Select Menu

Municipios

Latinoamerica

Sociedad

.

.

Argentina

Deportes

Internacionales

Cultura y Educación

» » “Nunca había visto un feminismo como el de hoy en día, es admirable”

(31/05/18 -Géneros)-.La Alianza Francesa, junto con la Asociación “Marianne” y la Embajada de Francia organizaron un ciclo de actividades que se desarrollaron del 14 al 26 de mayo para fomentar el debate en torno a la cuestión de género desde 1968 hasta la actualidad. 

Compartimos la conferencia en la que participó Dora Barrancos, Licenciada en Sociología, magíster en Educación y doctora en Historia. Es Directora del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET). 

Mientras miles de personas se movilizaban a Plaza de Mayo en lo que fue la segunda “Marcha de las antorchas” en rechazo al tarifazoy las recientes reuniones del Gobierno con Christine Lagarde (directora del FMI), el auditorio de la Sede Central de la Alianza Francesa de Buenos Aires se preparaba para su próxima Conferencia a cargo de Dora Barrancos.

Dora es Licenciada en Sociología, magíster en Educación y doctora en Historia. Es Directora del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) desde mayo de 2010. Con sus 77 años es conferencista a nivel internacional y ha escrito numerosos ensayos y publicado libros tales como “Mujeres, entre la casa y la plaza” o “Inclusión/exclusión. Historia con mujeres”.

Con la mirada terminante y el pañuelo verde ligado a su muñeca, da comienzo a la exposición. Esta vez titulada “Mujeres y feminismos: La larga evolución de los años 1960 a nuestros días”, las palabras que esgrimió la doctora delante un público que desbordaba interés, lograron condensar más de 50 años de historia de luchas feministas en todo el mundo.

El objetivo era mostrar la influencia de la serie de protestas que se llevaron a cabo principalmente por jóvenes en Paris el quinto mes de 1968, sumidos en un contexto descolonizador, de agitación constante. Los ejes principales que atravesó la charla fueron la presencia de mujeres en las calles, las contradicciones internas que generó el feminismo dentro de la propia izquierda y el registro del impacto que provocó la liberación sobre el movimiento argentino. “Se puede medir una crisis social con sólo observar la cantidad de mujeres que se manifiestan en la vía pública” señala la doctora, con un poco de ironía en su mensaje, haciendo referencia a la masividad de niñas y adultas que colman las calles al menos una vez por mes en el país pidiendo por sus derechos y el cese de la violencia machista.

La crisis que atravesaba Francia en ese momento era lo suficientemente grande para que se vean en las calles a ambos sexos. Las mujeres venían tomando áreas como la educación, la ciencia y el mercado laboral, que habían sido históricamente esquivos a ellas, pero era la primera vez que tal cantidad se mostraba en las barricadas. De este modo había presencia de mujeres, pero no cauces feministas.

La izquierda todavía experimentaba cierta discrepancia con lo que fue la emancipación femenina, sumado a que no existía un feminismo organizado que pueda aprovechar la revuelta para elevar sus consignas. Sin embargo, Dora insiste en que el ascenso de la “imaginación al poder” y el “disfrute del deseo” habilitarían los siguientes avances, ya que motivaban a la organización de quienes creían fervientemente en una forma de vida donde prime la libertad.

EnArgentina podemos destacar como cimientos fundamentales que dieron lugar a la liberación de la mujer al concretado por Eva Perón, la sanción del sufragio femenino en 1947, que fue producto de décadas de lucha feminista y socialista. Previo a aquel se puede nombrar a la ley de trabajo femenino de 1907 y a los textos escritos por Alfonsina Storni y Salvadora Medina Onrubia. Estos últimos destilaban rebeldía, cualidad que en palabras de Dora Barrancos, “es la que se opone a la adaptación”: esboza desobediencia e insurrección. De cualquier forma, recalca, la mayor herencia del mayo francés en Latinoamérica fue la caracterización del patriarcado.

En otras palabras, fueron tanto la teoría feminista de Simone de Beauvoir como el ejemplo de contumacia de la mujer francesa que aparecía en las huelgas parisinas las que en conjunto llegaron a nuestro continente para inspirar luchas futuras. “El vínculo fue con Europa, pero años después fuimos formando un feminismo anglosajón” dice, para hacer hincapié en el triunfo de la audacia estadounidense por sobre el afluente teórico-intelectual francés en Argentina.

El momento cúlmine de la conferencia se produjo cuando la filósofa, socióloga e historiadora expresó su admiración hacia la evolución del feminismo hasta hoy. “Es interclasista e intergeneracional, no admite fronteras, alcanza a todas. Las subjetividades renovadas y la condición de posibilidad múltiple en base al derecho al cuerpo hacen que sea una lucha conjunta. En la calle ves a chicas de 13, 14 que nunca leyeron teoría feminista -felizmente- y a mujeres de 70 años caminando juntas.” En su opinión, estamos en un momento positivo y con grandes oportunidades para alcanzar esa utopía que está en el horizonte, pero nos permite caminar.

*Por Micaela Fernández Erlauer

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Previo
Entrada antigua