Select Menu

Municipios

Latinoamerica

Sociedad

.

.

Argentina

Deportes

Internacionales

Cultura y Educación

» » La gendarmería desalojó a los tiros a una comunidad originaria en Salta

(28/05/18 - Pueblos Originarios)-.El gobierno nacional, a través de Gendarmería, expulsó a una comunidad wichi que hace meses venía reclamando al gobierno provincial la instalación de servicios esenciales como el agua y la energía eléctrica.

En la norteña provincia donde la organización filomacrista Grenpeace denuncia el contubernio entre el gobernador Urtubey, representante del 'peronismo blanco' y el poderoso jefe de gabinete PRO Marcos Peña Braun, descendiente del fusiladores patagónicos para deforestar, la alianza se hace patente mediante el accionar coordinado con las fuerzas represivas nacionales.

Decenas de heridos por balas de gomas y detenidos causó el desalojo por la fuerza del corte de la ruta 54, camino a Santa Victoria Este. Infantería los reprimió con gases y balas de goma a familias de La Curvita y de otras 6 comunidades que pedían hace meses luz pública para su asentamiento y la escuela secundaria nocturna.

Varios heridos integrantes de la comunidad La Curvita fueron detenidos heridos con balas de goma, tras el violento desalojo de la Ruta 54 en el Norte.

Estas comunidades vienen de sufrir desde noviembre del año pasado la crecida del río Pilcomayo que los expulsó de sus antiguos lugares de residencia por la destrucción que causó la inundación, al punto que el Gobierno tuvo que habilitar un nuevo asentamiento cerca de la ruta 54, donde hasta la fecha carecen de todos los servicios.

Hoy luego de dos días de corte de ruta los integrantes de la comunidad que pertenece a la jurisdicción de Santa Victoria Este, fueron desalojados compulsivamente por policías de la infantería armados con gases y rifles de balas de goma, del lugar del corte a la altura de Mecle, cerca del camino vecinal de acceso a La Curvita.

Los originarios wichis llegaron a tomar esta medida de cortar la ruta tras varias promesas incumplidas del Gobierno de Salta, desde la crecida del río Pilcomayo. A esta altura exigían que al menos, frente a la extrema precariedad en la que viven en los asentamientos donde se relocalizaron y sin los servicios básicos para una subsistencia digna, que les coloquen un transformador para poder contar con energía eléctrica.

El pedido no demandaba mayor inversión porque el transformador está a 10 kilómetros en la antigua ubicación de La Curvita.

La respuesta vino intempestivamente la tarde del jueves 24 de mayo, sin mediar comunicación alguna, la policía provincial los desalojó por la fuerza con balas de goma y gases lacrimógenos.

Denuncia y repudio del CELS
A las denuncias de decenas heridos, detenidos e incluso integrantes de la comunidad desaparecidos, desde el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) se informó que Rogelio Segundo, cacique y referente de la Asociación Lhaka Honhat, fue detenido cuando trataba de calmar a los policías. También está detenido Mario Segundo, otro referente comunitario. Ambos fueron alojados en la Comisaría de Aguaray, a disposición del juez de Garantías 1 de Tartagal, Nelso Aramayo.

Lo llamativo es que su detención se dio en el día que vence el plazo para enviar las demandas de las comunidades a la Corte Interamericana por la violación del derecho al territorio ancestral, entre otros.

Luego del violento desalojo, el CELS a través de su cuenta de Twitter sostuvo que la única respuesta ante el conflicto de estos pueblos originarios fue la represión y la criminalización de los dirigentes.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Previo
Entrada antigua