Select Menu

Municipios

Latinoamerica

Sociedad

.

.

Argentina

Deportes

Internacionales

Cultura y Educación

» » Cemento por verde, la política ambiental PRO de San Isidro

(11/04/18 - San Isidro)-.El intendente Gustavo Posse quiere que Nación le traspase un predio de 17 hectáreas. Dice que quiere construir un parque, pero la oposición denuncia que hay un gigantesco negocio inmobiliario por detrás.
  
Después de fracasar en el intento de quedarse con varias hectáreas del Hipódromo de San Isidro para desarrollar proyectos inmobiliarios, y no conforme con haberlo logrado en otra zona aledaña al Golf, el intendente de San Isidro, Gustavo Posse, tiene en la mira otro espacio verde de la ciudad para llevar a cabo un proyecto millonario.

Se trata del golf de Villa Adelina, un predio de 24 hectáreas que pertenece al estado nacional, que Posse quiere pasar a la órbita municipal con la idea de construir un parque público. El problema es que se reservaría un tercio del parque para desarrollar, cuándo no, proyectos inmobiliarios de gran envergadura.

El golf de Villa Adelina es el principal pulmón verde del partido de San Isidro, y uno de los principales de la zona norte del conurbano. Este año el intendente, Gustavo Posse, anunció la creación de un parque público de 17 hectáreas. El proyecto prevé un 65% del lugar para esparcimiento y un 35% para desarrollo inmobiliario. La preocupación surge porque el espacio verde sirve para absorber el agua y evitar inundaciones.

El golf de Villar Adelina lugar es propiedad de la Armada, que cedió la concesión para que desde hace mucho tiempo funciona un campo de golf de seis hoyos. En una nota elevada el 1 de septiembre de 2017 por parte del Bloque Justicialista de San Isidro se reclamaba la cesión de tierras y la creación de un parque público. Unos meses atrás se rumoreó que en el lugar podían construir un shopping.

Una nota publicada en el sitio oficial de la municipalidad de San Isidro, el 12 de marzo de este año, confirma la cesión de 17 hectáreas. El proyecto, llevado adelante por el gobierno nacional y municipal, dispondrá del 65% del lugar destinado al espacio público, equipamiento deportivo y recreativo y espacios de atención a los vecinos. También se prevé una zona edificable sea la contigua a la Panamericana y que la construcciones no superen los 4 pisos.

Según una fuente consultada la cesión del parque esconde una modificación del código de ordenamiento urbano para otorgar parámetros urbanísticos para un mega desarrollo inmobiliario. Vecinos alertaron que los barrios aledaños la presión de agua es baja, sufren inundaciones y que si se comienza a construir podría complicar más la situación. 

Las 24 hectáreas no sólo ofician como el principal pulmón de San Isidro, también tiene un rol esencial frente a las inundaciones ya que el suelo tiene gran capacidad de absorción de agua.  

Estas prácticas no son novedad en San Isidro. En 2012 un predio aledaño al golf, ubicado en Thames y Panamericana, fue vendido por el municipio. Allí funcionó el Centro Clandestino de Detenciones Casa Sin durante la última dictadura militar.  En 2015 el intendente Posse intentó la venta de espacios verdes del hipódromo local. Un fallo judicial impidió que esto sucediera.

Fabián Brest, concejal del bloque justicialista y secretario de la Comisión de Planificación Urbana y Medio Ambiente del Concejo Deliberante, denuncia que “la Agencia  de Administración de Bienes del Estado y Posse engañan a los vecinos convocándolos a reuniones de aparente carácter participativo e informativo sobre el proyecto. Lo que no les dicen y explican que estas reuniones y encuestas realizadas no son vinculantes y no tienen valor institucional-legal que obligue a modificar la decisión que, la AABE y Posse, ya tienen tomada. Si necesitan de estas herramientas para justificar que se generó una instancia de consulta a los vecinos”.

Según Lucia, vecina del lugar y miembro del grupo de Facebook “Si al espacio verde”, relata que no hay información oficial del proyecto: “En algunos folletos que reparte el municipio dicen que van a usar 8 hectáreas para construir y en otros 12” y además agrega que su objetivo “es cuidar el lugar para las generaciones que vendrán, no hay espacio en San Isidro”. En una reunión organizada el sábado para los vecinos se reclamó que el 100% de lugar sea público.

Los vecinos juntaron más de 3 mil firmas en papel y más de 1200 en el sitio change.org.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Previo
Entrada antigua