Select Menu

Municipios

Latinoamerica

Sociedad

.

.

Argentina

Deportes

Internacionales

Cultura y Educación

» » Apoyan contramedidas arancelarias ante presiones de Estados Unidos

(27/06/18 - Canadá)-.El gobierno de Ottawa necesita mantenerse firme ante las presiones arancelarias de Estados Unidos, coincidieron representantes de compañías siderúrgicas, fabricantes y de sindicatos de trabajadores del acero durante una audiencia hoy en el parlamento.

Los asistentes a una reunión especial del comité de Comercio de la Cámara de los Comunes se solidarizaron este martes con las contramedidas dispuestas por Ottawa para hacer frente a las políticas proteccionistas de la administración estadounidense.

El 1 de junio, el mandatario Donald Trump ordenó elevar los aranceles a las importaciones de acero y aluminio de Canadá, México y la Unión Europea.

En respuesta, Ottawa anunció que impondría a Washington, -a partir del venidero domingo- aranceles por un valor de 16 mil 600 millones de dólares a materias primas y productos tan disímiles como el propio aluminio y acero, barriles de cerveza, whisky, papel higiénico y hasta lacas para el cabello.

Al respecto, los asistentes a la audiencia urgieron al gobierno del primer ministro Justin Trudeau a adoptar acciones para proteger a las compañías y trabajadores afectados.

Apoyamos las contramedidas anunciadas por el gobierno federal y creemos que deben ser exhaustivas e inmediatas, declaró Ken Neumann, director del sindicato Trabajadores Unidos del Acero.

Por su parte Joseph Galimberti, de la Asociación Canadiense de Productores de Acero, calificó las contramedidas como justificadas y apropiadas.

La perspectiva de una guerra comercial total ya no es una noción abstracta: es una realidad en toda regla. Los ataques comerciales de Estados Unidos contra Canadá son una amenaza clara y presente para nuestra economía, opinó por su parte Jerry Dias, presidente de Unifor, el sindicato privado más grande del país.

Durante un mitin la víspera en Carolina del Norte, Trump amenazó con medidas adicionales, como imponer un impuesto del 25 por ciento a los automóviles fabricados en Canadá, ante lo cual expertos llamaron a que la nación norteña adopte igual decisión con los estadounidenses.

La industria opera con márgenes de un dígito y se detendría con un aumento del 25 por ciento en el precio. Un automóvil de 32 mil dólares, que es un precio promedio aquí, sería muy difícil de vender si de inmediato costara 40 mil dólares, razonó Flavio Volpe de la Asociación de fabricantes de autopartes.

La estabilidad económica de la provincia de Ontario está en riesgo, pero igualmente en Michigan, Ohio, Indiana, Pensilvania, Kentucky, Alabama, Nueva York, esa acción por sí misma enviaría a esas regiones a la recesión rápidamente, agregó.

John White, de la Asociación Canadiense de Concesionarios de Automóviles, instó a los negociadores del país y a la ministra de Asuntos Exteriores, Chrystia Freeland, a acabar de concretar la revisión del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Tlcan), tema que mantiene tensiones entre ambos países y México.

Necesitamos presionar para volver a la mesa de negociación y asegurar un nuevo Tlcan que evite, a cualquier costo, una guerra comercial en la industria automotriz con Estados Unidos y ponernos a salvo de un camino destructivo para todas las partes, argumentó White.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Previo
Entrada antigua