Select Menu

Municipios

Latinoamerica

Sociedad

.

.

Argentina

Deportes

Internacionales

Cultura y Educación

» » Me enojé

(10/06/18 - Salud reproductiva, Opinión *Por Perla Prigoshin)-. Se me terminó la “tolerancia a la diferencia”. ¡No tendría que existir NINGUNA MUJER en contra de la legalización del aborto!

¿Qué les pasa a las que están en contra? ¿Creen que alguna de nosotras iría livianamente a abortar en lugar de salir de paseo con amigxs o familiares?


Las que están en contra se sienten más íntegras, más éticas, más honestas, más humanas que las que apoyamos la legalización del aborto. ¿Cómo se atreven a incurrir en semejante contradicción? 


Si realmente fuesen humanas serían humildes y desde la humildad se pondrían en el lugar de una congénere embarazada contra su decisión. ¿Qué harían ellas? ¿Andarían revoleando la argolla irresponsablemente porque total, después abortarían? Me parece escucharlas gritar “¡nooo, nosotras no somos así!”. ¿Saben qué? ¡¡¡Las demás tampoco!!!

Entonces, si el embarazo no deseado es algo que nos pasó -sin importar si fue producto de una violación, un forro pinchado o el desconocimiento y la ignorancia porque falta educación sexual- y que vamos a resolver de cualquier forma, con los medios que tengamos a nuestro alcance, sea perejil, un pedazo de hierro, la cureta, pastillas, con o sin asepsia,


¿Qué buscan mis congéneres con mantener penalizado el aborto?


*Coordinadora de la CONSAVIG (Comisión Nacional Coordinadora de Acciones para la Elaboración de Sanciones de la Violencia de Género) durante la gestión de Cristina Fernandez de Kirchner

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Previo
Entrada antigua