Select Menu

Municipios

Latinoamerica

Sociedad

.

.

Argentina

Deportes

Internacionales

Cultura y Educación

» » ¡Por fin una renuncia!

(20/02/18 - Gestión Macri, Seleccionado de transilvania)-.Cuando parecía que hasta el mismísimo Robledo Puch hubiera podido salir indemne de sus actos de ser funcionario de Cambiemos, ocurrió un hecho cuando menos inesperado: Renunció uno de los integrantes del gabinete (son mucho, incluido el presidente) al que se le encontró dinero negro en un paraíso fiscal.

A diferencia de lo ocurrido con el ministro de Finanzas, Luis Caputo y tantos otros miembros del gabinete, al subsecretario general de la Presidencia, Valentín Díaz Gilligan, le soltaron la mano, ya que presentó esta tarde su renuncia tras la revelación de que no había declarado una abultada suma en un paraíso fiscal. 

Gilligan incluso había recibido la defensa inicial del presidente Mauricio Macri y del jefe de Gabinete, Marcos Peña, no obstante algo parece haber cambiado la lógica de capanga de estancia con que se manejo el gobierno en sus primeros dos años y fracción de gestión.

Quizás la suerte de Díaz Gilligan estuvo atada a un hecho aparentemente fortuito, e incluso ajeno a la política, el fútbol. Es que desde el gobierno observan con preocupación como las arbitrariedades hacia el equipo presidencial (casi tan obvias com los abusos judiciales en favor del gabinete) han llevado a que estadios enteros dediquen algunos momentos de los partidos a entonar el que parece haberse convertido en el hit veraniego y recuerden a la progenitora presidencial.

Así las cosas, el subsecretario general de la Presidencia presentó esta tarde su renuncia tras la revelación de que no había declarado una cuenta de US$ 1,2 millones en Andorra, un reconocido paraíso fiscal. Su dimisión fue presentada a su superior, Fernando De Andreis, según revelaron fuentes gubernamentales.

El subsecretario general de la Presidencia argentina, Valentín Díaz Gilligan, presentó el lunes su dimisión tras hacerse pública una información en la que se afirma que este ocultó 1,2 millones de dólares en una cuenta de la Banca Privada d’Andorra (BPA).

“A pesar del respaldo incondicional que sentí por parte de todos los miembros de nuestro Gobierno, no creo necesario continuar aferrado al cargo en medio de un debate mediático sobre mis acciones en los años en los que estuve en la actividad privada”, señaló Díaz Gilligan en una carta dirigida al presidente argentino, Mauricio Macri.

Curiosamente, pese a pretender decir lo contrario, a Díaz G se le escapa que hasta ahora estaba aferrado a su cargo y ya no lo seguirá haciendo, un dato al menos curioso, aunque es de presumir que no haya querido decir exactamente eso, sino más bien lo contrario. 


La dimisión de este integrante del Gobierno de Macri salió a la luz el mismo día en el que el diputado kirchnerista Rodolfo Tailhande denunciara a Díaz Gilligan ante la justicia federal por presunto lavado de activos, solicitando que se le investigara por supuesta “omisión maliciosa” al no haber declarado los fondos con los que cuenta ante los organismos pertinentes.

Es importante recodar que el funcionario, primero negó tener y haber tenido la cuenta en Andorra y luego para deslindar responsabilidades manifestó que sirvió de testaferro a un intermediario futbolístico, lo que también es un delito.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Previo
Entrada antigua