Select Menu

Municipios

Latinoamerica

Sociedad

.

.

Argentina

Deportes

Internacionales

Cultura y Educación

» » Se avecina la victoria del ejército sirio en Ghouta Oriental

(25/03/18 - Siria)-.A más de un mes de iniciada la ofensiva del Ejército sirio y sus aliados en la región de Ghouta Oriental, esas tropas tuvieron un gran logro: liberar de terroristas alrededor del 90 por ciento del territorio.

Respaldadas por sus fuerzas especiales Tigre y la aguerrida Guardia Republicana, entre otros elementos, incluida la aviación y el fuego de artillería, las fuerzas leales a Damasco transitan un exitoso camino al expulsar a grupos radicales de localidades del emporio agrícola, al este capitalino.

En Ghouta Oriental, región con una superficie de 115 kilómetros cuadrados y una población ascendente a más de 150 mil habitantes, el Ejército estableció un acuerdo con los grupos terroristas que le permite a éstos abandonar la ciudad de Harasta.

También este fin de semana, las unidades castrenses liberaron de radicales la localidad de Ein Tarma y forzaron a esas bandas a aceptar otro convenio para ser evacuadas desde áreas como Jobar, Zamalka, Hazeh y Erbín, hacia la provincia de Idlib, situada a unos 300 kilómetros al norte de Damasco.

A través del corredor humanitario de Erbín, salieron hacia Idlib, la noche del sábado y la madrugada de este domingo, 17 autobuses con 981 opositores armados.

Según mandos del Ejército sirio y la Media Luna Roja, desde zonas sureñas de Ghouta serán evacuados en las próximas horas unos siete mil elementos armados y sus familiares.

Vale decir que en días recientes huyeron de zonas controladas por los extremistas en Ghouta Oriental hacia improvisados campamentos y carpas del gobierno sirio más de 105 mil civiles, los cuales permanecían retenidos desde 2012 por esas bandas. Los residentes transitaron bajo la protección del Ejército sirio por los corredores humanitarios: Campamento Wafidin; Recursos Hídricos en Harasta, Jesrin- Meleha y Hammuria.

Vencido el importante tramo, a las huestes castrenses les restan en Ghouta Oriental, el control de la ciudad de Duma (norte), considerado el mayor bastión de las bandas radicales.

Los cabecillas del grupo terrorista Jeish al-Islam hasta el momento se negaron a negociar con el gobierno sirio su salida de ese territorio.

De acuerdo con la publicación South Front, hasta la fecha Jeish al-Islam rechazó un convenio de reconciliación con las autoridades sirias, sin embargo prometió liberar a tres mil 500 prisioneros y permitir la evacuación de otros tres mil civiles, entre enfermos y heridos.

Mientras tanto, en la propia Duma prosiguen fuertes combates entre las tropas leales al presidente Bashar Al-Assad y la agrupación extremista, la cual tiene en el terreno a miles de combatientes.

Analistas vaticinan que, pese a los propósitos de resistir el asedio de las fuerzas gubernamentales, al final de la jornada Jeish al-Islam tendrá que rendirse o pedir su traslado hacia el sur de este país árabe u otras zonas.

Como la práctica demuestra, las tropas sirias con el arrojo y persistencia de sus combatientes lograron expulsar de Ghouta Oriental a entes radicales como Faylaq al-Raman (leal al Frente al-Nusra) y Ahrar el Cham (Movimiento Islámico de los Hombres Libres del Levante).

También, gracias a esa disposición, podría ser derrotado en breve Jeish al-Islam (Ejército del Islam), grupo extremista patrocinado y financiado por Arabia Saudita, de acuerdo con valoraciones de fuentes sirias.

Acorraladas las bandas takfiríes en Ghouta Oriental, no resulta extraño que las potencias occidentales, las cuales apadrinan y sostienen con armas y financiamientos a esas sucursales, imputara al gobierno sirio el uso de armas químicas en Ghouta Este.

¿Cuál es el objetivo de esas falsas alegaciones? Para no pocos analistas: provocar una agresión directa de las fuerzas de la llamada Coalición Internacional, encabezada por Estados Unidos, contra instalaciones militares y civiles en este país del Levante.

Lo cierto es que, de acuerdo con fuentes militares rusas y sirias, en los asentamientos liberados por el Ejército en los últimos tiempos los terroristas dejaron abandonadas más de 40 toneladas de armas químicas.

Esas fuentes indicaron que en la propia Ghouta Este y otros territorios fueron halladas fábricas clandestinas de productos tóxicos pertenecientes a los destacamentos extremistas, los cuales con sus violentas acciones entorpecen el logro de la paz definitiva en este Estado árabe.

Sin embargo, esas evidencias y las sucesivas victorias del Ejército sirio, que arrebató a sus enemigos terroristas más del 70 por ciento del territorio nacional, son silenciadas por la gran prensa occidental y evidencia una vez más de su complicidad con los grandes poderes mediáticos, económicos y militares.

Por Oscar Bravo Fong, PL

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Previo
Entrada antigua