Select Menu

Municipios

Latinoamerica

Sociedad

.

.

Argentina

Deportes

Internacionales

Cultura y Educación

» » “No es una persona que por su trayectoria garantice el equilibrio”

(13/05/18 - Senado de la Nación)-.El senador nacional Marcelo Fuentes (FpV-Neuquén) fue un hombre de peso del Frente para la Victoria durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, condujo una de las principales comisiones del Senado como lo es Asuntos Constitucionales. 

Hoy, es el presidente del bloque que tiene entre sus filas a la ex presidenta de la nación. En esta entrevista repasa la actualidad del peronismo, la intervención del PJ, el desafuero de CFK, las tarifas y el rol de la oposición en la Cámara alta.

Empiezo preguntándole por el Desafuero de Cristina Fernández, ¿Cuál es su postura?
Nuestra postura es fundamentalmente preguntar el motivo del desafuero, si es por Traición a la patria, se va a caer. La segunda cuestión es que no hace falta nada para tratarlo, la propia ex presidenta lo planteó, vamos a tratarlo directamente en el recinto. Es evidente que es una causa tan traída de los pelos, podría incluso haber colaborado Servini de Cubría en la redacción.

¿Cómo juzga el rol de los legisladores en el Acuerdo con Irán?
Apenas leí la causa lo primero que pedí es que nos procesen como participes necesarios, primero que los tratados internacionales no son materia judicializable, son atribuciones del Ejecutivo y del Congreso que debe convalidar. Lo que dice Bonadio en dos párrafos es que fuimos engañados. Es una estupidez ese argumento. Con ese criterio los senadores que tienen pools de siembra no pueden votar leyes que tienen que ver con el campo. Es ridículo.

¿Qué piensa entonces de la estrategia de que el tema sea tratado en la comisión?
Es para grillar, para tener el tema en la parrilla, para agitarlo. La señora se ríe de eso. Es muy berreta.

Si tuviésemos que especular que pasaría en el recinto…
No hay motivos para el desafuero. El actual jefe del bloque Argentina Federal ha manifestado eso y además han tenido una conducta con casos similares, me consta eso.

¿Qué opinión tiene de todo lo que ha pasado con la intervención del PJ?
El sistema político argentino es una democracia tutelada. Desde el inicio de los golpes de Estado esa tutela ha sido ejercida por sectores dominantes con intereses estratégicos permanentes a largo plazo y ha permitido el juego democrático siempre y cuando eso no afecte sus intereses centrales. Era una democracia tutelada porque le método de corrección fue el golpe. Si hacemos una línea imaginaria de la participación del asalariado en la renta toda vez que los asalariados sobrepasaban la participación de la renta en un porcentaje venia el golpe correctivo. Siempre el esquema consistía en la construcción de la “Leyenda Negra”. Yrigoyen era un viejo al que le escribían el diario, Perón era un viejo corrupto, Illia era una tortuga, y así sucesivamente. En este caso, en la actualidad, a mi modo de ver sería la primera vez que hay una restauración conservadora a través del voto popular. Hoy hay una alianza estratégica entre la justicia y medios, es una estrategia en común en América latina, la vimos en Brasil con Dilma y la vemos en Argentina.

Y en este contexto como entra la intervención del PJ…
Entiendo que en este marco de condicionamiento de la opinión pública a través del monopolio informativo es que viene esta payasesca intervención cuyos fundamentos o están deliberadamente hechos mal para mandar un mensaje de “mira me obligaron a hacer esto” o la jueza Servini de Cubría ya está muy gaga. Cualquier intento de reconstrucción del peronismo tratan de pegarlo a lo más nefasto del pasado, Luis Barrionuevo es una imagen nefasta del pasado. Es el equivalente al ataúd de Herminio Iglesias. Quieren pegar al peronismo con eso, admitamos que para los jóvenes no debe ser muy atractivo un debate entre Gioja y Barrionuevo.

¿Hoy la leyenda negra es el peronismo?
Hoy la leyenda negra es transformar actos de corrupción propios de cualquier gobierno en un sistema. La leyenda negra es José López filmado tirando bolsos. Ya podríamos llamarla la corrupción con lumbago, que estructura de corrupción puede haber si un tipo termina lavando plata en efectivo tirando bolsos a un convento. Cada colocación de un bono que hacen estos muchachos se llevan mil veces más.

