Select Menu

Municipios

Latinoamerica

Sociedad

.

.

Argentina

Deportes

Internacionales

Cultura y Educación

» » Terminó una mentira de dos años: No hay más trenes a Tandil

(18/02/18 - Provincia de Buenos Aires)-.Cuando hace dos años se suspendió el servicio que Ferrobaires cumplía uniendo Plaza Constitución con Tandil, la gobernadora María Eugenia Vidal dijo que era para reparar las vías y a la brevedad volvería a funcionar.

Ahora, dos años después y con mil quinientas familias más sin pan en la mesa, la gobernadora queda al desnudo con su mentira: para ahorrar recursos se levantará el ramal Constitución - Tandil.

Tras la suspensión del servicio en 2016, expertos en el tema explican que en realidad se hizo para “ahorrar recursos”, ya que el informe de la Auditoría General de la Nación no se refirió nunca sobre el funcionamiento del tren de Constitución-Tandil. Por su parte, el ramal sigue activo para una empresa privada de carga.
  
El cierre del tren de pasajeros que va de Constitución a Tandil -pasando por Cañuelas, San Miguel del Monte, Las Flores y Rauch, entre otras localidades del interior bonaerense- ha dejado de ser “momentáneo” para pasar a ser permanente.

Fundamentos no se dieron nunca. Hubo una comparsa de funcionarios oficialistas a la justificación. Estuvieron hablando casi a dos años del informe de Auditoría de Nación, pero por haraganes nunca lo leyeron, porque este nunca hace referencia sobre Tandil. La realidad es que el ramal de Tandil se cerró para ahorrar recursos.

A la larga espera de dos años sin el tren, ahora se le suma los despidos masivos de todos los trabajadores de Ferrobaires en la ciudad de Tandil.

Es por esto que algunas voces que siguen atentamente al tema explican que “el tren ya está cerrado desde hace dos años, ya es un hecho” y que la decisión del gobierno nacional sobre esto es sencillamente que “no vuelva”.

De lo contrario, argumentan, se hubiera trabajado en estos dos años con proyectos alternativos, pero hasta ahora nunca hubo propuestas al respecto.

La suspensión del servicio que ordenó la gobernadora María Eugenia Vidal en 2016 habría sido en respuesta a un informe que elaboró la Auditoría General de la Nación (AGN) respecto a las malas condiciones de las vías, previniendo accidentes que pudieran costar vidas.

Pero el mismo informe nunca analizó el funcionamiento del tren a Tandil.

A partir de un estudio al respecto elaborado por el ex ministro de asuntos agrarios bonaerense, Alejandro “Topo” Rodríguez, se detalla que “el Informe de la AGN analizó el período que va desde enero 2010 hasta diciembre 2013”, pero que “el servicio Constitución-Tandil se reactivó en agosto de 2012, mientras que el Tren Turístico a Vela y Gardey comenzó a funcionar en agosto de 2014”.

“Los servicios se pueden recuperar rápidamente porque actualmente las vías que usaba el Tren a Tandil están siendo utilizadas por otras formaciones, de carga o de pasajeros, sin inconvenientes”, le dijo a este medio, el ahora también jefe de gabinete de La Matanza.

A dos años sin tren, las promesas que la propia gobernadora había anunciado frente a los intendentes de Cambiemos –como el jefe comunal de Tandil, Miguel Lunghi- no llegan a buen puerto.

De todas las localidades en donde pasaba el tren -Cañuelas, San Miguel del Monte, Las Flores, Rauch y Tandil- solamente en Cañuelas no gobierna Cambiemos. Un dato que explica la poca resistencia frente a la suspensión del ferrocarril.

Para colmo, el ramal en el que funcionaba el tren de pasajeros no está cerrado, sino que sigue en funcionamiento para Ferrosur Roca, una empresa privada utilizada para el transporte de carga.

“Fundamentos no se dieron nunca. Hubo una comparsa de funcionarios oficialistas a la justificación. Estuvieron hablando casi a dos años del informe de Auditoría de Nación, pero por haraganes nunca lo leyeron, porque este nunca hace referencia sobre Tandil. La realidad es que el ramal de Tandil se cerró para ahorrar recursos”, le dijo otra fuente a este medio.

Otros dos datos dejan sin explicación sólida al cierre del tren: durante todo su historial, el servicio ejecutó más de 400 viajes y registró sólo 5 incidentes (2 por fallas mecánicas y 3 por descarrilamiento de otras formaciones de carga, no de pasajeros).

Por su parte, en julio de 2016 -cuando se anunció el cierre del servicio- el Multimedios El Eco de Tandil realizó una encuesta consultando a los tandilenses su opinión sobre el servicio de tren de pasajeros. El resultado fue contundente, con niveles de aceptación cercanos al 70%.

El informe también indica que las tarifas accesibles, con descuentos a jubilados y estudiantes, “brindaron una alternativa de transporte segura y de calidad, con alto impacto social para más de 80.000 pasajeros”.

Ahora, el traspaso de la empresa Ferrobaires a la órbita de la Nación –decretado por la gobernadora Vidal- dejan en manos del ministro Transporte, Dietrich, los destinos definitivos del servicio que une a gran parte del interior bonaerense.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Previo
Entrada antigua