Select Menu

Municipios

Latinoamerica

Sociedad

.

.

Argentina

Deportes

Internacionales

Cultura y Educación

» » Aún no se ha definido el futuro político del ex presidente paraguayo

(04/07/18 - Paraguay)-.Sentado en un banco de una sala de espera, el expresidente de Paraguay Nicanor Duarte Frutos (foto) (2003-2008) enfrenta hoy una realidad inesperada que pudiera comprometer su futuro político.

Senador vitalicio por la Constitución de la República de Paraguay, Duarte se jugó una carta que aún no logra ser ganadora: la de ser admitido en el Senado como un representante activo.

Desde el pasado 30, día en que juraron ante el Congreso diputados y senadores para la legislatura 2018-2023, el caso del ex jefe de Estado rebasa los límites de la alta política paraguaya.

Electo como senador en los comicios de abril por el Partido Colorado, su juramento quedó por resolver tras la configuración del nuevo Senado el sábado, con Silvio Ovelar (Partido Colorado) como nuevo titular.

Duarte se presentó a la sesión sabatina aupado por el fallo favorable de la jueza electoral María del Carmen Novais ante una demanda en contra del anterior presidente del Senado, Fernando Lugo (Frente Guasu), que no lo convocó para prestar juramento por considerarlo una violación a la Carta Magna guaraní.

En esa jornada de promesas ante el Congreso estuvo Mirtha Gusinky -juró como senadora en lugar de Duarte-, que fue convocada por Lugo.

La víspera, Ovelar (partido Colorado), anunció que la sesión extraordinaria en la que se vería el caso Duarte se suspendía porque algunos legisladores de la oposición consideraban que ya es senador vitalicio y no puede ser activo, con voto.

La máxima figura de la Cámara Alta informó a los medios que no hay suficientes firmas para esa convocatoria, tras la retirar la suya cuatro senadores.

Conocedores estiman que en el caso que quieran forzar la convocatoria y juramento de Duarte, los senadores se tropezarán con el hecho de que Gusinky ya juró como miembro d esa instancia legislativa e incluso participó en la elección de la nueva mesa directiva.

Por otro lado, siendo ya senadora, la Constitución dispone que el único motivo por el cual puede ser sacada de su cargo es la pérdida de investidura, señalaron. Y argumentaron que ella no incurrió en ningún motivo por el cual se le pueda aplicar la sanción.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Previo
Entrada antigua