Select Menu

Municipios

Latinoamerica

Sociedad

.

.

Argentina

Deportes

Internacionales

Cultura y Educación

» » "Hoy lo único instalado en la agenda es el déficit, el FMI, las offshore, el narcotráfico..."

(29/06/18 - San Antonio de Areco)-.El Intendente Francisco “Paco” Durañona ya se candidatea para suceder a Vidal. Dice que el peronismo tiene que “enamorar”, que Cambiemos “no tiene gestión ni planificación” para la Provincia. Y pide una mirada “desde el interior” para “terminar con la conurbanización” de la política.

Francisco “Paco” Durañona fue reelecto intendente en 2015 y después de gobernar desde la oposición, es el primer peronista que se mostró dispuesto a emprender la carrera para suceder a María Eugenia Vidal en la Provincia. 

Lo rodean fotos en los que se lo ve abrazado a Néstor Kirchner, Cristina Fernández y Evo Morales, esos líderes políticos a los que, un rato más tarde, calificará como “amorosos”.

Estuviste cuatro años gobernando con el oficialismo y ahora casi tres con la oposición. Más allá del cambio de políticas, ¿hay diferencias de gestión y trato institucional?
Tuviste que venir vos a Areco porque no tengo agenda en La Plata. No es que no quiera ir: no hay agenda. No hay trabajo de los ministerios, de hecho nos va a costar mucho recordar los nombres de tres ministros, porque no hay gestión. 

Hay, como hubo antes con Daniel Scioli -y yo fui uno de los que cuestionó esa situación-, un trabajo de relaciones públicas para presentar a María Eugenia Vidal como parte del recambio de Cambiemos, pero la gestión no existe. No hay gestión, ni planificación, ni agenda para los intendentes. Si vamos a La Plata es por una agenda política que armamos nosotros, entre colegas, para ir a la Legislatura.

¿Para los intendentes de Cambiemos tampoco hay?
Para los de Cambiemos, y otros, sí hay. Por algo existe un bloque del PJ aislado de Unidad Ciudadana, con intendentes que todavía hoy dicen que pertenecen a Unidad Ciudadana. Tener un bloque aparte no tiene nada de malo, el tema son las votaciones. Hay una relación directa entre determinadas votaciones y la agenda en La Plata.

¿Así explica que Vidal logre aprobar las leyes más polémicas, que muchas veces van en contra de lo dijo que el peronismo en la campaña, aún sin mayoría propia?
Es muy difícil de explicarlo. Sobre todo con algunas leyes que le hacen daño al ciudadano común. En el caso del Congreso, muchos legisladores que venían acompañando iniciativas de Macri terminaron nucleándose para frenar el tarifazo. 

Eso explica por qué la Justicia y las Legislaturas tienen la peor imagen para el ciudadano común. El conjunto de la sociedad no puede decir el nombre de un solo legislador, porque no los conoce. 

Esto le conviene al sistema, a la política tradicional de acuerdos estructurales que se hacen a puertas cerradas. Que legisladores electos por Unidad Ciudadana, en votaciones determinantes, que impactan en la agenda ciudadana, estén de viaje por el exterior con el presidente de la Cámara, es escandaloso.

¿Se puede vender un legislador por un viaje?
A mí no me entra en la cabeza. Pero tiene que ver con gran parte del problema de la política y con la desconfianza que eso genera en la sociedad. Cuando Néstor Kirchner fue presidente abogó por la recuperación de la política bien entendida: del que va de frente, dice las cosas, discute cuando tiene que discutir. 

Eso hizo que volviera el amor por la militancia y la política. Una de las grandes farsas de Cambiemos tuvo que ver con renovar la política y acabar con estas prácticas.

¿Le creiste a Cambiemos en algún momento? 
¿Sabés que sí? En algunas cuestiones me pareció sano para la Argentina que hubiera una alternancia de espacios políticos, que institucional y democráticamente nos acostumbremos a convivir con eso. Hubo algunas propuestas que se plantearon que me parecían interesantes. 

Hoy me genera una sana envidia cómo siempre dan la cara. Aún en los peores momentos van y se prestan a una entrevista, y las últimas que he visto han sido bastante a fondo, aún frente a quienes se podía considerar que eran periodistas aliados. 

Pero la verdad es que si a uno, siendo adversario, le habían generado una pequeña expectativa sobre la mejora en la calidad institucional y democrática, a sus votantes, que tenían una expectativa inmensa, les provoca una profunda frustración, y esto se ve en la calle ya.

¿Se le puede complicar a Cambiemos en 2019?
Estoy convencido de que las chances de Cambiemos de seguir gobernando son mínimas. 

¿Falta construir una alternativa?
Sin lugar a dudas. Para que eso suceda tiene que haber una alternativa superadora en todos los aspectos: salir de la conurbanización, de la sistematización de la política. Hacer una mirada hacia los sectores que están más allá de los centros urbanos, hacia el interior, los gobiernos locales, el arraigo, y diseñar otra propuesta que vuelva a enamorar. Hoy lo único instalado en la agenda es el déficit, el FMI, las offshore, el narcotráfico -para justificar alguna política pública indeseable-, pero los gobiernos locales no existen en la agenda, y esto va en contramano a lo que sucede en el mundo.

Desde este territorio, que es tranquilo, en cuanto a la realidad social, si no se hubieran aplicado las políticas de Néstor y Cristina, si no estuviera esta base que implica la inclusion previsional, la AUH, cooperativas, estaríamos en pleno estallido social. Si en nuestros territorios, en vez de tener el 97 por ciento de abuelas en condiciones de jubilarse o jubilados, tuvieramos a la mitad, sin cobertura social, sin PAMI, sin un mango, ¿qué pasaría?

La candidatura a Gobernador, ¿tiene posibilidad de concretarse o es una aspiración?
Como aspiración no tiene validez. No creo en la aspiración de ser algo, la carrera política. Sí estoy convencido de que todos los que formamos parte de un espacio político, por fuera de los centros urbanos, hoy tenemos que ofrecer una alternativa distinta a lo que fue un ciclo de conurbanización, romper con la lógica de que sólo tienen valor los dirigentes que tienen muchos votos y que las políticas se acuerdan entre ellos. 

La única elección que ganamos en el interior fue 2011, después perdimos todas. En 2017 estuvimos al borde de perder también en el Conurbano. Es lógico, si no hablamos de producción, ni nos sentamos con el sector agropecuario para bancarnos lo que nos tengan que decir, más allá de retenciones sí o retenciones no. 

Nosotros sintetizamos nuestro modelo en la palabra arraigo. Es el modelo que va a volver a enamorar a los argentinos. Necesitamos enamorar, no estrategias, enamorar como lo hizo Evo Morales con su pueblo; con liderazgos que van a calificar de populistas y nosotros consideramos amorosos, con el amor a un pueblo y a su historia.

Creo que estoy en condiciones de hacer un aporte en ese sentido. Hay que intentarlo, y si no se puede estamos peor de lo que pensaba. Creo que hoy, con las redes sociales y los aprendizajes que hemos vivido, es imprescindible que se pueda. 

Si no sale, hay que dar un debate a fondo sobre el financiamiento de la política, porque va a ser cada vez más pequeño el hueco del embudo para quienes quieran presentarse como actores políticos. Eso no es democracia, termina siendo prácticamente una monarquía.

Fuente: InfocieloFototografía: Victoria Zumárraga 

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Previo
Entrada antigua