Select Menu

Municipios

Latinoamerica

Sociedad

.

.

Argentina

Deportes

Internacionales

Cultura y Educación

» » Con el testimonio de los padres, comenzó el segundo juicio por el crimen de Natalia Melmann

(29/05/18 - Femicidio)-.Tras la sentencia por la que tres policías de Miramar fueron condenados a prisión perpetua, el ex agente Ricardo Panadero comenzó a ser juzgado este lunes 28 ante el Tribunal Oral Criminal 4 de Mar del Plata. 

El hallazgo de ADN del ex sargento en el cuerpo de Natalia Melmann –una joven de 15 años asesinada por cuatro policías durante una madrugada de 2001- fue la prueba determinante. La CPM, a través del programa de Litigio Estratégico, acompañó a la familia en la primera audiencia de este nuevo juicio.

Pasadas las 10 de la mañana del lunes, comenzó en la sala de audiencias del TOC 4 de Mar del Plata –integrado por los magistrados Jorge Peralta, Fabián Riquert y Juan Manuel Sueyro- el juicio contra el ex sargento Ricardo Panadero por los delitos de privación ilegítima de libertad, abuso sexual y posterior homicidio de Natalia Melmann, la joven de 15 años varios testigos habrían visto por última vez cuando un grupo de policías de Miramar la subían a un auto.

Tal como estaba previsto en el cronograma del tribunal, luego de la mención del auto de elevación a juicio se tomaron las declaraciones testimoniales de los padres de  Natalia, Laura y Gustavo. En la sala estaba el imputado y sus defensores, así como los abogados representantes del particular damnificado, Lisa Cabral y Federico Paruolo. La fiscal de juicio es Ana María Caro.

“Chau, má… gracias, te amo”, recordó la madre de Natalia ante los magistrados acerca de las últimas palabras que recibió de su hija. Fue durante la noche del 3 de febrero de 2001, mientras la adolescente de 15 años se preparaba para salir con una amiga. “Antes de salir de casa, me preguntó si esa noche podría quedarse a dormir en lo de su amiga y le di permiso. Ahí es cuando me dice ‘chau má…, gracias, te amo”, narró Laura.

Al día siguiente, como Natalia no regresaba, la madre empezó a preocuparse y ya por la tarde, con el padre de la joven, fueron a buscarla hasta lo de su amiga. Allí no estaba, y tampoco en la casa de Maximiliano, el ex novio. Finalmente por la noche fueron a preguntar a la comisaría de Miramar. La respuesta que recibieron fue la primera sospecha de que algo no andaba bien: “Vuelvan a su casa, no pregunten por su hija, no hablen con la prensa del tema. Dejen pasar 48 horas para empezar a buscar”.

En su relato, Laura contó cómo fueron las tareas de búsqueda de Natalia, el acompañamiento que recibieron de la gente del barrio y amigos de la familia mientras que “la policía no hizo nada”. Cabe destacar que la joven desapareció durante la madrugada del 4 de febrero y su cuerpo sin vida fue hallado el 8 de ese mes en un sitio al que la policía de Miramar no había dejado ingresar a la familia.

Asimismo, durante su testimonio la madre de Natalia señaló al policía Panadero como el que le provocó a su hija una serie de marcas de quemaduras mientras la golpeaban, ya que en la causa se verificó que este cuarto policía era el único de los cuatro responsables del crimen que fumaba.

En cuanto al padre de Natalia, Gustavo Melmann, luego de la audiencia de este lunes agradeció a los vecinos, amigos, organizaciones y periodistas presentes, y afirmó que “la investigación que llegó a juicio es ‘flaca’, nunca hubo voluntad de la justicia en condenar a los policías y hoy, a 17 años y medio del asesinato de mi hija, todavía tenemos que seguir exigiendo justicia”.

Las audiencias del juicio se realizarán de lunes a jueves desde las 9 de la mañana durante aproximadamente un mes, aunque los magistrados del TOC 4 anunciaron que tal vez el debate se resuelva antes debido a una serie de testigos que fueron desestimados por constituir prueba relativa a los otros tres policías que ya fueron condenados en el primer juicio.

Cabe recordar que esta causa contra Panadero fue elevada a juicio por pedido de la fiscal Ana María Caro, quien sostuvo que “se cuenta con elementos suficientes para ejercer la acción penal”. Una de las pruebas centrales en su contra es el análisis de ADN de un vello púbico encontrado en el cuerpo de la víctima, sobre el cual se determinó que hay “un 98 por ciento de certeza” con los datos genéticos del imputado.

Panadero, quien llegó a este juicio en libertad, fue exonerado el año pasado de la Policía Bonaerense. El acusado, que al momento del crimen, era sargento de la Policía Bonaerense, es yerno de Oscar Echenique, uno de los condenados en 2002 junto con Ricardo Suárez y Ricardo Anselmini.

(ANDAR)

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Previo
Entrada antigua