Select Menu

Municipios

Latinoamerica

Sociedad

.

.

Argentina

Deportes

Internacionales

Cultura y Educación

» » La iglesia contra la cultura del “sálvese quien pueda”

(30/05/18 - Iglesia Católica y Neoliberalismo)-.
Al celebrar la Misa de Cierre del II Encuentro Nacional de Jóvenes, en Rosario, monseñor Oscar Ojea virtió duros conceptos contra costumbres de la sociedad actual, no obstante aún sin nombrarlo esos conceptos tenían un claro destinatario, Mauricio Macri y si alianza neoliberal conservadora Cambiemos
En su homilía, monseñor Ojea, Obispo de San Isidro y Presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, se refirió tomando textos bíblicos al individualismo como contrapartida del sentido de Patria y llamó al principal dogma del neoliberalismo, el "sálvese quien pueda" egoísta y mezquino.


"Somos parte de un pueblo y tenemos que desarrollar el gusto espiritual de pertenecer a él. Ir a las raíces para vivir la comunión significa entrar en contacto interior con quienes nos dejaron, con trabajo y sudor, esta patria como herencia. Hoy hablamos poco de patria porque respiramos una cultura tremendamente individualista: tengo que preocuparme sólo de mí y el resto que se arregle" apostrofó Ojea en uno de los párrafos de su homilía. 

Luego el titular de la CEA profundizó aún más su crítica y señaló que "es la cultura del “sálvese quien pueda”,  egoísta y mezquina. La patria está mucho más allá de ser sólo un conjunto de individuos que se avienen a cumplir leyes comunes. Ella es madre, nos ha recibido en nuestra casa común y nos exige el desafío de transformarla para hacerla  más equitativa, más fraterna y más cristiana".

Por último el obispo de San Isidro, municipio gobernado por Cambiemos, señaló que los católicos desean "una patria que viva la hospitalidad esencial de la persona humana que es recibir con los brazos abiertos a todos los que están invitados al banquete de la vida y prepararles una casa digna de ser habitada. Por eso expresamos que VALE TODA VIDA".

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Previo
Entrada antigua