Select Menu

Municipios

Latinoamerica

Sociedad

.

.

Argentina

Deportes

Internacionales

Cultura y Educación

» » Unicef advierte sobre nuevas amenazas que enfrentan niños rohinyas

(24/02/18 - Birmania)-.El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) alertó hoy sobre las nuevas amenazas climáticas que podrían empeorar la situación de 720 mil niños rohinyas al acercarse la temporada de ciclones en Bangladesh.

Este peligro climático se suma a las adversas condiciones de los campos de refugiados en Bangladesh y a la violencia en el estado de Rakhine, Myanmar, donde les niegan sus derechos básicos, apuntó un informe de Unicef.

Ahora, los refugiados están expuestos a las inundaciones que se espera ocurran en la próxima temporada de ciclones y pueden ocasionar graves daños a los frágiles e insalubres campamentos donde viven, advirtió el reporte.

Todo ello aumentaría la probabilidad de brotes de enfermedades transmitidas por el agua y crearía una situación insostenible para los servicios sanitarios, centros de enseñanza, entre otros.

Según estadísticas de Unicef, aproximadamente 185 mil niños de la minoría musulmana rohinya permanecen en el estado de Rakhine, en Myanmar, acorralados por la violencia y el horror de las persecuciones.

Mientras en Bangladesh, se estima que hay alrededor de 534 mil niños refugiados.

El reciente informe de Unicef también señala que el reconocimiento de los derechos básicos del pueblo rohinya crearía las condiciones necesarias para el regreso de los refugiados a sus hogares en Myanmar.

De acuerdo con el director de programas de emergencia de Unicef, Manuel Fontaine, solucionar esta crisis podría tomar varios años si no hay un esfuerzo concertado para abordar sus causas profundas.

'Las personas no se irán a casa a menos que tengan garantizada seguridad y protección, a menos que tengan ciudadanía, a menos que puedan enviar a sus hijos a la escuela y tener la posibilidad de un futuro', dijo.

El informe de Unicef ofrece detalles sobre las amenazas que enfrentan los niños rohinyas seis meses después de comenzar el éxodo de refugiados hacia Bangladesh huyendo de la violencia, la persecución y los asesinatos.

Los rohinyas son un pueblo arrojado a la deriva, perseguidos en sus hogares y comunidades, atrapados en un limbo de ciudanía y privados de sus derechos básicos, subraya ese texto.

En Myanmar se les niega la libertad de movimiento y apenas pueden recurrir a servicios de atención médica, educación y a los medios de subsistencia.

Desde agosto de 2017, la falta de acceso a muchas partes del estado de Rakhine restringe severamente la labor del Unicef y otros organismos humanitarios.

Unicef y las agencias de Naciones Unidas agrandan el apoyo brindado por las autoridades de Bangladesh para acoger a los rohinyas, aunque las condiciones en los campos de refugiados resultan cada vez más difícil por el hacinamiento y la falta de recursos.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Previo
Entrada antigua