Select Menu

Municipios

Latinoamerica

Sociedad

.

.

Argentina

Deportes

Internacionales

Cultura y Educación

» » Investigan dos desapariciones forzadas durante la dictadura en el Chaco

(11/03/18 - Memoria Verdad y Justicia)-.La Unidad de Asistencia para Causas por Violaciones a los Derechos Humanos durante el Terrorismo de Estado del Chaco informó hoy que abrió dos investigaciones sobre desapariciones forzadas ocurridas en esa provincia durante la última dictadura. 

Se trata de los casos de Humberto Aníbal Muñoz, chofer y jornalero secuestrado en la localidad de Barranqueras, en noviembre de 1976, y de Ramón Miguel Avalos, un joven correntino, militante de las Ligas Agrarias, que fue visto por última vez en la Comisaría de Pampa del Indio, donde se hallaba detenido en febrero de 1977.

Según consignó el sitio Fiscales, que depende de la Procuradoría General de la Nación, las investigaciones realizadas por esta Unidad, que contó con la colaboración de organismos de derechos humanos del Chaco y de Corrientes, "requirieron una serie de medidas que lograron incorporar testimonios y documentos de relevancia". 

Por eso, este organismo dependiente del Ministerio Público Fiscal solicitó el inicio de una instrucción ante la jueza federal Zunilda Nirenperger, para que estos hechos sean investigados como delitos de lesa humanidad. 

Humberto Aníbal Muñoz trabajó como chofer de la Cámara de Diputados del Chaco desde enero de 1974, y luego como jornalero en el Aeropuerto Internacional de Resistencia, a partir de abril de 1975. 

Su designación fue dejada sin efecto pocas semanas después del golpe del 24 de marzo de 1976 y en mayo de ese año Muñoz se presentó en la Brigada de Investigaciones al enterarse que era buscado por las autoridades policiales. 

Soportó un cautiverio que se prolongó durante 70 días, en los cuales fue torturado, amenazado e incomunicado, hasta que resultó liberado. 

Muñoz se trasladó a Buenos Aires, y en el Hospital Ramos Mejía, le diagnosticaron una enfermedad en los testículos causada por la picana que recibió durante su detención, por lo cual debía operarse. 

Poco después, la víctima regresó a Resistencia, Chaco, donde el 26 de noviembre de 1976 fue capturado en la casa de su madre por un grupo de tareas que lo introdujo en un vehículo que se alejó por un camino que llevaba hacia la localidad de Antequeras. 

Esa fue la última vez que se lo vio a Muñoz con vida, y aunque sus familiares intentaron recabar información en comisarías y juzgados, nunca lograron encontrarlo.

Ramón Miguel Avalos era oriundo de Santa Lucía, provincia de Corrientes y militaba en el movimiento de las Ligas Agrarias. Participó en julio de 1972 de una concentración de campesinos con motivo de la visita del presidente de facto Alejandro Agustín Lanusse. 

Por su militancia en estos grupos campesinos, Avalos comenzó a ser buscado por las fuerzas de seguridad y en febrero de 1977, se recibió un radiograma en una comisaría de Goya, en el que se mencionaba su captura en una dependencia policial ubicada en Pampa del Indio, en el Chaco, y esa es la última información que se tiene sobre su paradero.

En ambas causas, la jueza Nirenperger intenta avanzar en la reconstrucción de los paraderos, lugares de detención y responsables en cada uno de los casos. Además, los investigadores requieren la colaboración de ex detenidos políticos y la ciudadanía en general que tenga información, de manera directa o indirecta, de las desapariciones de Muñoz y Avalos.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Previo
Entrada antigua