierno si no hay lo que ellos llaman buenos modales.

La asquerosa anécdota de Sarlo con Macri
Cuando la ciudad en el 2010 dio unas preciosas medallas a algunos de sus ciudadanos y a algunos que no pudimos ir a la recepción el nos invitó a un almuerzo en la casa de gobierno de la ciudad y ahí hable... y casi no voy a contar anécdotas de ese encuentro... fue agradable, es alguien que cara a cara podemos decir que sus excelentes modales mejoran cualquier cuestión.

Se sentó a la mesa y uno de los que estaban recibiendo la medalla junto conmigo casi se desmaya porque Macri se sentó a la mesa y dijo 'estoy harto de que los peruanos vengan a curarse a los hospitales de la Ciudad'. Alguien que no voy a mencionar porque no corresponde dar nombres, y yo vi que empalidecía, había que llevarlo a él a un hospital de la Ciudad...

Y claro, todos quedamos sorprendidos,sorprendidos porque quizás alguien pueda pensar eso, pero decirlo de una manera tan brutal... en un almuerzo en que no conocía a los comensales que con toda gentileza había sentado a su mesa... era raro"

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Previo
Entrada antigua