¿El tema López lo pudo hablar con Cristina personalmente?
Si, sí. Ella lo ha dicho públicamente también, que López diga que empresarios le dieron la plata. Es fácil.

¿Cree que la aparición de la justicia en el PJ tiene que ver con la posibilidad de ir camino a una unidad?
Tiene que ver con eso por un lado y también tiene que ver con una situación de descontrol en el marco de la justicia en Argentina. Cuando un gobierno acuerda con la corte el manejo de las escuchas, está hablando de dos poderes que se han puesto de acuerdo en algo que corresponde a un tercer poder. Falta que diga que les han ordenado a los senadores, algunos de la oposición como Pichetto y Urtubey, que elaboren un proyecto para que sea votado.

¿Cómo se ha llegado a esto?
La incapacidad de resolver, entiendo que por el abandono. Una constitución como la del 94 que nace en el marco del consenso de Washington con la idea de sostener el bipartidismo como sistema de alternancia. Ese sistema que se iba a sostener con el peronismo representando a las clases trabajadoras y el radicalismo a las clases medias, con un radicalismo que defecciona de sus intereses de defensa de las clases populares, termina con que la prolongación de las políticas se va a otros medios. La justicia se ha transformado en la prolongación de la política. Hay dos sectores que no han hecho su autocritica después del golpe, la iglesia y la judicatura. Todo esto ejercido con el control difuso de la constitucionalidad, algo que sucede en pocas partes del mundo, en donde en la mayoría de los países los jueces juzgan actos y conductas en base a hechos, no juzgan leyes. Las leyes las juzgan tribunales específicos. Es un reaseguro que las clases dominantes mantuvieron.

¿Qué opinión tiene de la candidata a jefa de los fiscales Ines Weinberg de Roca?
Primero hay que entender que las instituciones están atadas al lugar donde se desarrollan, no estamos hablando de instituciones en Oslo, no estamos hablando de una fiscalía en Copenhague, estamos hablando de La Matanza, Avellaneda, este es el país que tenemos y los jueces que tenemos. No es una persona que por su trayectoria garantice el equilibrio, esto es una opinión mía no se ha discutido en el bloque, no tiene a mi gusto ecuanimidad por ejemplo en materia de Derechos Humanos. Independientemente de la especialidad, ni siquiera me meto con sus parentescos.

Como se relaciona con sus ex compañeros de bloque…
Mantengo una relación muy buena. Primero nunca hubo una reunión de ruptura, eso fue una decisión llevada adelante por quien era el jefe de bloque.

NCN: ¿Y con Pichetto como se lleva?
Yo tengo personalmente buena relación con él. Nosotros entendemos que el curso es tema por tema, a medida que la realidad vaya marcando algunas expectativas, va a ser más fácil poder acordar políticas conjuntas. Se ha visto, si bien somos 8 miembros, hay votaciones que hemos estado con 17 o 18 votos. Hay compañeros que desde la lectura político/ideológicas son coincidentes. Este es el trabajo nuestro, no es pelearnos con el bloque justicialista ni sumar senadores, es ir tema por tema discutiendo desde la política los intereses populares.

¿La ruptura tuvo que ver con el peso de los gobernadores o había cuestiones personales en el medio?
Más que cuestiones personales, hay una sobreactuación de algo que era el tema de ‘garantizar gobernabilidad’ que a mi modo de ver es errónea. Cuando se dijo que Cristina no podía estar en el bloque fui el primero que salió a decir que no tenían autoridad para decir quién podía estar. Finalmente, el FpV somos nosotros. A nosotros se nos votó opositores, racionales pero opositores y no cogobernantes como están haciendo ellos.

Por último, le pregunto por el tema que comenzará en el Senado, ¿Qué opina del aumento de tarifas?
No se puede llevar adelante una reforma laboral, previsional, una caída abrupta del consumo y una transferencia brutal de recursos si antes no se monta un aparato represivo, primera cuestión. Esto está íntimamente vinculado con otros proyectitos que van mechando, como la flagrancia. En este contexto, para encontrar algo parecido a lo que se está haciendo hay que remontarse a los 90, en donde la brutal transferencia de recursos se hizo a través de los activos comunes no de los activos personales del bolsillo de cada ciudadano. Lo que se estaba transfiriendo eran los activos de las empresas en manos del Estado, ahora directamente es robarle al laburante su bolsillo.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Previo
Entrada antigua