Select Menu

Municipios

Latinoamerica

Sociedad

.

.

Argentina

Deportes

Internacionales

Cultura y Educación

» » Guatemala hace justicia en el caso Molina Theissen

(23/05/18 - Guatemala)-.La justicia guatemalteca condenó a penas entre 33 y 58 años de cárcel a cuatro militares retirados por la desaparición forzada de un menor de 14 años durante el conflicto armado y la violación reiterada de su hermana.

Entre lágrimas y abrazos la familia Molina Theissen escuchó la sentencia de la causa iniciada el 1 de marzo y que revivió uno de los episodios más oscuros de este país, la desaparición forzada del joven de 14 años Marco Antonio en 1981 y los vejámenes contra su hermana Emma Guadalupe.

Aunque con 12 horas de retraso, el Tribunal de Mayor Riesgo C anunció 58 años de prisión para el exjefe del Estado Mayor del Ejército Manuel Benedicto Lucas García, el exjefe de inteligencia militar Manuel Antonio Callejas y el exoficial Hugo Ramírez Zaldaña.

En tanto, el excomandante Francisco Gordillo solo cumpliría 33 años y el exsubcomandante Edilberto Letona resultó absuelto.

Los hechos se remontan a septiembre de 1981, cuando Emma Guadalupe Molina Theissen fue detenida en el departamento de Sololá de manera ilegal y se ordena su trasladado a una zona militar de Quetzaltenango.

Allí fue golpeada y violada sistemáticamente durante nueve días, hasta que logró escapar. Entonces, al no poder localizarla, miembros del Ejército vestidos de civil se llevaron a su hermano Marco Antonio ante la mirada de su madre y hasta ahora se desconoce su paradero.

La condena fue decidida por unanimidad por los tres jueces del Tribunal de Mayor Riesgo C, uno de los que revisa en Guatemala los casos de alto impacto social, y anunciada por Xitumul, su presidente.

Decenas de activistas, que esperaron casi 14 horas para escuchar la sentencia, aplaudieron y se solidarizaron con la familia Molina Theissen al conocerla, en tanto familiares de los condenados lanzaban consignas a su favor.

El 26 de abril de 2004 el Estado de Guatemala reconoció su responsabilidad en la desaparición del menor ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos, instancia que condenó su actuación y ordenó buscar a la víctima, investigar y sancionar a los responsables materiales e intelectuales del hecho.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Previo
Entrada antigua